marzo 4, 2014 By

Yanukovich, el único presidente legítimo: Putin

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por primera vez desde el estallido de la crisis política que sacude a Ucrania, el presidente ruso Vladimir Putin dio una conferencia de prensa, en la que negó la intervención militar rusa en la provincia autónoma de Crimea, y denunció una “captura armada del poder” que derrumbó al expresidente Yanukovich.

“En la ley ucrania existen tres opciones para remover un presidente: una es su fallecimiento, otra es su renuncia personal, y la tercera es mediante una impugnación. Ese última se estipula bajo una norma bien deliberada. Debe involucrar a la Corte Constitucional, la Suprema Corte y la Rada (la cámara de legisladores). Es un proceso largo y complicado. No se llevó a cabo”, sentenció Putin.

Denunció el mandatario ruso que el 21 de febrero el expresidente Yanukovih firmó un acuerdo con la oposición, en presencia de diplomáticos europeos y rusos, en el cual aceptó organizar comicios anticipados en ámbito legislativo y presidencial, retirar las fuerzas policiales de Kiev, así como regresar a la constitución de 2004.

Si bien Putin admitió que Yanukovich no tenía chance de ser reelecto durante los comicios anticipados, deploró que la oposición ocupó la residencia presidencial inmediatamente después que el mandatario haya salido a un evento en Kharkov. Estos acontecimientos “desestabilizaron profundamente el este y el sureste del país”, analizó Putin.

El presidente ruso afirmó que “entiende” las exigencias de cambio político en las exrepúblicas soviéticas cuyos ciudadanos sufren de la “corrupción”, de la “acumulación de riquezas” y de “estratificación social”. Asimiso, dijo “entender las voluntades de cambio radical” de los integrantes del Maidan –el grupo de orígenes diversos que manifestó durante meses en la plaza de la Independencia–, porque “vieron a ladrones sustituir a ladrones”.

Por lo tanto declaró “ilegítimas” las autoridades actuales, con excepción de algunos diputados del Parlamento. Denunció que estas autoridades “empezaron a nombrar todo tipo de oligarcas y billonarios para gobernar las regiones orientales del país”.

Putin negó la intervención militar rusa en la provincia autónoma de Crimea, en la que prefirió hablar de “ayuda financiera” a la región que, reiteró, “pidió ayuda humanitaria”. El mandatario informó que Rusia proveerá dicha ayuda, pero no pudo decir a cuánto se elevará.

“Los ejercicios militares que llevemos a cabo recientemente no tenían nada que ver con la situación en Ucrania”, aseveró Putin, quien juzgó que por ahora un despliegue de tropas rusas en Ucrania “no es necesario”.

“Siempre hemos considerado a Ucrania no sólo como un vecino, sino también una república hermana, y seguiremos considerándola así. Estoy seguro que los militares rusos y ucranianos no se enfrentarán”, enfatizó Putin.

Al reaccionar a la conferencia de prensa de Vladimir Putin, su homólogo estadounidense Barack Obama declaró que los argumentos del ruso “no engañan a nadie”.

“La comunidad internacional condenó la violación de la integridad territorial y de la soberanía nacional de Ucrania por parte de Rusia”, reiteró Obama.

“Todos reconocemos que si bien Rusia tiene intereses legítimos en lo que sucede en un país vecino, eso no le otorga el derecho de recurrir a la fuerza para ejercer su influencia en este país”, abundó.

Por su parte el secretario de Estado estadunidense John Kerry visitó Kiev hoy. Condenó otra vez “el acta de agresión que llevó a cabo Rusia” y aseveró que “Rusia trabaja arduamente para encontrar un pretexto que le permita invadir un poco más a Ucrania”.

La AFP informó por su parte que la delegación estadunidense evocó un plan de ayuda económica, con la forma de un préstamo de mil millones de dólares.

En paralelo, tras un encuentro entre el primer ministro ruso Dimitri Medvedev y Alexey Miller, el director de la empresa Gazprom, el gigante del gas natural anunció que terminará su tarifa preferencial en las ventas de gas a Ucrania a partir del mes de abril. Esta tarifa preferencial fue otorgada el año pasado contra la promesa ucraniana de “sanear sus deudas acumuladas”.

Sin embargo, Miller enfatizó durante el encuentro que Ucrania no pagó a Gazprom los pasados meses de enero y febrero, y sólo reembolsó la mitad de su deuda, que alcanzaría mil 529 millones de dólares.

En el pasado mes de diciembre, Moscú acordó a Ucrania un préstamo de 15 mil millones de dólares así como una rebaja de 30% del precio del gas, para que Kiev se negara en firmar el tratado de libre comercio con la Unión Europea. Kiev aceptó el trato, y poco tiempo después se llenó de manifestantes la plaza de la Independencia.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *