enero 27, 2014 By Huellas de México

Crisis argentina pega al peso mexicano

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México, 27 de enero .- La crisis económica en Argentina ya contagió al peso mexicano que en menos de semana llegó a rozar los 14 pesos por dólar, advirtieron especialistas.

Después de cuatro años con altos niveles de inflación, Argentina atraviesa por su peor crisis desde 2002. El pasado 23 de enero, el peso argentino registró su mayor devaluación en 12 años, al perder 12% frente al dólar y de agravarse la situación, podría tener un efecto negativo en otras economías de la región como Brasil, que ya enfrenta problemas de altos niveles de deuda y la necesidad de financiamiento del exterior.

“El peso mexicano reporta un sesgo regional contagiado por Argentina, que ha observado una fuerte depreciación en su moneda esta semana ante los problemas políticos y financieros que se han registrado en ese país sudamericano”, señaló a la agencia Notimex el subdirector de análisis Macroeconómico de Banamex, Joel Virgen Rojano.

Argentina, el tercer país con mayor inflación en el mundo, enfrenta una difícil situación en la que escasean los dólares ante a la debilidad de sus exportaciones, un pobre nivel de inversión externa por la desconfianza en su economía y la falta de acceso a los mercados de crédito internacional desde 2012.

“Pensamos que en el caso de México el tipo de cambio está respondiendo simplemente a este contagio de otros mercados, por lo que en las siguientes semanas se puede registrar un ajuste”, proyectó Virgen Rojano y advirtió que la volatilidad no se resolverá en el corto plazo

No obstante, refrendó el pronóstico de que la moneda mexicana cierre el año por debajo de los 13 pesos por dólar.

EL CASO ARGENTINO

En lo que va del año el peso argentino ha perdido 22% de su valor ante la falta de dólares que alienten la economía, por ello, el viernes, el gobierno de la Presidenta Cristina Fernández anunció que a partir de hoy se volverá a autorizar la compra de la moneda estadounidense para dar a la población una opción de ahorro.

Esta restricción se estableció el 28 de octubre de 2011 debido a los incumplimientos de pagos en los que incurrió el país con organismos extranjeros, por lo tanto, lo que dificultó su acceso a créditos internacionales, dejando como única opción los préstamos con la banca privada, lo que encarecía el financiamiento.

Desde entonces el dólar en Argentina tiene dos cotizaciones: la oficial de 7.9 pesos por dólar, que controla el Gobierno a través de su política monetaria -inyectando dólares o imprimiendo más pesos-, y el dólar blue, 12 pesos por dólar, la diferencia del bono argentino frente al estadounidense.

De acuerdo con el diario español El Mundo, los analistas han declarado que la economía de Argentina es cíclica y que cada 10 o 15 años sufre una fuerte crisis, por lo que las medidas anunciadas por la Presidenta Fernández intentarán reducir los temores ante una suspensión de pagos y mantener estables las reservas del Banco Central.

El Ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, atribuyó la pérdida de valor de la moneda a los ataques especulativos y llegó a señalar al máximo ejecutivo de la filial local de la petrolera estadounidense Shell.

“Se vio que hay intereses muy fuertes atentando contra el proyecto económico”, dijo Kicillof.

La compañía estadounidense lo desmintió y aseguró que llevó a cabo operaciones “de rutina” realizadas “dentro del marco de la ley”.

De acuerdo con Dante Sica, economista de la consultora Aveceb, la depreciación del peso favorecerá las exportaciones, sin embargo, uno de sus efectos negativos será el “impacto inflacionario” que se verá reflejado en un aumento de precios en el próximo trimestre.

En respuesta a eso, Kicillof dijo “vamos a exigir que nadie le mienta ni le robe a la gente porque la mayoría de precios en Argentina no dependen de la cotización del dólar y en los casos en que eso sucede es en una medida muy pequeña”.

Durante el fin de semana, el país se movió en medio de especulaciones ya que nadie sabe exactamente en cuánto cotizará el peso argentino al abrirse las operaciones financieras. En el mercado oficial cotiza a 8 pesos, pero en el paralelo roza los 12, luego de que el jueves alcanzara los 13.

La incertidumbre motivó que muchos comercios bajaran la cortina el fin de semana ya que sus dueños desconocían a qué precios debían vender sus productos, principalmente los de importación.

En los supermercados las estantes empiezan a lucir vacíos; escasean los alimentos no perecederos y envasados.

Muchos temen que la crisis de la política monetaria eleve aún más el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que en 2013 ya trepó al 28% el general, y 40% en alimentos.

 

 

Fuente: sinembargo.mx


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *