abril 2, 2015 By Huellas de México

Nueva era nuclear entre Irán y el mundo

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La ronda de negociaciones en Lausana sobre el programa nuclear de Irán ha acabado con un acuerdo en los principios base. Un documento con el cual se asegura que las seis potencias del Grupo 5+1 y la República Islámica han dado pasos hacia adelante en su difícil búsqueda de un «acuerdo completo», por el que seguirán regateando hasta (en principio) el próximo 30 de junio.

«La capacidad de enriquecimiento de uranio será reducida», según ha declarado en rueda de prensa la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini. La líder europea ha señalado que el acuerdo en Lausana crea las bases de futuro para un acuerdo nuclear entre Irán y las seis potencias que concluirán el próximo 30 de junio.

El acuerdo prevé el levantamiento de las sanciones nucleares impuestas por EEUU y la Unión Europea (EU) contra la República Islámica, según informa Efe. El pacto, cuyos detalles técnicos y legales se negociarán de aquí al 30 de junio, prevé que la planta de enriquecimiento de Natanz sea la única en Irán, mientras que la instalación subterránea de Fordo será convertida en un centro científico civil, anunció hoy la responsable de política exterior de la UE, Federica Mogherini.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, aseguró que el acuerdo alcanzado hoy en Lausana entre su país y las seis potencias mundiales permitirá que se pase de una situación mala para toda la comunidad internacional a una en la que todos ganan.

«Antes estábamos en una situación en la que nadie se fiaba de nadie. Ahora (hemos conseguido una situación) en la que todo el mundo gana. A partir de ahora podemos avanzar y resolver los problemas», aseguró Zarif en una declaración individual ante la prensa, tras haberse presentado públicamente el acuerdo de entendimiento. También ha destacado que la relación de su país con Estados Unidos no está vinculada con el acuerdo nuclear.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha apuntado desde Lausana que este entendimiento político es un fundamento sólido para el «buen acuerdo que nosotros estamos buscando» entre Irán y las potencias mundiales. Destacó hoy que el acuerdo nuclear final que la comunidad internacional negociará en los próximos tres meses con Irán «no dependerá de promesas, sino que dependerá de pruebas».

El presidente de Francia, François Hollande advierte de que las sanciones levantadas podrían restablecerse si el acuerdo no se aplica.

Detalles de la declaración

El acuerdo nuclear prevé que el programa de enriquecimiento de uranio sea limitado y supervisado por un periodo de hasta 25 años, mientras que el 95 por ciento de uranio ya producido por Irán deberá ser diluido o enviado al exterior, informó Efe.

Por otra parte, el pacto habla de «controles estrictos» de hasta un cuarto de siglo de todas las actividades nucleares iraníes por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Como contrapartida se levantarán todas las sanciones impuestas a Irán debido a su programa nuclear, tanto económicas como diplomáticas.

Este pacto de principios se debe desarrollar hasta el próximo 30 de junio, fecha límite para lograr un pacto definitivo que cierre 12 años de disputas.

Asimismo, dos tercios de las capacidades de enriquecimiento de uranio deben estar bajo permanente supervisión durante los primeros diez años del acuerdo. El enriquecimiento de uranio es una de las partes más sensibles de las ambiciones nucleares iraníes debido a su doble uso, tanto civil como militar.

En ese tiempo, el enriquecimiento de uranio para fines de investigación y desarrollo se podrá llevar a cabo de forma limitada y bajo estrictos controles.

Irán ha acordado no construir ninguna infraestructura con el propósito de enriquecer uranio durante 15 años. Además, reducirá a 6.104 centrifugadoras sobre las 19.000 que tenía.

La declaración dice que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptará una nueva resolución que apoye este plan de acción, terminará con las sanciones nucleares y restringirá otras medidas punitivas durante un tiempo determinado.

Una nueva etapa

Las complejas negociaciones acerca de la cuestión nuclear iraní podrían marcar una nueva etapa importante hoy. Posiblemente será un entendimiento menos ambicioso y más somero con respecto al pacto sustancial que los seis e Irán se habían públicamente comprometido a alcanzar dentro del pasado 31 de marzo. De todas formas, en el plazo fijado de los tres los meses venideros quedaran por consensuar los detalles técnicos de aquel «acuerdo completo»que pondría fin al largo contencioso internacional sobre el programa nuclear de la República Islámica. De todas formas, Zarif ha reconocido hoy que en las negociaciones previstas a este efecto serán «una tarea difícil e inmensa».

 

 

 

Fuente. elmundo.es


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *