Garibaldi, museo nocturno del alma y el corazón

Lucha Villa
ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

José Santos Navarro

Fotos Miguel Ángel Sánchez Sahagún

Guitarras lloren guitarras / violines, lloren igual…

Cortinas de bares, restaurantes, cafés, loncherías y todo tipo de negocio cobraron vida en el corazón de Garibaldi. Al llegar el cansancio de la noche, cuando cierran los negocios y sólo los mariachis cantan y cantan, las cortinas de todos esos locales, corazones del barrio, dan nueva vida nocturna, se convierte en el pasaje del arte, en el museo nocturno del alma y del dolor.

Garibaldi

Mariachis, norteños, jarochos, tríos, duetos y solitarios poetas que nacen cada noche del cemento y del alcohol, testigos son de que al hacerse vieja la noche y al bajar las cortinas, éstas se convierten en arcoíris del recuerdo.

 

 

Garibaldi 2

Surge entonces el Arte Urbano, las figuras no fantasmales, sino muy reales, los rostros de Juan Gabriel, Javier Solís, Lucha Villa, José Alfredo, Chavela Vargas y de los compositores que en sus canciones se han identificado con el pueblo, ya por el dolor, el amor, el desamor y hasta por la alegría.

Garibaldi no duerme, cuando –como estrellas- cierran sus negocios, sus cortinas se convierten en museo. No es grafiti, es arte urbano, aseguran sus creadores, los artistas que dan vida a las cortinas que dejan de serlo para convertirse en telones de los escenarios de la noche; obras maestras donde expertos del tequila y del amor -nacionales y extranjeros- alzan el celular y como si brindaran con José Alfredo, se toman una foto para el recuerdo. Para presumir que estuvieron ahí, en las orillas del Tenampa.

Javier solis

Juan Gabriel, El Divo: Abrázame que el tiempo pasa y él nunca perdona / Ha hecho estragos en mi gente como en mi persona /

Abrázame que el tiempo es malo y muy cruel amigo / Abrázame que el tiempo es oro si tú estás conmigo / Abrázame fuerte, muy fuerte, más fuerte que nunca Siempre abrázame…Chavela

Chavela Vargas y su mundo raro de José Alfredo Jiménez: Cuando te hablen de amor / Y de ilusiones / Y te ofrezcan un sol / Y un cielo entero…”.

Luis Aguilar, El Gallo giro, El sinaloense, el enamorado, el campirano, el inolvidable policía motociclista compañero de Pedro Infante en “ATM”, también tiene su altar plano en Plaza Garibaldi.

Jesús Monge, autor del himno: México lindo y querido si muero lejos de ti / que digan que estoy dormido / que me traigan aquí…

Javier Solís, el loco, el payaso, el carnicero de barrio quien entre sus éxitos estuviera éste inolvidable: En cofre de vulgar hipocresía / ante la gente oculto mi derrota / payaso con careta de alegría / pero tengo por dentro el alma rota…

Federico Méndez: autor del éxito “De qué manera te olvido” que interpretó Vicente Fernández… A tu amor yo me aferro / y aunque ya no lo tengo / no te puedo olvidar…  Cuentan que es verdad, que luego de componer esta canción a una dama, luego de que fuera éxito, el compositor estremeció al mundo artístico y a la sociedad, al conocerse que se había suicidado de un balazo en la cabeza.

Garibaldi 3

Así es Garibaldi, un rincón bohemio, histórico. Un pedazo de cemento con música donde la noche invade al día, donde el mariachi no calla, donde los versos a la vida, al amor… son cosa de todos los días.

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *