Nuevo conflicto diplomático tras toma de buques en Crimea

noviembre 26, 2018 By Huellas de México

Nuevo conflicto diplomático tras toma de buques en Crimea

Comparte

26 de noviembre 2018.- El presidente de Ucrania exigió el lunes a Rusia que libere inmediatamente a los marinos y buques capturados en un enfrentamiento en torno de Crimea que agudizó las tensiones y provocó inquietud internacional.

Los dos vecinos están embarcados en un tira y afloja desde que Rusia anexó a Crimea en 2014, pero el incidente del domingo por la noche, en que la guardia costera rusa disparó contra buques de la armada ucraniana cerca del estrecho de Kerch, enfrentó directamente a las fuerzas armadas y las colocó al borde de un conflicto militar.

Legisladores ucranianos se disponían a considerar el lunes la solicitud del presidente Petro Poroshenko de imponer la ley marcial en el país.

La marina ucraniana informó que seis de sus elementos resultaron heridos después de que guardacostas rusos abrieron fuego en contra de tres navíos ucranianos cerca del estrecho de Kerch, y horas más tarde el domingo los incautó.

El Servicio Federal de Seguridad de Rusia, responsable de la guardia costera, dijo que tres de los marinos ucranianos sufrieron heridas menores y se les brindó asistencia médica. Indicó también que las embarcaciones ucranianas fueron remolcadas hasta el puerto de Kerch.

El lunes se convocó a una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. La Unión Europea y la OTAN hicieron un llamado a la mesura de ambas partes.

Poroshenko dijo el lunes en una reunión del consejo nacional de seguridad ucraniano que “exigimos la entrega inmediata (de los buques y tripulaciones) a la parte ucraniana” y pidió “distender” la crisis en torno de Crimea.

Poroshenko habló por teléfono con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. El organismo dijo que sus embajadores y el enviado ucraniano realizarán una reunión de emergencia en Bruselas.

La OTAN dijo que Stoltenberg expresó el “pleno apoyo” de la alianza encabezada por Estados Unidos “a la integridad territorial y la soberanía de Ucrania, incluyendo sus plenos derechos de navegación en sus aguas territoriales conforme al derecho internacional”.

Rusia y Ucrania se han acusado mutuamente del incidente, que incrementó las tensiones que han surgido desde que Rusia se anexó la Península de Crimea en 2014 y respaldó la insurgencia separatista en el este de Ucrania.

Ucrania señaló que sus embarcaciones se dirigían al Mar de Azov en apego a las leyes marítimas internacionales, mientras que Rusia argumentó que no contaban con los permisos para pasar por el estrecho que separa a Crimea de Rusia continental.

El estrecho es el único paso entre el Mar Negro y el Mar de Azov. Al estrecho lo cruza un puente de 19 kilómetros (11,8 millas) que Rusia completó este año.

“No cabe duda que esto se realizó con la bendición o quizás una orden directa de la superioridad”, dijo el canciller ruso Serguei Lavrov. “Mientras planificaba la provocación, Ucrania sin duda esperaba beneficiarse con la situación, previendo que Estados Unidos y Europa tomarían partido ciegamente por el provocador”.

Exhortó al Occidente a “serenar a aquellos en Ucrania que tratan de desatar la histeria militar para obtener beneficios políticos en relación con las elecciones previstas”. Ucrania realiza elecciones presidenciales en marzo.

AP


Comparte

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *