Trump y Kim Jong-un firman pacto por la desnuclearización

El presidente de Estados Unidos Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un antes de la firma de los documentos que reconocen el progreso de las conversaciones y garantizan que estas continúen, tras la cumbre en el Hotel Capella en la isla de Sentosa en Singapur, el 12 de junio de 2018. REUTERS/Jonathan Ernst
ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

12 de junio 2018.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, se comprometieron el martes a trabajar hacia la completa desnuclearización de la península coreana con la firma de documentos tras una cumbre histórica en Singapur, en la que Washington se comprometió a garantizar la seguridad de su viejo enemigo en Pyongyang.

Aunque el comunicado conjunto firmado por ambas partes carecía de detalles sobre cómo se lograría la desnuclearización, Trump dijo que esperaba que este proceso empezase “muy, muy rápido”. El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo y altos cargos norcoreanos continuarán las negociaciones “lo antes posible”, según el comunicado.

Trump dijo durante la rueda de prensa que el proceso sería verificado y que la verificación “implicará tener a mucha gente en Corea del Norte”.

También dijo que Kim Jong Un le había dicho que Corea del Norte estaba destruyendo un importante sitio de prueba de motores utilizado para misiles, pero que las sanciones internacionales contra Pyongyang seguirían vigentes por el momento.

Trump dijo que se suspenderían los ejercicios militares con Corea del Sur. El presidente agregó que la decisión le ahorraría a Washington una enorme cantidad de dinero y que los ejercicios no serían reanudados “a menos que y hasta que no veamos que la futura negociación funciona como debería”.

“Algunas cosas fueron acordadas, pero no se reflejaron en el acuerdo”, dijo Trump.

“El presidente Trump se comprometió a proveer garantías de seguridad a la República Democrática Popular de Corea y el presidente Kim Jong Un ratificó su firme e inquebrantable compromiso de desnuclearizar completamente la Península de Corea”, señaló el comunicado.

Analistas políticos dijeron que la cumbre sólo había producido resultados simbólicos, pero nada tangible.

“No está claro si futuras negociaciones llevarán al fin último de la desnuclearización”, dijo Anthony Ruggiero, investigador de la Fundación para la Defensa de las Democracias.

“Esto parece una reafirmación de donde dejamos las negociaciones hace más de 10 años, pero no un paso adelante”.

El documento tampoco mencionaba las sanciones internacionales que afectaron a la economía de Corea del Norte por continuar su programa de armas nucleares.

Tampoco hace ninguna referencia a la firma de un tratado de paz. Corea del Norte y EEUU estaban en bandos opuestos en la guerra coreana de 1950-53 y, técnicamente, todavía están en guerra, puesto que el conflicto, en el que murieron millones de personas, finalizó sólo con una tregua.

Sin embargo, el comunicado conjunto afirmaba que las dos partes habían acordado recuperar los restos de los prisioneros de guerra y de los desaparecidos durante la misma y repatriarlos.

RUSIA Y CHINA, OPTIMISTAS

China, la tercera parte en la tregua, dijo que esperaba que Corea del Norte y EEUU lleguen a un consenso básico sobre la desnuclearización.

“Al mismo tiempo, es necesario que exista un mecanismo de paz para que la península resuelva las razonables preocupaciones de seguridad de Corea del Norte”, dijo a los periodistas el principal diplomático de China, el consejero de Estado Wang Yi en Pekín.

El avance logrado en la cumbre marca el inicio de un proceso diplomático que podría traer cambios permanentes a nivel de seguridad en el noreste asiático, como cuando la visita del expresidente de EEUU Richard Nixon a Pekín en 1972 supuso una transformación de China.

Pero Li Nan, un experimentado investigador de Pangoal, un grupo de política pública con sede en Pekín, dijo que la reunión sólo tenía valor simbólico.

“Es muy pronto para definirlo como un punto de inflexión en las relaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos”, dijo Li.

Por su parte, el viceministro de Asuntos Exteriores dijo que el Kremlin hacía una buena valoración de la cumbre, pero que “el diablo está en los detalles”, informó la agencia de noticias Tass.

El dólar alcanzaba un máximo de 3 semanas el martes y las acciones asiáticas subieron por la noticia del acuerdo.

Antes de firmar lo que Trump describió como una “carta integral”, Kim Jong Un dijo que los dos líderes tuvieron una reunión histórica y “decidieron dejar el pasado atrás. El mundo verá un gran cambio”.

Trump dijo que había creado un “vínculo muy especial” con Kim Jong Un y que la relación con Corea del Norte sería muy diferente.

“La gente va a quedar muy impresionada y va a estar muy feliz de que vayamos a ocuparnos de un problema muy peligroso para el mundo”, dijo Trump.

Preguntado sobre si invitaría a Kim Jong Un a la Casa Blanca, Trump dijo: “Por supuesto, lo haré”.

Dijo que Kim Jong Un era “muy inteligente” y “un negociador muy valioso y muy duro”.

“He comprobado que es un hombre con mucho talento. También he comprobado que quiere mucho a su país”.

Reuters

(Visited 14 times, 1 visits today)
ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellasmx