noviembre 13, 2013 By Huellas de México

Continúa escalada de violencia en regiones ricas.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las tasas más altas de homicidios en México se registran en los municipios de menor pobreza, señala un reporte del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentado ayer.

El patrón de violencia, según el Informe Regional de Desarrollo Humano 2013-2014. Seguridad Ciudadana con Rostro Humano, es totalmente opuesto al de Colombia, donde la violencia se concentra en las demarcaciones con mayores niveles de marginación.

“La relación entre bienestar e inseguridad puede transformarse radicalmente a lo largo del tiempo. Un ejercicio llevado a cabo en México muestra cómo entre los años 1990 y 2000 la mayor incidencia de homicidios se registraba en los municipios con mayor pobreza por ingresos.

“En 2005 y 2007, esta relación empezó a transformarse, y para 2010, había cambiado drásticamente: para entonces, un mayor número de homicidios había comenzado a ocurrir en los municipios de menor pobreza por ingresos”, indica el estudio.

El estudio reconoce que no hay una relación clara entre pobreza y delito, pues en cada País y en cada época se observan comportamientos diferentes.

La educación en Latinoamérica, abunda el organismo, ha mejorado notablemente, pero los niveles de violencia no.

No obstante, sí hay una relación entre la deserción escolar y la delincuencia, pues los jóvenes con menor nivel educativo están más expuestos a ser víctimas de la violencia.

La tasa de homicidios de hombres de 18 a 40 años sin primaria es muy superior a la nacional con 300 por cada 100 mil habitantes.

En contraste, indica, entre los varones de 26 a 40 años que lograron terminar estudios universitarios la tasa de homicidios se ubica en 26 por cada 100 mil habitantes.

Algo semejante ocurre con las mujeres, donde el único grupo que tiene una tasa de homicidios superior al promedio nacional es el que se encuentra entre 18 y 25 años sin primaria terminada.

Otro dato sobre la relación educación y delincuencia es que el 51% de los presos declara no haber llegado ni a nueve años de escolaridad, mientras que el 85% tuvo menos de 12 años.

Victimizados

El PNUD indica que los jóvenes suelen ser el grupo más involucrado en la violencia, regularmente vistos como victimarios, pero también como víctimas.

En Colombia la guerrilla y el paramilitarismo han provocado el ingreso forzado de jóvenes a sus filas, en países de Centroamérica conforman las pandillas o maras, y en México la estimación de que 30 mil menores cooperan activamente con la delincuencia organizada desde piratería hasta extorsión y narcotráfico.

 

Urgen registro de desaparecidos

 

La organización Human Rights Watch (HRW) urgió al Gobierno mexicano la conformación de una base de datos sobre personas desaparecidas bajo un proceso exhaustivo, eficiente y transparente de investigación.

“El Gobierno de (Enrique) Peña Nieto dio un paso importante al reconocer la magnitud de la crisis de los desaparecidos cuando difundió una lista provisoria de personas desaparecidas y extraviadas.

“Ahora deberá cumplir su promesa de elaborar un registro completo que deberá ser complementado con investigaciones serias para buscar a las personas desaparecidas y llevar a los responsables ante la justicia”, expresó José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW a través de un pronunciamiento público.

En febrero de 2013, la Secretaría de Gobernación dio a conocer un listado con 27 mil nombres de desaparecidos y extraviados del sexenio pasado; sin embargo, las víctimas denunciaron que mostraba incongruencias como datos incompletos y no incluía a personas cuya ausencia había sido denunciada ante las autoridades. (A.R.)

Por: Reforma


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *