junio 11, 2014 By Huellas de México

Milicias radicales siguen su avance al norte de Irak

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bagdad, Irak, 11 de jun.- Un grupo armado denominado Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL), vinculado al presunto grupo Al Qaeda, sigue avanzando y tomando ciudades en la zona norte de Irak, en la frontera con Siria; el comando tomó Mosúl, una de las ciudades más importantes, y 24 horas más tarde de Tikrit, ciudad natal de Sadam Husein situada 160 kilómetros al norte de Bagdad, así como la vecina ciudad de Baiji, donde se encuentra la principal refinería de petróleo de Irak.

El EIIL vive su momento más álgido desde que tomó la determinación de unificar los frentes de Irak y Siria en abril de 2013 para establecer un «califato», practiamente se ha convertido en dueño de la frontera entre los dos países. Desafiantes ante Damasco y Bagdad, los hombres liderados por Abu Bakr Al Bagdadi tomaron el martes Mosul, la tercera ciudad más importante del país, y 24 horas después lanzaron su ofensiva relámpago en las provincias de Salahedín y Kirkuk.

El grupo mantiene una doble guerra contra el gobierno sirio de Bashar Al Assad, para lo cual acepta combatientes de todo el mundo, según consta en múltiples foros yihadistas.

La guerra es parte del interminable conflicto entre suníes y chiíes, estos últimos en el poder de la mano del primer ministro Nuri Al Maliki, quien preside Irak desde el colapso del régimen de Sadam Hussein. Los chiíes temen el asalto de Samarra, donde se encuentra su sagrada mezquita de Al Askari.

El ministro de Exteriores iraquí, Hoshiar Zebari, apeló a la colaboración entre Bagdad y los peshmerga para dar la vuelta a la situación. Allí donde no lleguen los milicianos kurdos, el clérigo chií Moqtada Al Sadr propuso desplegar sus brigadas «para proteger los lugares santos».

Mientras que los «rebeldes» sirios festejaron la toma de Mosul, repartiendo dulces; el gobierno recién reelecto de Al Assad, externó todo el apoyo que sea necesario a Bagdad.

Mosul, es una ciudad de dos millones de habitantes situada 400 kilómetros al norte de Bagdad; el Ejército iraquí no ofreció gran resistencia y tras cuatro días de asedio los milicianos del EIIL entraron de forma triunfal para hacerse con el control de varios edificios gubernamentales y bases militares, además de liberar a cientos de presos de las cárceles.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *