Histórico: Abdica el Emperador de Japón

abril 29, 2019 By huellasmstong

Histórico: Abdica el Emperador de Japón

Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

29 de abril 2019.- Luego de tres décadas de la era Heisei (consiguiendo la paz), el emperador Akihito de Japón abandonará el cargo este martes, a los 85 años, que lo convierte en el primero en abdicar en dos siglos al considerar que su edad y su salud merman sus habilidades para desempeñar sus actividades oficiales.

Akihito, el emperador número 125 de Japón, nació el 23 de diciembre de 1933. Fue el hijo más deseado de la pareja imperial Hirohito y Nagako, ya que después de cuatro niñas llegó como futuro heredero al trono del Crisantemo.

Conforme la costumbre milenaria japonesa, Akihito fue separado de sus padres a la edad de tres años para ser criado e instruido por tutores en las artes de su futuro papel como cabeza de la monarquía hereditaria más antigua del mundo.

Akihito se casó con Michiko Shoda, hija de un empresario

De acuerdo con Notimex, en 1952, ingresó a la Facultad de Ciencias Políticas y Economía de la Universidad de Gakushuin. El 10 de noviembre de ese año fue investido como príncipe heredero en una ceremonia en el Palacio Imperial de Tokio. En esa última condición, asistió a la coronación de la reina Isabel II, del Reino Unido, en junio de 1953.

El 14 de enero de 1959, Akihito sorprendió con su decisión de casarse con Michiko Shoda, hija de un empresario. La boda fue transmitida en directo por televisión el 10 de abril de ese año. De esa manera, Michiko, educada en Oxford y Harvard, se convirtió en la primera plebeya en llegar a la casa imperial.

El matrimonio tiene tres hijos: los príncipes Naruhito (el heredero al trono), de 59 años, y Fumihito, de 54; así como la princesa Sayako, de 50.

El 22 de septiembre de 1988 asumió la regencia por enfermedad de su padre Hirohito. A la muerte de éste, el 7 de enero de 1989, aceptó la posesión de la espada sagrada, las cuentas y el espejo de la diosa Amaterasu Omikami; y al concluir el periodo de luto, fue entronizado el 12 de noviembre de 1990.

Con su reinado inició la era Heisei, en la que el Trono del Crisantemo tiene definido constitucionalmente un papel ampliamente simbólico y de cabeza del sintoísmo, la religión tradicional de Japón.

Durante la era Heisei se vivieron varios desastres naturales en Japón, como el terremoto ocurrido en 1995 en la ciudad occidental de Kobe, donde rompiendo con las tradiciones la pareja imperial se arrodilló para hablar con los sobrevivientes,

En marzo de 2011, Akihito pronuncia un discurso televisado pregrabado tras el devastador terremoto, tsunami y la crisis nuclear de Japón, en el que llama a los japoneses a que “nunca pierdan la esperanza, se cuiden y vivan fuertes para el mañana».

Con el paso de los años, la salud del emperador japonés comenzó a mermar

En enero de 2003, se sometió con éxito a una cirugía para el cáncer de próstata que se diagnosticó en diciembre de 2002. Ocho años después admite tener problemas de audición. En 2012 se sometió a una cirugía cardiaca.

La antigua Ley de la Casa Imperial promulgada durante la era Meiji y la actual promulgada tras la Guerra establecen que el emperador ocupa el trono hasta el final de su vida, por lo que fue necesario que el Parlamento creará una ley especial para permitir la abdicación del actual monarca.

De esta manera, a sus 85 años y tras 30 años de reinado, Akihito cederá su lugar al trono del Crisantemo a su hijo mayor, Naruhito.

De acuerdo con la tradición imperial japonesa, tras su muerte, Akihito de Japón será llamado emperador Heisei, pero como anunció la Casa Real japonesa, hasta ese momento y después de la abdicación tanto él como su esposa, la emperatriz Michiko, usarán el título de emperadores eméritos.

 

Con información de agencias
Foto EFE


Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *