Tinto de verano: una bebida perfecta para la temporada cálida

Por Amaury Vite (Publicado 20 de abril del 2018)
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

El 17 de abril visitamos El Bistro Chapultepec en una tarde de abril con la finalidad de probar una de las bebidas que se ofrecen en el sitio, o mejor aún para probar dos de ellas, la primera fue un mojito de fresa y la otra, algo totalmente distinto, un tinto de verano.

El Bistro es un restaurante donde se preparan platillos de origen europeo adaptados con ingredientes mexicanos, el lugar ubicado en la segunda sección del Bosque de Chapultepec es una opción para pasar un momento tranquilo mientras se disfrutan alimentos exquisitos. Entre los platillos gourmet que se preparan se encuentran: pasta, ensalada, pizzas y los domingos el buffet espera a los comensales.

El ambiente tiene un estilo campestre , el Bistro cuenta con cafetería en la zona izquierda, una zona libre de tabaco, y dentro del sitio las personas pueden tomar alimentos del buffet, mientras que nos sentamos en una mesa fuera para observar El Lago Mayor, al aire libre las ardillas bajan de los arboles y pueden sorprender a los invitados.

Unos minutos después nos traen las dos bebidas, a primera vista sus colores resultan llamativos, el mojito de fresa con un tono rosado, acompañado de trocitos de menta y el tinto de verano, un encendido rojo violeta.

El mojito de fresa que nos han servido se compone de zumo de lima, hojas de menta, ron, un toque a soda y el ingrediente principal, fresas. Esta es la primera bebida que probamos y su dulce sabor va seguido de un toque de frescura y predominancia en el sabor a menta.

La siguiente bebida para probar es el tinto de verano, sus ingredientes son: vino tinto, rodajas de limón y gaseosa. Al probarla la primera sensación en el paladar es un interesante y tenue sabor amargo y al final se percibe una sensación efervescente.

Estas bebidas resultaron contrastantes, el tinto de verano con un sabor complejo, con diferentes momentos, que permitieron disfrutar de sus ingredientes, mientras que el mojito de fresa resulta una experiencia simplemente dulce.

Cabe destacar que el restaurante presenta elementos campestres y vintage, con objetos antiguos, como una máquina de coser antigua, mientras que los muebles que adornan el lugar son de madera, por lo que resultó una experiencia acogedora, cálida y cercana por el adecuado servicio.

 

(Visited 138 times, 1 visits today)
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellas 2