noviembre 20, 2013 By Redacción Huellas

Los niños sicarios en México en el Día Internacional del Niño.

Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Conmemorando el Día Internacional del Niño, cabe preguntarse, ¿Cuáles son los avances del gobierno del Estado mexicano en materia del protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño, relativo a la participación de niños en los conflictos armados?.

Organizaciones civiles como la Red por los Derechos de la Infancia(REDIM), que ha dado seguimiento al fenómeno del reclutamiento de menores de edad por parte del crimen organizado en México, calcula que actualmente hay en México «entre 20 y 30 mil niños, niñas y adolescentes, que ingresan a las filas del crimen organizado» señaló Juan Martín Pérez García, director de REDIM.

Asimismo agregó que los menores son reclutados por los narcos para trabajar como informantes, vigilantes y en promedio tienen 13 años, varones y mujeres, estas últimas son usadas para la explotación sexual, refiere el director de REDIM.

Hace algunos meses el estado mexicano retiró la declaración interpretativa contra el artículo 4 del Protocolo, lo que significa que el Estado asume, la responsabilidad de dar protección en su conjunto a los menores que han sido reclutados por grupos armados, pero especialmente que tiene la responsabilidad de prevenir estas prácticas, así como también desvincular de estas agrupaciones a los chicos que pudieran estar siendo usados por grupos armados no estatales, refirió el especialista de la Red por los Derechos de la Infancia.

La obligación de las autoridades nacionales de llevar a cabo “todas las medidas posibles para impedir el reclutamiento y utilización (de infantes)” por parte de grupos “distintos a las fuerzas armadas”, se establece en el protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados.

Además prohíbe el reclutamiento de menores de edad no sólo en ejércitos regulares, sino también en todo tipo de fuerzas armadas “no estatales”.

En México, en 2012 UNICEF reportó que son más de 25 mil niños y niñas, que forman parte del crimen organizado.

Los especialistas, señalan, que ‘los niños sicarios’ se desarrollan en un ambiente de violencia, pobreza y abandono familiar, por lo que crean una subjetividad, en donde se ven así mismos como en su casa luego de ingresar a las organizaciones criminales.

Anabel Pagaza, presidenta del independiente Consejo Mexicano de Psiquiatría, dijo que los menores son vulnerables ante los cárteles de la droga, son cooptados y adiestrados por estos grupos para torturar o asesinar a integrantes de agrupaciones contrarias.

“Hay mucha falta de identidad en nuestros niños y adolescentes. De no ser nadie a ser sicario, narcotraficante, eso les da un se sentido como seres humanos”, explica.

El director del Centro Binacional de Derechos Humanos de Tijuana, Víctor Clark, refiere que para los menores que participan en el crimen organizado el promedio de vida después de inmiscuirse es de tres años.

En ese sentido, la Red por los Derechos de la Infancia, que agrupa a varias organizaciones pro derechos de los niños, afirma que en los últimos cuatro años han muerto unos 1.200 menores de 18 años por la violencia del narcotráfico.

A unos días de que liberen a Edgar Jiménez Lugo, el ‘niño sicario’, un menor de 14 años que reconoció ser parte del Cártel del Pacífico, y haber torturado y asesinado a 4 personas, solicitó protección especial a las autoridades, debido a que teme por su vida.

En 2010, se detuvo a Edgar Jimenez Lugo quien también es conocido como ‘El Ponchis’, en el aeropuerto de Cuernavaca, Morelos cuando intentaba escapar hacia la frontera con Estados Unidos.

El niño sicario durante su detención, confesó haber participado en cuatro decapitaciones pero aseguró que lo hizo bajo la influencia de las drogas y porque lo habían amenazado con matarlo en caso de que no lo hiciera.

Fue reclutado en las calles por la cabeza del Cártel del Pacifíco Sur en Morelos, Julio de Jesús Hernández Radilla, alias ‘El Negro’, quien de acuerdo con la versión del menor, lo adiestró para torturar y matar bajo el influjo de la mariguana.

Cabe señalar que a mediados del 2010 una serie de videos comenzaron a circular en la página Youtube en donde se observa al niño participando en la tortura y muerte de varias personas.

En el interrogatorio, el menor relató que sólo cursó hasta el tercer año de primaria en Jiutepec, Morelos y declaró que fue entrenado bajo un régimen castrense, ya que lo ponían a marchar; se formaba con otros ‘reclutas’, era golpeado y puesto bajo arresto si incumplía. También dijo que recibía US$3.000 por cada rival asesinado y que cuando no localizaba a sus adversarios elegía a cualquier persona inocente, para cobrar el dinero.

Actualmente, ‘El Ponchis’ abandonará el Centro de Ejecución de Medidas Privativas de la Libertad para Adolescentes en el estado de Morelos tras tres años de encierro. El niño sicario, ha pedido protección a las autoridades debido a que tiene miedo de que el cártel intente reclutarlo de nueva cuenta.

La presidenta del Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA), Ana Virinia Pérez, aceptó que los tres años de medida privativa de la libertad impuesta a Edgar Jiménez Lugo, no fue suficiente para su reinserción. Agregó que el órgano impartidor de justicia respeta en principio el derecho de los menores.

Víctima y/o victimario, la reinserción un tema complejo.

Ana Virinia Pérez dijó que desde la reclusión del adolescente se le asignó un terapeuta, pero el delincuente lo rechazó; entonces, el Tribunal contrató otro terapeuta sólo para él.

Asimismo dijó: “Obtuvimos resultados favorables, pero quienes han estado en terapia saben que se lleva muchos años trabajar la historia de personas, es un trabajo que implica muchos años, lo que no se va poder hacer con Edgar Jimenez”.

Además, señaló: “Hemos hecho todo lo que se ha podido con él, sin embargo, él tiene que concluir ya el 3 de diciembre, es el límite para que concluya su medida sancionadora, esté reinserto o no, tiene que salir. Es un principio de legalidad”, justificó Pérez Güemes.

Legalidad, derechos de los menores infractores y las medidas de reinserción social.

No existen análisis de los avances en favor de erradicar las conductas antisociales de los menores infractores, en ese sentido, la reinserción social no es valorada como el objeto fundamental del Estado mexicano.

Se abre la puerta al debate con respecto a la legislación vigente de menores infractores. Muchos se preguntan qué hacer con los niños que participan en cárteles de narcotráfico y la delincuencia organizada.

En esta polémica, algunos han propuesto abrir albergues especiales para los niños sicarios, mientras que otros se inclinan por aumentarlos castigos.

Actualmente la legislación vigente señala que niños menores o de 12 a 14 años no pueden ser encarcelados, de los 14 a los 16 hay una pena máxima de tres años (aún cuando el delito haya sido grave) y de 16 a 18 años la pena máxima es de 5 años.

El Senado analiza la posibilidad de reducir a 12 años la edad en que un menor puede ser sujeto de sanciones penales, especialmente quienes se involucren en narcotráfico u otras acciones de delincuencia organizada.

La propuesta no resolverá el problema, dice Anabel Pagaza,Presidenta del independiente Consejo Mexicano de Psiquiatría, porque las causas que originan la violencia, es decir, adicciones, crisis familiar y económica, siguen vigentes.

Al respecto se plantean interrogantes tales como; ¿El sistema penal del Estado Mexicano es capaz de tratar la conducta criminal?, ¿De proporcionar seguimiento?, ¿De lograr la reinserción social de los delincuentes?, ¿El gobierno mexicano cumple con las medidas que el Comité de los Derechos del Niño le recomendó emprender?, entre estas últimas destacan las de recopilar información precisa sobre el número de menores que forman parte del crimen organizado, así como programas para su desmovilización y reinserción en la sociedad.

Redacción Huellas de México.


Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *