marzo 26, 2015 By Huellas de México

La peligrosa Guerra en Yemen que influye también a México

Comparte

Ciudad de México, 26 de mar.- Yemen es en estos momentos escenario de un conflicto bélico internacional que podría volverse aún a mayor escala, surge además en el corazón de un importante paso peetrolero, lo que podría cambiar drásticamente los precios del petróleo a nivel mundial.

 

Yemen, estado fallido

Yemen se encuentra en una de las peores crisis de su historia, en vías de convertirse en un estado fallido, su crisis interna podría detonar también uno de los conflictos más serios que se tienen en medio oriente, el de Arabia Saudita contra la República de Irán, quienes tienen fuertes intereses en el conflicto y se encuentran también al borde en entrar en un choque directo.

Yemen fue uno de los países que entró en crisis interna tras la “Primavera Árabe” que comenzó en Túnez y se extendió a otros países como Egipto y Yemen, donde una serie de protestas masivas, principalmente pacíficas, lograron derrumbar los gobiernos de aquel entonces.

Uno de los grupos que tuvo influencia en la caída del gobierno en Yemen, y que desde hace años tiene un movimiento ideológico muy fuerte en dicho país son los houthies, de tendencia chii, quienes mantienen una visión antagónica a los salafistas, quienes se hicieron con el poder tras la formación del nuevo gobierno de coalición, que no dejó confome e los houthies.

Los houthies no son una simple minoría, se han convertido en un poderoso ejército de más de 100 mil combatientes que luchan por imponer un nuevo gobierno, dominando ya más de un 30% del territorio de Yemen, principalmente su lado este, colindante con el importante paso de marítimo Bab el-Mandeb; por donde circulan millones de barriles de petróleo diariamente.

La rebelión dee los houties provocó quee desde hace varios meses cayera el gobierno de Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, quien tuvo que abandonar la capital Saana, y pretende ejercer su gobierno desde la ciudad de Adén.

Estados Unidos y Arabia Saudita se han manifestado por la reinstalación de al-Hadi, no obstante los houthies cada vez avanzaban más, tenían ya el control de edificios gubernamentales en Saana, y se encontraban en las inmediaciones de Adén, lo que provocó la escalada internacional.

 

Los intereses de Arabia Saudita

Arabia Saudita ha encabezado una coalición de varios países para lanzar una ofensiva militar contra los houthies, motivados por los fuertes intereses que tiene en la región.

En primer lugar hay que considerar que los salafistas, son también la minoría dominante en Arabia Saudita, por que lo que tienen intereses religiosos en mantener a alguien de su misma secta al frente del gobierno de Yemen.

Otra cuestión vital para Arabia Saudita es perder el control del este de Yemen, desde donde salen también millones de barriles diarios provenientes de Arabia, con destino a Europa, Asia y los Estados Unidos; perder el control de este paso, les propiciaría billones de dólares en pérdidas.

También resulta preocupante la agudización de las tensiones entre los saudíes con Irán, quien apoya abiertamente el movimiento de los houthies; hace unos meses el presidente de Irán advertía, “Arabia Saudí está yendo contra los intereses de la región, el mundo musulmán y los musulmanes… Irán y su gente no olvidarán estas conspiraciones y la traición al mundo musulmán”.

Por su parte Arabia Saudita ha condenado también las acciones de Irán, a quienes acusa de fortalecer el terrorismo, apoyando a grupos como los houthies. Arabia contó con el apoyo de países como Jordania, Qatar, Marruecos y Pakistán, quienes enviaron también escuadrones militares para los bombardeos que se registran en Yemen.

Esto abre las puertas para un conflicto más grande, pues Rusia respalda a Irán, mientras que los Estados Unidos son incondicionales del régimen de Arabia Saudita.

 

Crisis internacional

Reporteros que se encuentran en la zona, afirman que en las últimas horas han sido miles los ataques con bomba o metralla en territorio de Yemen, lo cual ha desatado ya una crisis humanitaria condenada por la Organización de las Naciones Unidas, quien condenó los ataques y lanzó un exortó para encontrar las vías para un diálogo pacífico y civilizado.

El Secretario General Ban Ki Moon hizo un llamado para detener las hostilidades y la incursión militar extranjera en Yemen, no obstante Arabia Saudita ha advertido que podría estar enviando a más de cien mil soldados para combatir por tierra en la zona este de Yemen.

Los ataques han tenido como objetivo mermar los principales bastiones houthies, grupo que también es antagónico del Estado Islámico (EIL), con quien también han entrado en conflicto.

Por su parte el gobierno de los Estados Unidos, aunque se ha mantenido al margen, dio un importante espaldarazo a la incursión militar, de parte de su secretario de estado John Kerry, quien elogió la operación militar.

Por su parte el canciller ruso Serguei Lavrorv, condenó la acción militar saudí, e hizo un llamado para retomar el proceso negociador en Yemen, el cual ya tenía varios meses sin registrar grandes avances.

En Yemen también se registraron masivas protestas para exigir detener la incursión militar extranjera.

 

Se disparan los precios del petróleo

Tan solo han pasado algunas horas de la incursión militar extranjera en Yemen y ya se han disparado los precios internacionales del petróleo; este jueves los precios subieron un 4%, para aproximarse a la barrera de los 60 dólares.

Los contratos del petróleo WTI para entrega en mayo, se venden a 51,59 dólares por barril, lo que representa un aumento de 2,38 dólares, o 4,84 por ciento, mientras que el Brent alcanzó los 58,86 dólares por barril, subiendo de este modo un 4,21 por ciento.

Esto podría ayudar indirectamente a mejorar la débil economía mexicana, quien se ha visto también en problemas por los bajos precios del petróleo. Este jueves el precio de la mezcla mexicana creció un 6.53% para llegar a los 48.76 dólares por barril.

 

 

Raúl Flores Durán
Huellas de México


Comparte

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *