diciembre 10, 2014 By Ulises Navarrete

Malala y Kailash reciben el Nobel de la Paz

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

OSLO.- La adolescente paquistaní Malala Yousafzai y el activista indio Kailash Satyarthi recibieron hoy el Premio Nobel de la Paz 2014 por su lucha a favor de los derechos de los niños.
La ceremonia se llevó a cabo casi de manera paralela a la realizada en Estocolmo, Suecia, para otorgar el resto de los premios Nobel de Química, Física, Medicina, Economía y Literatura.
El presidente del Comité de Nobel, Thorbjorn Jagland, entregó el diploma y la medalla del Nobel a Malala por su lucha en favor de la educación femenina en Pakistán y a Satyarthi por sus esfuerzos en contra de la explotación infantil en India.
Jagland reconoció la labor que tanto Malala como el activista indio han hecho para concientizar al mundo sobre el derechos a la educación infantil y contra la explotación y la esclavitud de los niños, que ha quedado de manifiesto con el ejemplo de los galardonados.
La activista paquistaní de 17 años sobrevivió a un atentado del Talibán en 2012 por defender el derecho a la educación de las niñas en Pakistán, mientras Satyarthi lucha contra la explotación infantil con la Marcha Global contra el Trabajo Infantil.
Jagland destacó el hecho de que el Nobel de la Paz 2014 sea compartido por una ciudadana paquistaní y un indio, cuyos países se han enfrentado, ya que ello es un ejemplo de la unidad y fraternidad que debe existir entre las naciones.
En su discurso Malala agradeció al Comité Nobel por distinguirla con el Nobel de la Paz y afirmó estar orgullosa de ser la primera pastún, la primera paquistaní y la persona más joven en recibir el premio, que afirmó, honra a quienes no tienen acceso a la educación.
«El premio es para todos los niños olvidados que quieren educación, aquellos niños asustados que quieren paz, los niños que quieren cambio», señaló la joven y agregó que es “tiempo de hacer algo para que sea la última vez que vemos a un niño privado de educación».
«Hoy represento a los 66 millones de niños privados de educación en el mundo», indicó Malala, tras recordar cómo se opuso a la prohibición del Talibán para que las niñas vayan a la escuela y cómo fue atacada por la milicia para silenciarla.
«No pudieron acallar nuestra voz, que desde entonces se ha vuelto más y más fuerte», subrayó la adolescente, quien también expresó sentirse muy honrada de recibir este premio junto con Kailash Satyarti, quien ha estado defendiendo los derechos del niño durante un largo período.
Por su parte, Satyarthi destacó en su discurso tras recoger la medalla y el diploma que para él era un honor compartir el Nobel de la Paz con Malala, a quien consideró como su hija, y quien comparte su mismo sueño de velar por el bienestar de los niños del mundo.
“Desde esta tribuna de la paz y la humanidad, me siento profundamente honrado de recitar un mantra de los antiguos textos de la sabiduría, los Vedas. Este mantra lleva una oración, una aspiración y una voluntad que tiene el potencial de liberar a la humanidad”, indicó.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *