mayo 22, 2014 By Ulises Navarrete

Silla eléctrica en Tennessee, a falta de drogas letales

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

TENNESSEE.- El gobernador Bill Haslam firmó una ley que permitirá enviar a los sentenciados a muerte a la silla eléctrica, en caso de que el estado no consiga las drogas utilizadas en las inyecciones letales.

Un portavoz del gobernador confirmó que ya se firmó la medida, pero no dio más información.

Richard Dieter, director ejecutivo del Centro de Información de la Pena de Muerte, señaló que Tennessee es el primer estado en aprobar una ley que reintroduce la silla eléctrica sin darles a los prisioneros otra opción.

Los estados han comenzado a quedarse sin drogas utilizadas para ejecutar a prisioneros luego de un boicot europeo para abastecer a las prisiones de esos productos.

Dieter dice que espera impugnaciones en los tribunales si el estado decide ejecutar a alguien en la silla eléctrica.

Según él, lo más probable es que la iniciativa enfrente desafíos legales, debido a la protección constitucional contra el castigo cruel.

Una encuesta dada a conocer por la Universidad de Vanderbilt mostró que  56 por ciento de los votantes de Tennessee apoyan el uso de la silla eléctrica, mientras que 37 por ciento están contra ella.

Cabe señalar que la ley que estaba vigente hasta este jueves daba a quienes cometieron crímenes antes de 1999 de que eligieran entre si querían morir mediante la silla eléctrica o por medio de la inyección letal.

El último prisionero que fue electrocutado fue Daryl Holton, un veterano de la Guerra del Golfo que mató a sus tres hijos y a su hijastra con un rifle de alto poder en Shelbyville en 1997. Él pidió morir mediante ese método en 2007.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *