diciembre 3, 2014 By Huellas de México

Kerry advierte que podrían ser años de combates ante EIL

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Pararle los pies al Estado Islámico (EI), el grupo terrorista de tendencia suní asentado en Siria e Irak, «llevará tiempo», incluso «años». El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, lo ha advertido este miércoles en Bruselas donde se celebró la primera reunión ministerial de la coalición que, liderada por EEUU e integrada por más de 60 países e instituciones, se ha volcado en sus tres meses de vida en trazar una estrategia contra los yihadistas.

Los participantes, con España representada por el ministro de Exteriores José Manuel García Margallo, acordaron un esfuerzo coordinado centrado en cinco premisas. Dar apoyo militar a las operaciones contra el Estado Islámico, evitar el flujo de terroristas extranjeros reclutados para luchar, y bloquear el acceso a la financiación del grupo se encuentran entre las prioridades. Consolidar la ayuda humanitaria a la población siria e iraquí directamente afectada y trabajar a nivel global en la deslegitimación ideológica del grupo acaban de conformar la estrategia de la coalición internacional.

En una declaración conjunta al término de la reunión, celebrada en la sede de la OTAN en Bruselas por meras razones logísticas, los miembros de la coalición se congratularon de que la campaña global esté empezando a dar resultados. «Las fuerzas iraquís y las del Gobierno regional del Kurdistán, con la colaboración de los ataques aéreos de la coalición, están recuperando territorio en Irak», aseguran, conscientes, sin embargo, de que la campaña no será corta y se necesitará una respuesta «coordinada» y un compromiso «a largo plazo».

«UN DAÑO IMPORTANTE»

El millar de ataques aéreos contra el Estado Islámico liderados por la coalición en Siria e Irak desde el verano le han causado «un daño importante», en opinión del secretario de Estado de John Kerry. «Hemos reducido a los líderes y mermado las capacidades logísticas y operacionales», añadió.

Una visión que parece estar en las antípodas de la del presidente sirio Bashar al Asad. En una entrevista en la revista francesa ‘Paris Match’, el jefe de Estado sirio asegura que los ataques aéreos occidentales contra el grupo terrorista no han logrado ningún avance sobre el terreno. «No se puede acabar con el terrorismo con bombardeos aéreos», dice Asad para añadir: «Son indispensables fuerzas terrestres que conozcan la geografía y actúen al mismo tiempo. Esa es la razón por la que, según el presidente sirio, no ha habido avances reales tras dos meses de campaña de la coalición internacional.

«BOTAS SOBRE EL TERRENO»

La necesidad de una intervención terrestre es compartida también por el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo. «Se necesitan botas sobre el terreno», dijo para luego señalar que los soldados deben ser locales. Un planteamiento -«fuerzas terrestres para derrocar finalmente al EI»- que también quedó reflejado en la declaración conjunta final.

La reunión volvió a poner de manifiesto la controvertida idea de brindar algún tipo de apoyo tanto al Ejército Libre Sirio, la oposición moderada al régimen de Asad, como incluso al régimen del tan denostado presidente sirio para hacer frente al Estado Islámico. No es la primera vez que aflora una posibilidad de la que, sin embargo, EEUU no quiere ni oír hablar. El ministro español García Margallo, que dijo el pecado pero no quiso decir el pecador, explicó al fin de la reunión que le resultaron «sorprendentes» las intervenciones de los representantes de algunos países de la región que defendían la idea de la colaboración.

Para Margallo, se trata de un planteamiento «no excesivamente compartido» pero que «encaja» con la forma de pensar del Gobierno español. El propio presidente de EEUU, Barak Obama, ya mostró su oposición rotunda a esta estrategia cuando, en septiembre, nació la coalición.

Los miembros de la coalición también abordaron la cuestión del padecimiento cada vez más agudo de la población civil y la necesidad de garantizar el acceso de la ayuda humanitaria a las zonas más afectadas. «Constatamos con gran alarma la sistemática y extendida vulneración de los derechos humanos cometida por el Estado Islámico», indica la coalición.

Especialmente esperada y aplaudida fue la intervención del primer ministro iraquí. Haider al Abadi, que explicó a los miembros de la coalición internacional la combinación de medidas «políticas, económicas y de seguridad» para enfrentar al auge yihadista.

 

 

 

Fuente. elperiodico.com


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *