noviembre 27, 2013 By Redacción Huellas

E.U. duda de la rehabilitación de ‘El Ponchis’ y cuestiona al sistema judicial mexicano.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La liberación de Edgar Jiménez Lugo, alias “El Ponchis”, y su traslado a San Antonio, Texas, donde “pronto estará mezclándose con sus vecinos” y “como un hombre libre”, preocupa a las autoridades estadounidenses que dudan sobre el progreso de su rehabilitación, tras permanecer tres años en la cárcel, y cuestionan la debilidad del sistema judicial mexicano para castigar a menores infractores.

De acuerdo con un reportaje publicado este miércoles por Los Angeles Times, “El Ponchis” fue liberado antes de cumplir su condena de tres años en Morelos –que en Estados Unidos sería mucho más dura por los delitos que cometió– y aunque el Gobernador del estado, Graco Ramírez Garrido, presumió que había tenido una rehabilitación “notable”, las autoridades estadounidenses han encendido focos rojos en el caso.

“El Ponchis”, quien ahora tiene 17 años de edad, tenía 11 años cuando mató a su primera víctima, y 14 cuando fue detenido en diciembre de 2010, en el aeropuerto de Cuernavaca , junto con su equipaje que contenía dos pistolas y paquetes de cocaína.

El “niño sicario”, como también se le llama en la prensa, admitió ser un asesino a sueldo del Cártel de los Beltrán Leyva. Según el texto de los periodistas Richard Fausset y Cecilia Sanchez, “El Ponchis” se convirtió, en su momento, en México y en el mundo, en la personificación del “grado brutal en que la guerra del narcotráfico en el país consumía sus niños”. Pero también, ahora, su confesada violencia preocupa a las autoridades pues, “pronto estará mezclándose con los vecinos de San Antonio”.

Las leyes de Morelos, donde fue procesado, permitieron que Jiménez fuera procesado a un máximo de tres años de prisión porque era menor de edad, e incluso un juez ordenó liberarlo el martes, pocos días antes de cumplir su sentencia. Además, debido a que es un ciudadano de Estados Unidos, nacido en San Diego, el muchacho tiene todo el derecho de regresar a su país de origen.

“Aparentemente ha pagado su deuda por cualquiera de los delitos por los que se le condenó [en México ] , y no estoy al tanto de si hay una acusación federal o estatal formulada en Estados Unidos en su contra”, dijo al diario angelino Michelle Lee, un agente especial del FBI con sede en San Antonio.

“La situación con él es realmente diferente a la que se tiene en cualquier otra institución nacional en EU, donde quien comete un delito, completa su sentencia y entonces se le libera”, explicó. Jiménez, quien fue trasladado de Morelos a San Antonio, estará en un “centro de apoyo”, pero no estará encerrado, dijo Jorge Vicente Messeguer Guillén, secretario de Gobierno de Morelos, en una entrevista. De acuerdo con LA Times, funcionarios del Departamento de Estado de EU no dieron detalles sobre lo que los arreglos de vivienda de Jiménez en Texas ni tampoco aclararon lo que se entiende por “centro de apoyo”.

MÁS CASOS DE NIÑOS ASESINOS

El caso de Jiménez está lejos de ser único en México, destacó el diario de Los Angeles, California. En febrero pasado, un niño de 13 años de edad, fue arrestado en Zacatecas , junto con un grupo de hombres armados. El muchacho, identificado como Armando , confesó haber participado en por lo menos 10 asesinatos. Fue liberado porque el Código Penal del estado no procesa a menores de edad menores de 14 años. Un mes más tarde se encontró que el niño y su madre fueron asesinados junto con otras cuatro personas.

En 2011, con 15 años de edad, un adolescente de nombre Erick fue detenido y dijo que trabajaba para el mismo grupo en el que se involucró “El Ponchis”, participando con otros adolescentes en secuestros y tráfico de drogas. Fue condenado a dos años y ocho meses de prisión. “Casos similares han salido a la luz en los estados de Jalisco , Tabasco y Veracruz , pero probablemente representan sólo una pequeña fracción del total: Estudios de la Universidad Nacional Autónoma de México estiman que un millón de jóvenes están en riesgo de ser reclutados por los cárteles”, destaca el reportaje.

DEBATE SOBRE PENAS MAYORES

La liberación de Jiménez, plantea LA Times, puede reavivar el debate sobre el tratamiento del sistema de justicia de menores que cometen delitos graves. En 2005, la Constitución de México dispuso la creación de los sistemas de justicia independientes a nivel estatal y federal para los delincuentes menores de 18 años. “Pero, recientemente, ha habido un empuje para tomar una postura más dura , agravada en parte por el hábito de los carteles de la droga de llenar una amplia piscina de niños, con poca educación y afectados por la pobreza del país, para formar sus filas”.

En marzo, los legisladores Morelos aumentaron la sanción máxima para los menores que cometen delitos graves, de modo que un sospechoso como Jiménez estaría cinco años y no tres, detrás de las rejas; este cambio se produjo como consecuencia de su caso. En julio, Veracruz fue más allá y elevó la pena máxima para delincuentes entre 14 y 16 años de edad, de cuatro años a 10 años de cárcel. Estos cambios, dice el diario, han provocado reclamos de grupos por los derechos de los niños, pero el clamor de penas más severas no es probable que se apague, afirma Los Angeles Times.

Por:sinembargo


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *