agosto 10, 2014 By

Irán ordena suspensión de vuelos tras accidente aéreo

Comparte
  •  
  •  
  •  
  • 0
  •  
  •  
  •  

Teherán, Irán, 10 de ago.- El presidente de Irán, Hasán Rohaní, ordenó hoy la suspensión de todos los vuelos de los aviones Irán-140 (versión local de los ucranianos Antonov-140), tras estrellarse hoy uno de ellos causando la muerte a 40 personas y heridas a otras ocho.

Rohaní expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas y señaló que quedan suspendidos los vuelos de todos los aparatos de este tipo que hay en el país hasta que finalice la investigación del accidente, ocurrido esta mañana en el sureste de Teherán poco después de que uno de estos aviones despegase, informó la agencia de noticias iraní Tasnim.

Asimismo, el presidente iraní ordenó a las autoridades aéreas que extremen la vigilancia del cumplimiento de todos los estándares técnicos en los vuelos del resto de aviones, informó la agencia estatal IRNA.

El accidente tuvo lugar esta mañana poco después de que un aparato comercial de la aerolínea Sepahan despegase del aeropuerto de Mehrabad, en el sur de Teherán, cuando este cayó en un complejo militar cercano y chocó contra un muro y unos árboles.

Ocho pasajeros sobrevivieron, dos de los cuales se encuentran en situación de extrema gravedad.
Los fallecidos son todos iraníes, confirmaron a Efe fuentes diplomáticas en Teherán.

El avión volaba desde Teherán a la ciudad de Tabas, en una zona desértica en el este del país, cuando después del despegue se paró uno de sus motores, según las primeras informaciones.

La aerolínea Sepahan tiene una flota compuesta exclusivamente por seis aviones, todos ellos Irán-140, con capacidad para alrededor de medio centenar de personas, según informa la compañía en su página web, por lo que de momento no podrá operar.

La Organización de Aviación Civil de Irán ha abierto una investigación y recuperado las cajas negras del avión, aseguró el viceministro de Carreteras y Desarrollo Urbano, Ahmad Mayidí.

El aeropuerto de Mehrabad, uno de los más activos del país y donde aterrizan y parten los vuelos a ciudades de todo Irán, recuperó su actividad poco después del accidente y las salidas y llegadas transcurren con normalidad, informó el director general de esa instalación, Alí Rostamí.

Irán cuenta con una flota aérea obsoleta y lleva décadas enfrentándose a grandes dificultades para encontrar piezas de repuesto debido a las sanciones internacionales.

El último accidente grave tuvo lugar en enero de 2011, cuando un avión comercial se estrelló mientras trataba de hacer un aterrizaje de emergencia durante una tormenta de nieve en el norte de Irán, lo que provocó la muerte de 77 personas, informó la cadena estatal de noticias Press TV.

En julio de 2009, otras 168 personas murieron al chocar otro aparato en el noroeste del país tras despegar de la capital.

 

 

Fuente. larazon.es


Comparte
  •  
  •  
  •  
  • 0
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *