noviembre 26, 2013 By Huellas de México

Obama reaviva la presión para exigir Reforma Migratoria.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Aunque este miércoles se cumplirán 5 meses de que el senado de los Estados Unidos de América, aprobó la propuesta de Reforma Migratoria, la iniciativa sigue sin ser votada en la Cámara de Representantes, por lo que el presidente Barack Obama emitió un discurso desde California, para meter presión a los legisladores, apelando a un espíritu de «Acción de Gracias», para dar luz verde al proyecto.

Cabe señalar que la iniciativa de reforma, abre la posibilidad de legalización para 11 millones de indocumentados que ingresaron al país desde antes del 31 de diciembre del 2011, lo cual es el punto más polémico de la iniciativa denominada Acta de Seguridad fronteriza, Oportunidad económica y Modernización de Inmigrantes 2013.

En un emotivo discurso, pronunciado desde el Betty Ong Chinese Recreation Center, en San Francisco California, el presidente comenzó defendiendo los acuerdos alcanzados con Irán, en aras de un «mundo más seguro».

Posteriormente entró de lleno al tema de la reforma migratoria, en la cual reconoció el motivo primoridal de la visita. Obama evocó el pasado inmigrante de millones de estadounidenses; afirmó que la historia de los inmigrantes es una historia compartida por millones de familias, «Es la historia que tuvo mi gran-gran-gran-abuelo de una pequeña aldea en Irlanda, y que tuvo mi padre de una pequeña comunidad en Kenia. Es la historia de muchos de nuestros ancestros aquí», afirmó el líder demócrata.

El presidente hizo un llamado también a los legisladores para rebrir el debate y escuchar la opinión de millones de estadounidenses, evocando a recientes encuestas que demuestran el apoyo mayoritario hacia la reforma.

Este mismo lunes se difundió un estudio del Public Religion Research Institute (PRRI), que revela que la reforma migratoria impulsada por Obama, tiene un respaldo del 63% de los ciudadanos, como detalló la agencia Europa Press.

El discurso de Obama cobró además notoriedad, al ser interrumpido en su discurso por un joven, quien le gritó al presidente que detenga las deportaciones; «Stop deportations», repitió afanosamente el joven en varias ocasiones, lo cual le dio la oportunidad a Obama de responder al joven afirmando que eso es precisamente lo que están buscando.

El mandatario aprovechó el momento y pidió que no sacaran al joven, resaltando que la decisión no es unilateral, y que en un estado con una tradición basada en las leyes, se requiere también el soporte de los Representantes (legisladores), para sacar las iniciativas adelante.

El presidente manifestó además estar dispuesto a marchar codo a codo con inmigrantes y activistas para seguir exigiendo a los legisladores la aprobación de la reforma.

Cabe recordar que los republicanos además de manifestarse en contra de la legalización de indocumentados, están negociando en la Cámara de Representantes, un importante refuerzo a las zonas fronterizas, lo cual implicaría un costo aproximado de 46 mil millones de dólares.

 

 

Redacción. Huellas de México.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *