enero 30, 2014 By Redacción Huellas

Anuncian segunda ronda de paz en Siria.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La segunda ronda de negociaciones entre el gobierno y la oposición sirios comenzará el 10 de febrero, pese a que ambas partes coincidieron en que existen grandes diferencias para poner fin a la guerra civil que en tres años causó más de 130.000 muertos y más de 6,5 millones de desplazados.
El mediador del proceso, Lakhdar Brahimi, adelantó hoy a la prensa que no espera que nada extraordinario suceda hasta mañana, cuando concluirá la primera ronda de negociaciones en Suiza sin grandes avances, excepto por un limitado acuerdo humanitario, que aún no se concretó en la sitiada ciudad siria de Homs.

Al terminar la reunión de hoy, el vicecanciller sirio, Faisal Makdad, precisó que la segunda ronda de reuniones durará una semana y que la delegación gubernamental será la misma, con el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid Al Mualem, a la cabeza.

Además, descartó cualquier posibilidad de que la delegación del gobierno sirio se retire de estas negociaciones, conocidas como Ginebra II, informó la agencia de noticias EFE.

«De ninguna manera dejaremos estas discusiones y continuaremos con ellas hasta que lleguemos a soluciones para la crisis siria», aseguró.

El vicecanciller insistió en que «la cuestión del terrorismo» debe ser prioritaria, para luego pasar al resto de puntos del Comunicado de Ginebra I, la hoja de ruta del proceso de paz para Siria acordado por Estados Unidos, Rusia y Naciones Unidas (ONU) en 2012.

Para la oposición, dicho texto establece que la salida al conflicto armado es a través de un gobierno de transición, en el que no puede estar el actual presidente, Bashar al Assad, mientras que el gobierno rechaza una transición sin Al Assad y pone el foco en el fin de las hostilidades.

«Hay que aceptar que hay terroristas en Siria y que hay países que los están financiando y alentando», insistió Makdad a su salida de la reunión matinal con la delegación opositora.

Horas después el mediador del proceso, Brahimi, concordó con el funcionario sirio.

«Hay un acuerdo de que el terrorismo existe y que es un problema serio dentro de Siria, pero no hemos llegado a un acuerdo sobre cómo enfrentarlo», explicó a la prensa el veterano mediador.

Por otro lado, el vocero de la delegación opositora, Louay Safi, recordó que «hay grandes diferencias» con el gobierno sobre el Comunicado de Ginebra».

A la salida de la reunión matinal con la delegación gubernamental, Safi dijo a la prensa que en la sesión de hoy se habló del problema de la violencia, pero consideró que ello «no refleja la consecuencia lógica de los acontecimientos».

Consideró que la discusión sobre «un órgano de gobierno transitorio es lo que debe abrir el camino para la implementación de todos los puntos del Comunicado de Ginebra».

La ONU, que auspicia el proceso negociador de Ginebra II, indicó que esta tarde las partes no se reunirán, a lo que Makdad restó importancia tras señalar que su delegación dedicará las próximas horas a preparar la sesión de mañana, la última de la primera ronda.

Pese a que Brahimi se quejó hoy nuevamente de que el acuerdo humanitario para permitir la salida de mujeres y niños y la entrada de ayuda humanitaria a la ciudad de Homs no se cumplió, la ONU anunció que finalmente logró ingresar al también sitiado campo de refugiados palestinos Yarmuk en el sur de Damasco.

La UNRWA, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos informó que logró entrar al campo desde hace meses por el gobierno sirio y entregar unos 750 paquetes de alimentos entre las 18.000 que viven allí, un poco más del 10% de los 160.000 que vivían en 2011, cuando comenzó el conflicto armado en Siria.

«Hasta primera hora de la tarde hemos conseguido introducir 750 paquetes con comida de un cargamento total de 900,» dijo a EFE Sami Mshasha, vocero de la UNRWA en Jerusalén.

Con el paso de los meses, las condiciones de vida en Yarmuk se han degradado hasta el punto que el campo fue declarado zona de catástrofe humanitaria por la ONU.

«Si se mantiene el permiso (del gobierno que rodea el campo) y las condiciones de seguridad para los refugiados y el personal de la UNRWA (por parte de las milicias que controlan el campo), esperamos poder mantener la distribución en los próximos días», agregó Mshasha.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización opositora con sede en Londres, había denunciado que 85 personas habían muerto recientemente en Yarmuk por la falta de alimentos y medicinas.

Fuente: Telam.com


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *