noviembre 14, 2013 By Redacción Huellas

Solicita EPN a Rajoy intervenga en solución de Repsol.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, pidió a su homólogo de España, Mariano Rajoy, su intervención para solucionar el conflicto que libra Repsol con el gobierno argentino por la expropiación del 51 por ciento de YPF, lo que también está afectando a Petróleos Mexicanos (Pemex), accionista industrial de la petrolera hispana.

El 19 de octubre pasado en Panamá, durante el almuerzo que ambos celebraron en el marco de la Cumbre Iberoamericana, Peña Nieto le advirtió a Rajoy que ya no se trata de un conflicto entre empresas, sino entre países, publica hoy el diario digital Vozpopuli.com.

De acuerdo con esta publicación, el mexicano advirtió que la gestión de Antonio Brufau al frente de Repsol se ha caracterizado por bloquear los intereses de México en Argentina; además, se quejó de la poca diligencia de Repsol en la búsqueda de un acuerdo con Argentina.

Esta información coincide con la publicada por el semanario Proceso en su edición 1930 del pasado 27 de octubre, en la que se señala que Pemex ya analiza su posible salida de Repsol ante la gestión que Brufau mantiene en el conflicto argentino, el rechazo a la intermediación de Pemex en el asunto y a que la paraestatal pueda realizar negocios con YPF para la explotación del mega-yacimiento de Vaca Muerta.

El texto del semanario hace referencia al almuerzo que ambos presidentes sostuvieron en el marco del conflicto Repsol-YPF-Pemex.

Nueva información difundida por el medio digital español señala que el conflicto dejó de ser sólo entre empresas para convertirse en un problema entre tres países: España, Argentina y México.

Y en esos términos lo planteó Peña Nieto a Rajoy; además, expresó su malestar por el “nivel de enquistamiento” al que llegó esta guerra y la “poca diligencia” con la que la dirección de la petrolera española está buscando una salida negociada.

El presidente mexicano pidió al presidente Rajoy su intervención para “desbloquear” el conflicto, debido a que hasta hoy esa vía está completamente rota.

El conflicto está afectando a Pemex, la petrolera estatal mexicana, que además de accionista histórico de Repsol, con 9.4 por ciento, pretende aliarse con YPF para explotar el yacimiento de petróleo y gas de Vaca Muerta.

Sin embargo, esta inversión de Pemex en Vaca Muerta está amenazada por las continuas advertencias de Repsol de que demandará en tribunales internacionales a quien haga negocios con el gobierno argentino e YPF en dicho yacimiento.

Repsol ya demandó a la estadunidense Chevron y a la argentina Bridas, a las que Repsol llevó a tribunales por asociarse con YPF para explotar Vaca Muerta, recuerda el medio.

En el almuerzo, Rajoy recordó a Peña Nieto que el gobierno intentó por todos los medios una salida negociada con Argentina, sin éxito hasta el momento.

También señaló que el gobierno de Cristina Kirchner expropió YPF a Repsol de manera arbitraria y que los esfuerzos de su gobierno por encaminar a una salida negociada no han tenido una salida satisfactoria.

El diario español señala que Rajoy llegó al encuentro con un dossier elaborado por el equipo de Álvaro Nadal, responsable de la Oficina Económica de La Moncloa, para argumentar sobre las dificultades impuestas por Buenos Aires y de lo que llaman una “oferta trampa” de Argentina.

Se trata de la misma oferta que trajeron a Madrid el presidente de Caixabank, Isidro Fainé –máximo accionista de Repsol— y Emilio Lozoya, director general de Pemex.

Como lo señaló Proceso, Vozpopuli.com también recuerda que el 2 de junio pasado Lozoya se reunió en el hotel Arts de Barcelona con Fainé, con Manuel Manrique, presidente de Sacyr y con el propio Brufau, para exponer la oferta argentina.

Relata que el encuentro fue tenso y ya entonces Lozoya advirtió a los otros accionistas de Repsol y a su presidente que urgía la firma del acuerdo para que fuera presentado a tres bandas por los presidentes Rajoy, Kirchner y Peña Nieto en una ceremonia formal que representaría una firma de la paz.

Sin embargo, la propuesta fue desechada por Brufau y su consejo de administración por considerarla “insatisfactoria”, ya que sigue exigiendo una indemnización de 10 mil 500 millones de dólares.

Desde entonces acabó de enfriarse la relación entre Pemex y Lozoya contra Brufau y su equipo y surgió la propuesta –señalada por Proceso—de que la actual directiva de Pemex ya valora y ve como inminente su salida de Repsol.

Por Proceso.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *