Papa termina su gira pidiendo perdón a víctimas

septiembre 27, 2015 By Huellas de México

Papa termina su gira pidiendo perdón a víctimas

Comparte

27 de sep.- El papa Francisco ofició el domingo una misa ante cientos de miles de fieles en el último y más grande evento durante su gira de seis días por Estados Unidos, luego de consolar a las víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes y ofrecer palabras de esperanza a los prisioneros de una cárcel local.

Durante el recorrido en el papamóvil, el pontífice saludó al público que aplaudió, gritó, cantó y ondeó banderas en su camino hacia la avenida Benjamin Franklin Parkway, y rumbo al altar al pie las escaleras del Museo de Arte de Filadelfia, adornado con un enorme crucifijo de fondo.

Francisco dijo a los fieles que su sola presencia es “una especie de milagro en el mundo de hoy”, una reafirmación sobre la familia y el poder del amor.

“Ojalá cada uno de nosotros se abriera a los milagros del amor para el bien de todas las familias del mundo”, dijo.

La misa fue un vibrante cuadro de oro, verde y blanco iluminado por el sol de la tarde otoñal. Fue el último evento en la agenda de Francisco, antes de que el pontífice de 78 años regresara a Roma.

June Bounds, de 56 años y nativa de Rochester, Nueva York, observó al lado de otros fieles una pantalla gigante instalada en la Alcaldía, a unas cuadras de distancia, antes de cerrar los ojos y las lágrimas comenzaran a rodar por sus mejillas mientras iniciaba la ceremonia.

“Es sobrecogedor”, reconoció. “Sientes que eres uno con los demás, ya sea aquí, en casa o en cualquier parte del mundo”.

Sobre el papa, dijo: “Ha traído tanta alegría y al espíritu santo a Estados Unidos. No importa si eres o no católico; solo intenta unir a todos por un mundo mejor”.

Los organizadores predijeron cerca de un millón de personas, aunque existía el temor de que los fuertes operativos de seguridad que incluía procedimientos similares a los utilizados en aeropuertos, barricadas y calles cerradas, hubiera ahuyentado a algunos de los que planeaban asistir.

Rumbo a la misa, Francisco descendió del papamóvil para ver una obra de arte de particular interés para él: Al interior de la gruta en la parte externa de la catedral de Filadelfia había 30.000 moños anudados, cada uno representando una penuria personal o un desafío social.

La exhibición fue montada en honor a uno de los cuadros predilectos del pontífice: “María, la que Desata los Nudos”, en la que se observa a María deshaciendo nudos que representan las dificultades de la vida. La pintura está en una iglesia alemana, en donde el entonces reverendo Jorge Mario Bergoglio la vio por primera vez durante su época estudiantil a mediados de la década de 1980.

 

 

AP


Comparte

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *