enero 21, 2014 By Huellas de México

Coahuila. Va PGJ contra curas pederastas

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Procuraduría General de Justicia de Coahuila informó que abrió ayer una averiguación previa contra quien o quienes resulten responsables por los dos presuntos casos de pederastia que se presentaron en Coahuila por parte de dos sacerdotes, según lo dicho por el obispo Raúl Vera.

Jesús Carranza, vocero para temas de seguridad en el Estado, confirmó ayer que a raíz de la notas periodísticas que se publicaron sobre el tema, la dependencia estatal empezó a investigar los casos.

VANGUARDIA publicó ayer que el obispo Raúl Vera informó que dos sacerdotes de Coahuila fueron separados de sus funciones por pederastia y que El Vaticano decidirá su expulsión.

Sin embargo, se reservó los nombres de los párrocos y la iglesia en que oficiaban, aunque especificó que uno es de la Diócesis de Saltillo (que agrupa a unos 139 padres) y el otro de una diócesis distinta, que sería Torreón o Piedras Negras.

“Ya se asignaron elementos a este caso, quienes desde hoy (ayer) iniciaron con las averiguaciones pertinentes derivadas de lo que ha aparecido en la prensa en estos días”, destacó Carranza.

El funcionario añadió que ya será el Ministerio Público quien determine llamar a declarar a quien considere pertinente, y en su caso, si así se comprueba, castigar a quien resulte responsable de algún ilícito.

Por su parte el sacerdote Mario Alberto Cruz, oficial del Tribunal Eclesiástico, dijo que la pederastia es un delito grave ante el cual la Diócesis de Saltillo tiene la obligación de actuar con tolerancia cero y cooperar con las autoridades en la forma que éstas determinen.

Mencionó que tanto los sacerdotes, los clérigos como cualquier ciudadano mexicano están sujetos a las leyes civiles y deben asumir la responsabilidad de sus actos.

“Son delitos graves que son considerados por el Código Penal todos aquellos que aplican como sujetos pasivos de esos delitos graves, pues tienen penas y los sacerdotes y clérigos están sujetos a ello”, dijo.

Sobre el tema, el abogado Gerardo Pérez Pérez opinó que el Obispo está obligado a denunciar a los sacerdotes que hayan incurrido en pederastia (corrupción de menores o violación impropia), pues si no, incurriría en los delitos de omisión de denuncia o encubrimiento.

Mientras tanto el rector del Seminario de Saltillo, el padre José David García Rosales, se mostró a favor de que los implicados asuman su responsabilidad y respondan en todos los ámbitos que competen.

Fuente: vanguardia.com.mx


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *