abril 28, 2015 By Huellas de México

Odio racial en EU: parece eternizarse la ‘cadena soldada por el diablo’

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Baltimore, EEUU, 28 de abr.- La situación en Baltimore es ya una preocupación de estado para el gobierno de Obama; si los incidentes en Ferguson de hace unas semanas provocaron importantes movilizaciones federales, los disturbios en una ciudad mucho más grande como lo es Baltimore, amenazan con poner de rodillas hasta el mismo ejército.

El gobernador de Maryland de forma desesperada intentó detener la escalada de violencia decretando toque de queda la noche del lunes; no obstante fue una noche de caos y desobediencia, donde decenas de inmuebles resultaron saqueados o incendiados.

Justamente durante la gestión de un presidente afroamericano, se ha dado detonado un nuevo movimiento, principalmente afroamericano, quienes de forma desbordada protestan por un nuevo asesinato de la policía contra un joven de color, en esta ocasión Freddie Gray.

«Han coincidido en el tiempo una serie de sucesos que parecen una cadena soldada por el propio diablo», señala el periodista catalán Félix Flores, quien hace una remembranza de diversos hechos que ponen en evidencia que en diversas áreas de los EEUU, existen sistemas policiales que requieren ser transformados en su totalidad para poder combatir los muy arraigados prejucios raciales.

«La fiscalía abrió otra investigación paralela, descubriendo que el departamento de policía de Seattle usaba la fuerza sistemáticamente y actuaba con prejuicios raciales. Así que la única solución era reformar el propio departamento de policía, algo que implica ‘años de trabajo'».

Uno de los casos analizados por Flores es el del niño Tamir Rice de 12 años de edad, quien aburrido jugaba con su pistola de juguete en un parque de EEUU, y quien de la nada, en una explosión incomprensible de violencia, fue asesinado a tiros por un policía novato, quien pensó que el arma del niño era real.

No obstante lo que se ha vivido en las últimas horas en Baltimore, ha trascendido ya a niveles bélicos; no solo por el toque de queda y los violentos enfrenamientos por la policía, sino por el lenguaje de odio con el que se acusa ahora a los manifestantes por parte del gobierno local; por ejemplo la alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake se ha referido a quienes participan en disturbios como matones, a quien se les va a procesar.

“Muchas generaciones han ayudado a construir esta ciudad para que sea destruida por matones”, declaró la alcaldesa, como retoma la agencia AFP; al menos 37 personas han sido detenidos; mientras que Maryland ya solicitó al gobierno federal 5 mil agentes extra para intentar controlar la situación.

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *