Volver a sistema petrolero cerrado es dar paso atrás, dice Coldwell

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Para el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, volver a un sistema petrolero cerrado, como plantea un candidato presidencial, “sería dar un paso hacia atrás” y cerraría el mercado que impulsa actualmente a México.

En el marco del Foro Mundial de Regulación de Energía, dijo que independientemente de quién resulte triunfador en los comicios de este año, las subastas petroleras no se van a detener “porque perdería México. Se pierden empleos, se pierden productos y se pierde inversión en muchas regiones petroleras del país”.

Dijo que con la Reforma energética se ha dado un gran cambio en el sector energético de México con un mercado más dinámico y saludable que a la larga garantizará tanto energía más limpias y eficientes como precios más equilibrados. Si por el contrario, dijo, se pretendiera regresar al viejo modelo cerrado que tenía Petróleos Mexicanos (Pemex), haría falta inversión y se traduciría en la caída de empleos y declinación de la producción de petróleo y gas. “Parar las subastas petroleras sería llevar a México a ser más dependiente de las importaciones, sobre todo de gas”.

Joaquín Coldwell argumentó que las subastas eléctricas “también van a continuar”, ya que están generando una revolución verde con energías limpias, lo que a la larga es una de las mayores aportaciones de la reforma energética.

Respecto a la continuidad de los contratos firmados en este sexenio, aseguró que se trata de contratos muy sólidos que se otorgaron en subastas y que se hicieron con los más altos estándares internacionales de transparencia. Por ello, son contratos que “no los puede rescindir el titular del Ejecutivo federal, quienquiera que sea. Solo lo puede hacer el órgano regulador que tiene la autonomía técnica y de gestión”.

Asimismo, la revisión administrativa sólo la puede ejercer el órgano regulador por las causas graves establecidas en ley o la rescisión contractual por las causas graves establecidas en el contrato, agregó.

En ambos casos, si el acto fuera considerado arbitrario y no hubiera una causa fructífera, las empresas tendrían derecho a un sistema de protección de garantías judicial mexicano o en su caso al arbitraje internacional.

 

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *