La ética detrás de la construcción

julio 12, 2019 By mg sh

La ética detrás de la construcción

Comparte
  •  
  • 6
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

11 de julio 2019.- En estos tiempos, la ética no solo es un factor que puede contribuir al sano desarrollo de las empresas del campo de la construcción, sino incluso un elemento clave que en los casos más graves, puede amenazar incluso la existencia del proyecto corporativo.

La ética empresarial

Hoy en día, en el escenario global del mercado de la construcción, tenemos ejemplos, tanto de éxito, como de crisis, que muestran de forma muy clara, las consecuencias de no tener un sistema ético sólido, y por otra parte las ventajas de asumirlo y adoptarlo plenamente.

Dentro de los ejemplos positivos, tenemos casos como Grupo Casgo, una compañía con sede en Jalisco, que ha venido creciendo año con año, hasta convertirse actualmente en una de las constructoras más sólidas del mercado.

Una base ética, cimentada sobre 10 pilares esenciales para la compañía, se han vuelto una de sus mayores fortalezas, pues dentro de los principios que rigen de forma inherente el desempeño empresarial y de su personal en todos los ámbitos, se encuentran importantes fundamentos éticos, buscando minimizar las posibilidades de malos manejos y corrupción.

Desde luego que el ser humano no es perfecto, y si esta estrategia ética les ha funcionado en gran medida, es porqué también está monitoreada y perfeccionada de forma constante, con el apoyo de recursos tecnológicos, administrativos y humanos, como una forma de colocar fuertes candados, que impidan la desviación ética de la compañía.

Asimismo, la innovación constante, así como la adopción de los más importantes certificados operativos, como el ISO 9000, y más adelante, el Lean Construction, han sido también parte de la estrategia de optimización constante, como señala su CEO Héctor Castellanos Frank en entrevista con Reforma.

Consecuencias graves de no asumir un compromiso ético

No solo en México, sino también a nivel mundial, tenemos múltiples casos de corrupción que han arruinado el desarrollo empresarial de compañías enteras en el ramo de la construcción.

En ocasiones, puede ser muy fácil o tentador, incurrir en acciones como el soborno, con miras a obtener beneficios empresariales, y particularmente personales; casos como Odebrecht, han expuesto que cuando no existe un control para evitar este tipo de conductas al interior de una compañía, estas pueden multiplicarse de forma ilimitada.

Hoy en día, dicha compañía no solo ha visto empañada de forma irreversible su imagen en varios países del continente, y ha destrozado de igual forma su estabilidad financiera, sino que incluso ha generado fuertes consecuencias legales, que han provocado múltiples órdenes de aprehensión, no solo contra personas de la compañía, sino incluso también contra muchos de quienes se asociaron de forma irregular.

Asimismo, casos como el de la española OHL, también han sido emblemáticos, una constructora cuyas acciones hace tan solo un lustro rondaban los 20 euros por unidad, y que hoy en día, tras una serie de escándalos de corrupción, particularmente en México, con trabajos superan un euro por unidad, amenazando de forma severa el futuro de la compañía.

Por este motivo, la ética en el campo de la construcción, se ha vuelto un elemento imprescindible, más aún por el hecho de que los elementos legales también van avanzando, y se vuelve más fácil detectar irregularidades de parte de instancias judiciales.

Y aunque persisten muchos casos graves de pérdida de ética empresarial, también tenemos en contraparte empresas, muchas de ellas orgullosamente mexicanas como el caso de Grupo Casgo, que han sabido afrontar estos desafíos, a través de una estrategia sólida, enfocada en combatir con las mejores armas posibles este tipo de vulnerabilidades.


Comparte
  •  
  • 6
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *