julio 11, 2014 By Ulises Navarrete

Interrumpen discurso de Obama dos indocumentados mexicanos

Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Los hermanos Juan y Mizraim Belman, originarios de México, interrumpieron al presidente Barack Obama durante su discurso en Austin, Texas, para exigir una reforma migratoria y lograron luego una breve reunión con el mandatario.

Los jóvenes originarios de Juventino Rosas, Guanajuato, se encontraban en el Teatro Paramount cuando se pusieron de pie y comenzaron a gritarle al presidente estadounidense.

Los hermanos, quienes llegaron a Estados Unidos siendo niños, hace 11 años, le pidieron a Obama poner fin a la deportación de personas como su madre, que podría ser repatriada a México en cualquier momento.

«Mi hermano y yo estábamos muy nerviosos al estar frente a él e interrumpir su discurso», dijo Mizraim, de 16 años y estudiante de la preparatoria Crockett High School en Austin.

“Sabíamos que esta era nuestra oportunidad, nuestras familias ya no pueden esperar más», comentó Mizraim en declaraciones que publica este viernes al periódico Austin American Stateman.

Los hermanos Belman son dos de los jóvenes indocumentados conocidos como “dreamers” que llegaron a Estados Unidos siendo niños y demandan una reforma migratoria que regularice su situación y la de sus familias.

Para poder ingresar al Teatro, los Belman hicieron fila desde las dos de la mañana, a fin de obtener entradas y presenciar el discurso que Obama pronuncio al mediodía del jueves.

Mizraim dijo que la idea de gritar al presidente en demanda de una reforma migratoria ya estaba en sus mentes desde antes de acudir al teatro, pero no estaban seguros de si podrían ingresar al lugar. Ambos pudieron hacerlo y esperaron el momento para actuar.

La ocasión se dio cuando Obama, casi al final de su discurso, criticó a los legisladores republicanos en el Congreso por bloquear todos los esfuerzos para edificar mejoras a los estadunidenses promedio.

Cuando el presidente se refirió a su deseo de hacer que el sistema de inmigración funcione mejor, los Belman se levantaron de sus asientos y empezaron a gritar.

Posteriormente el mandatario estadounidense cumplió su palabra y se reunió con los mexicanos.

«Me dijo que iba a actuar y cumplir su palabra», dijo Juan Belman, estudiante de la Universidad de Texas. «Nos corresponde a nosotros el seguir recordándoselo”, mencionó.


Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *