julio 18, 2014 By Huellas de México

Serias acusaciones por el #MH17 entre Ucrania, Rusia y EEUU

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México, 18 de jul.- El tema del avión #MH17 de Malaysian Airlines derribado el día de ayer en el este de Ucrania, está causando una gran crisis internacional, la cual está involucrando directamente a las dos principales potencias, protagonistas de la pasada guerra fría, Estados Unidos y Rusia.

Practicamente todos los actores políticos están de acuerdo en que el avión fue derribado tras ser impactado con misil, la gran interrogante aún es quien fue el culpable.

Ucrania ha acusado tanta a los prorrusos, como a Rusia directamente, de parte de algunos funcionarios, como el ministro del interior que afirmó que un jet ruso disparó contra el MH17.

No obstante la acusación más seria es la que ha emitido el gobierno de los Estados Unidos desde el más alto nivel, tanto el presidente Obama como la diplomacia norteamericana en la ONU han expresado publicamente «sospechas» que apuntan a Rusia.

«Lo que sabemos ahora mismo y tenemos la confianza en decir es que fue un misil tierra-aire, eso fue lo que derribó al avión. Tenemos la confianza en decir que esto ocurrió desde un territorio que es controlado por los separatistas prorrusos», afirmó Barack Obama en difundida conferencia de prensa desde la Casa Blanca.

De entrada también acusó a Rusia de la existencia de los prorrusos, “Sabemos que estos separatistas han recibido apoyo continuo de Rusia, con armas y capacitación, y esto incluye misiles”, afirmó Obama, quien dio a entender que habrá severas sanciones para Rusia en caso de comprobarse que los prorrusos dispararon el misil.

“Es una llamada de alerta para los europeos y para el mundo de que hay consecuencias a una escalada de la violencia en el este de Ucrania, que este no va a ser un conflicto que se va a desarrollar solamente ahí”, sentenció el mandatario estadounidense.

Bastante fuerte también fue la participación de la embajadora de los Estados Unidos ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Samantha Powell, quien emitió algunos de los hechos que han sido presuntamente confirmados por el gobierno de Obama:

– Powell afirmó que unicamente los sistemas de misles SA-11, SA-20, y SA-22 SAM, son capaces de derribar un Boeing-777 a 33 mil pies de altura, en reunión del Consejo de Seguridad, la funcionaria afirmó que el jueves temprano, un periodista occidental notó la presencia de fuerzas prorrusas trasladando un SA-11, cerca del lugar del incidente.

– La embajadora afirmó también que «si los separatistas prorrusos son responsables de derribar el avión con un misil, los investigadores no pueden descartar la posibilidad de que Rusia haya ofrecido ayuda para operarlo», sugiriendo también el respaldo direto de Rusia para llevar a cabo el ataque, condenado fuertemente por los mandatarios occidentales, quienes exigen un castigo contundente para los responsables.

La funcionaria cerró su participación sentenciando con insistencia que depende en gran parte de Rusia, terminar con este conflicto.

A los Estados Unidos se sumaron otros actores políticos importantes como Australia, quien en voz de su primer ministro, Tony Abbott, acusó directamente a Rusia de ser responsables de los ataques contra el MH17.

Rusia por su parte ha respondido a los señalamientos, respecto a la acusación de Abott, le respondió el portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, “el Sr. Abbot, está haciendo puras conjeturas y sin preocuparse por las pruebas, ha indicado a los culpables antes de iniciarse una investigación. Según él, se trata de los ‘rebeldes apoyados por Rusia’ y ‘la parte rusa’, (…) estas declaraciones nos parecen inadmisibles”, aseveró Lukashévich.

Por su parte el canciller ruso Serguei Lavrov ha desmentido categoricamente las acusaciones respecto al presunto proyectil ruso, afirmando que ninguno de sus sistemas militares disparó misil alguno hacia territorio ucraniano, además de criticar las acusaciones que están realizando varios países, sin presentar prueba alguna.

De forma paralela el Ministerio de Defensa de Rusia afirmó a través de un comunicado que tiene datos que comprueban que detectaron el funcionamiento de un radar ucraniano el día del ataque al avión malayo; agregaron además que “Los equipos de vigilancia rusos monitorearon el 17 de julio el funcionamiento del radar Kúpol de una batería Buk-M1 emplazada en las inmediaciones de la localidad de Stila (a 30 kilómetros al sur de Donetsk)”.

En la nota se destacan las capacidades técnicas del Buk-Mu1, capaz también de derribar un Boeing-777 a 33 mil pies de altura.

Putin por su parte ha tratado de ser muy cauteloso al respecto, “estamos en contacto, el presidente ucraniano Petró Poroshenko y yo; espero que ofrezca a todo el pueblo de Ucrania (…) un plan que garantice el respeto de los derechos legales (de los ciudadanos) y haga posible una paz definitiva, integral y duradera en el país”, afirmó, reiterando que es necesario establecer una ruta de diálogo para alcanzar la paz.

Aunque también hay señalamientos en contra de Ucrania, la Organización de Aviación Civil Internacional, y la Asociación de Transporte Aéreo Internacional señalaron que el gobierno de Poroshenko es el culpable por haber permitido al avión viajar en una zona en conflicto; además se ha informado que al avión se le ordenó descender 500 metros más al entrar en territorio ucraniano, de parte de los controladores aéreos de dicho país.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *