Mirar al sol durante el eclipse puede producir ceguera

Eclipse gafas
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter2Share on Google+0Email this to someone

WASHINGTON.- La Academia Estadounidense de Oftalmología advirtió que “Observar un eclipse solar es una experiencia memorable, pero mirar directamente al sol puede producir grave daño a los ojos. Mirar directamente al sol, aún por un corto período de tiempo sin tener la protección correcta, puede dañar la retina de forma permanente. Inclusive puede causar pérdida total de la vista, conocida como retinopatía solar”.

En tanto, la NASA y la Sociedad Estadounidense de Astronomía (AAS, por su sigla en inglés) han emitido advertencias similares.

“Hay sólo una forma segura de mirar directamente al sol, ya sea durante un eclipse o no: a través de filtros solares especiales para ese propósito”, indicó la Academia Estadounidense de Oftalmología en un comunicado, al tiempo de agregar: “Estos filtros solares se utilizan en los ‘anteojos para eclipses‘ o en visores solares manuales. Deben cumplir las normas mundiales específicas conocidas como ISO 12312-2”.

 

Daños a la vista

 

 

Ralph Chou, profesor emérito de Optometría y Visión de la Universidad de Waterloo en Canadá y autor principal del estándar ISO 12312-2, comentó que “Lo que hemos encontrado en distintos estudios es que de la gente que sufre lesiones por eclipses, el 50% se recupera y el otro 50% sigue sufriendo en forma permanente algún tipo de pérdida de visión”.

Los lentes deben cumplir las especificaciones establecidas por la Organización Internacional de Estandardización (ISO, por su sigla en inglés).

El experto canadiense señaló que hay una diferencia abismal entre los lentes de eclipse certificados con el estándar ISO 12312-2 y los lentes de sol comunes. “Los lentes de sol más oscuros, los que usan los montañistas, permiten el pasaje de un 1% de la luz solar”.

“Pero los lentes de eclipse con el estándar ISO 12312-2 dejan pasar no más del 0,003% de la luz, o sea que hay una reducción de luz cerca de 10.000 veces mayor que en el caso de los lentes comunes más oscuros”.

“Los lentes de sol para conducir autos, por ejemplo, dejan pasar el 15% de la luz. Así que aún si alguien se colocara varias capas de estos lentes, jamás obtendría la protección necesaria”.

En sitios donde el eclipse será parcial, como México y el norte de América del Sur, tampoco se puede mirar al Sol sin protección, dijo el especialista.

A pesar de eso, no basta con tener las gafas adecuadas. También hay que usarlas en el momento y en la forma precisa.

La NASA recomienda los siguientes pasos para ver un eclipse solar sin riesgo para la vista:

  • Ayude a los niños a usar adecuadamente los anteojos o visor para eclipse solar.
  • Siempre inspeccione su filtro solar antes de usarlo. Si está rayado o dañado, descártelo. Lea y siga las instrucciones impresas en el paquete del filtro.
  • Cubra sus ojos con sus lentes especiales o visor solar antes de mirar hacia arriba al Sol brillante. Después de observar al Sol, dese la vuelta y quíteselos.
  • Si está dentro del recorrido del eclipse total, remueva sus gafas especiales o visor solar sólo cuando la Luna cubra completamente la cara brillante del Sol y esté todo oscuro. Luego de presenciar el eclipse en su totalidad, vuelva a colocarse la protección para ver las fases parciales que restan.
  • No mire al Sol -aunque esté parcialmente cubierto- a través de una cámara, telescopio, binoculares, celular u otro dispositivo óptico sin filtro. Tampoco lo haga usando sus lentes de eclipse o su visor solar porque los rayos del Sol dañarán el filtro y entrarán a su vista, causando una herida grave.
  • Solicite asesoramiento antes de usar un filtro solar con una cámara, telescopio, binoculares, celular u otro dispositivo óptico.
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter2Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *