enero 11, 2015 By Huellas de México

Recuento de los ataques terroristas en Francia, enero 2015

Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Ciudad de México, 11 de dic.- El pasado miércoles 7 de enero del 2015, se detonó en Francia el ataque terrorista más mortal de las últimas 5 décadas en el país galo; tres días de ataques que costaron la vida de 20 personas, incluidos los tres presuntos terroristas que protagonizaron la masacre.

 

Charlie Hebdo y los terroristas

Charlie Hebdo es una publicación satírica crítica con temas como la religión y la política; suele criticar a la extrema derecha, así como al catolicismo, el judaísmo y al islam.

Fueron precisamente sus burlas al Islam las que hicieron famosa la publicación en 2011, desde entonces ya había recibido múltiples amenazas e incluso algunos ataques menores.

En su momento Charlie Hebdo fue criticada no solo por la comunidad musulmana, pues su burla, alcanzó por ejemplo a las víctimas de una masacre en Egipto; «El Corán es una mierda, no detiene las balas», ironizaba la revista en su portada mientras mostraba a un musulmán muriendo por las balas.

Los principales sospechosos de haber planeado y realizado el ataque terrorista, son los hermanos Kouachi: Saïd y Chérif; este último, el mayor, es considerado el autor principal de los ataques; y ya había estado tres años en prisión por pertenecer a una red que reclutaba franceses yihadistas para la Yihad en Irak.

Los hermanos Kouachi estaban coordinados con un tercer presunto yihadista; Amedy Coulibaly, quien en entrevista televisiva reveló que había recibido órdenes y financiamiento por Al Qaeda en Yemen, a través del imán Anuar al Awlaki, quien fue abatido en un ataque aéreo en 2011.

 

7 de enero. Ataque mortal a Charlie Hebdo

A cuatro días del ataque, los testimonios de los sobrevivientes, comienzan a dar un panorama más detallado de lo que ocurrió aquella mañana en el número 10 de la calle Rue Nicolas-Appert en el centro de París, donde se realizaba una habitual reunión de trabajo entre el director Stephane Charbonier, mejor conocido como Charb y los principales mandos de la revista satírica Charlie Hebdo, así como algunos invitados.

Los hermanos Kouachi ya estaban decididos y armados para realizar un ataque contra Charb, quien era el principal objetivo, llegaron al lugar a bordo de un Citroën C3 II de color negro, el cual estacionaron frente al edificio; cada uno tomó un fusil de asalto Kaláshnikov; además Chérif cargó con una escopeta y Saïd con un lanzagranadas; se colocaron sus capuchas y todos de negro se encaminaron hacia la puerta del edificio.

Ahí cometieron un primer error, pues en lugar de entrar al número 10, entraron al número 6, inmueble que era la sede de la revista un año atrás; los encapuchados notaron su error y rectificaron, ingresando al edificio número 10, donde dispararon contra los empleados de mantenimiento que estaban en la entrada del inmueble; uno de ellos falleció.

Ya dentro del edificio se encontraron con la dibujante Corinne Rey (Coco), a quien preguntaron por Charb, amenazando con matarla si les mentía; Coco intentó despistarlos llevándolos a la tercera planta, no obstante los mercenarios terminaron encontrando una puerta blindada en el segundo piso, la cual le obligaron a abrir por medio de una clave de acceso.

Precisamente ahí en el segundo piso estaba Charb junto con su equipo de trabajo e invitados terminando una reunión, todos quedaron estupefactos al ver ingresar intempestivamente a un hombre encapuchado y fuertemente armado, preguntando por Charb; al momento de identificarlo, lo masacró a balazos, para disparar posteriormente contra todos los asistentes que pudo.

En el lugar mató también a otros cuatro caricaturistas de Charlie Hebdo: Cabú, Tignous, Wolinski y Honoré; además de Barnard Maris y Elsa Cayat, columnistas también del rotativo; de igual forma pereció el corrector Mustapha Ourad, así como Michel Renaud, fundador del festival Rendez-vous du carnet de Voyage quien estaba invitado en la reunión. También murió en el lugar el policía Franck Brinsolaro, quien estaba de escolta de Charb.

Otras cuatro personas también resultaron heridas, los periodistas Phillippe Lancon, quien fue herido en el rostro y Fabrice Nicolino quien recibió un balazo en la pierna; también resultó lesionado Simon Fieschi, el encargado del sitio web y redes sociales, así como el dibujante Riss quien recibió un impacto en el hombro.

Dos hombres y dos mujeres también salieron ilesos, Gérard Gaillard, quien acudió acompañando a Renaud, así como el reportero Laurent Léger, quienes salvaron la vida tirándose al piso; mientras que Coco y la periodista Sigoléne Vinson fueron perdonadas por ser mujeres; esta última relató posteriormente que uno de los individuos le dijo: «On ne tue pas les femmes, mais tu dois te convertir à l’islam et te voiler» («No matamos a las mujeres, pero tienes que convertirte al islam y ponerte velo»).

Solo uno de los atacantes ingresó a la sala de juntas a disparar contra los asistentes, el segundo se quedó cuidando la entrada; tras el ataque que duró unos pocos segundos; los sujetos se alejaron rapidamente del lugar gritando Al·lahu-àkbar.

Léger fue el primero en dar aviso a la policía a través de su teléfono móvil, rapidamente la policía nacional emprendió un operativo para dar con los atacantes; un grupo de policías logró identificarlos e emprendieron una persecución por auto en contra de los sujetos, quienes en el trayecto acertaron un disparo contra un policía que más tarde también fallecería.

Calles más adelante se impactaron contra una conductora quien resultó lesionada, por lo que se vieron obligados a robar otro auto para continuar su escapatoria, la cual realizaron con éxito a bordo de un Renault Clio hacia la región de Picardía.

 

8 de enero. Entra en Acción Coulibaly

El cómplice de los hermanos Kouachi, Amedy Coulibaly comenzó a entrar en acción al día siguiente; durante la mañana mató a un policía e hirió gravemente a otro, en un ataque sorpresa en Montrouge, comuna ubicada en la zona sur de París.

Coulibaly se preparaba también para su principal ataque, que tenía preparado para el día siguiente en Porte de Vincennes, al este de la capitala gala.

Mientras tanto 80 mil uniformados franceses eran desplegados en la región, para evitar más ataques y dar con el paradero de los responsables de la masacre de Charlie Hebdo, sabían la zona en la que estaban pero aún no podía ubicarlos.

Aunque la policía ya les había perdido la pista a los hermanos Koauchi, rapidamente los volvieron a encontrar, pues los sujetos cometieron un asalto a una gasolinera de la región de Picardia, donde tomaron provisiones y gasolina.

Los zona comenzó a ser cercada por fuerzas militares y policiales.

Millones de personas expresaban su indignación en Francia y en todo el mundo; no obstante por la noche se registran varios ataques contra mezquitas en Francia, algunas incluso fueron fuertemente afectadas por ataques con granada y armas de fuego sin que se hayan registrado heridos.

 

9 de enero. El final de los terroristas

Coulibaly entra fuertemente armado a una tienda departamental judía en la comuna de Vincennes, en el lugar tomar como rehenes a las 4 personas que se encontraban al interior.

El secuestro mantiene en vilo a Francia entera, el temor de más muertes es latente, pues el sujeto amenaza con matar a los judíos, incluso otorga una entrevista durante el secuestro, afirmando que obedece órdenes del califa del Estado Islámico (Isis), Abu Bakr al-Baghdadi, además de estar coordinado con los hermanos Kouachi. Es entonces que también vienen a la memoria los llamados del califa el año pasado, para atacar Francia, en represalia por su alianza con los EEUU para combatir militarmente a Isis.

Mientras tanto los hermanos Kouachi continuaban con su escape con rumbo a Bélgica, robaron otro vehículo en Montagny-Sainte-Félicité, al norte de Picardía, y emprendiaron un escape por la carretera nacional 2; para entonces la policía ya los había ubicado e incluso se registraron algunos intercambios de disparos.

La policía colocó un puesto de control a la altura de Dammartin-en-Goële, por lo cual, los hermanos al estar acorralados, ingresaron a una pequeña empresa que había en el lugar, intentando tomar rehenes.

En el interior del lugar se encontraba un empleado, quien logró esconderse para no ser visto por los terroristas, y mantuvo comunicación con la policía francesa, lo cual propició un operativo de ingreso al lugar minutos después de las 17 horas del tiempo local.

Los policías ingresaron por la fuerza al inmueble, abatiendo en el lugar a los dos hermanos Kouachi, quienes no tuvieron ni tiempo de disparar.

Casi paralelamente la policía tomó la determinación de ingresar por la fuerza a la tienda Kosher en Vincennes, para entonces Coulibaly ya había matado a los cuatro judíos que había tomó como rehenes. Al ingresar la policía disparó contra Coulibaly, matándolo instantáneamente.

 

 

 

Raúl Flores Durán. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *