Se agudizan protestas tras homicidio de joven paramédica en Gaza

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

2 de mayo 2018.- Miles de palestinos, incluidos cientos de trabajadores médicos vestidos de blanco, participaron el sábado en la procesión fúnebre de una colega que murió por disparos de las fuerzas militares israelíes el día anterior en la zona fronteriza de la Franja de Gaza con Israel.

La paramédica Razan Najjar, de 21 años, murió a causa de los disparos israelíes mientras trataba de ayudar a evacuar a manifestantes heridos cerca de la valla perimetral de Israel con Gaza. Es la segunda mujer que muere de entre más de 115 palestinas asesinadas a tiros por el ejército de Israel desde que comenzó la mortífera campaña de protestas fronterizas en Gaza a finales de marzo.

Funcionarios de Naciones Unidas condenaron la muerte de Najjar, señalando que los reportes de testigos indican que la vestimenta de la voluntaria la identificaba como paramédica.

“El asesinato de una paramédica claramente identificada a manos de fuerzas de seguridad durante una protesta es particularmente condenable”, dijo Jamie McGoldrick, el coordinador humanitario local por la ONU.

Después del funeral, decenas de dolientes se dirigieron a la valla limítrofe y comenzaron a arrojar piedras a los soldados israelíes del otro lado. El Ministerio de Salud palestino señaló que cinco manifestantes resultaron heridos por el fuego israelí.

Horas antes en Cisjordania, el ejército israelí informó que sus tropas mataron a tiros a un palestino que intentó usar un tractor para arrollar a sus soldados.

Las fuerzas armadas israelíes precisaron que según su investigación inicial, el palestino de 35 años y residente de una aldea cerca de Hebrón intentó atropellar a un oficial con un tractor pequeño, tipo Bobcat. El hombre dio la vuelta y trató de atacar a civiles israelíes cercanos, agregaron los militares.

Añadió que un soldado abrió fuego, matando al presunto agresor. Ninguno de los soldados resultó herido.

Desde 2015, los palestinos han matado a más de 50 israelíes, dos estadounidenses de visita y un turista británico mediante apuñalamientos, tiroteos y ataques con vehículos. Más de 260 palestinos murieron a manos de las fuerzas israelíes en ese periodo. Israel asegura que la mayoría eran atacantes. Las agresiones se han reducido en los últimos meses a medida que la atención palestina se ha desplazado hacia las protestas masivas en la zona fronteriza de la Franja de Gaza con Israel.

El viernes, los palestinos protestaron por décima semana consecutiva. Los militares dijeron que algunos lanzaron granadas y bombas de tubo a las tropas detrás de la valla fronteriza.

Unos 40 palestinos resultaron heridos y Najjar fue la única persona que murió.

El hospital Khan Younis reveló que Najjar presentó una herida de bala en el pecho con salida en la espalda.

El ejército aseveró que sus soldados operaron “de acuerdo con los procedimientos operativos estándar” y que estaba investigando el incidente.

Israel insiste en que a lo largo de las semanas de campaña solo ha abierto fuego contra instigadores y que Hamas ha utilizado cínicamente las manifestaciones como tapadera para llevar a cabo ataques. Pero funcionarios militares han reconocido que han disparado a varias personas por error debido a las condiciones abarrotadas y humosas de las protestas.

El sábado, el ejército israelí informó que frustró un intento palestino de causar daños en la valla de seguridad que rodea a Gaza y un grupo de combatientes ingresó brevemente a Israel antes de regresar a Gaza cuando las tropas israelíes abrieron fuego.

Los palestinos y los grupos de derechos humanos han acusado a las fuerzas israelíes de abusar de la fuerza en algunas ocasiones y de matar a palestinos que no representaban una amenaza inminente, tanto en Cisjordania como en la Franja de Gaza.

El cuerpo de Najjar fue envuelto en una bandera palestina mientras la procesión funeral iniciaba en el hospital y pasaba cerca de su hogar en Khuzaa, una aldea cercana al hospital Khan Younis que a su vez se halla a corta distancia de la frontera y que ha fungido como uno de los cinco campamentos de las protestas a lo largo de Gaza en las últimas semanas. Era la menor de seis hermanos.

“Quiero que el mundo escuche mi voz… ¿qué culpa tenía mi hija?”, preguntó su madre, Sabreen, vestida de negro y sentada en una colchoneta en la sala de su casa. “Ella ha dejado un enorme vacío en el hogar”.

AP

(Visited 19 times, 1 visits today)
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellasmx