noviembre 13, 2013 By Redacción Huellas

Maduro controla precios en tiendas departamentales.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

De acuerdo con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se ha emprendido una guerra económica contra su país, en la que sectores trasnacionales y locales realizan acaparamiento y especulación, que genera una inflación elevada. Por ello decidió emprender una de las medidas estratégicas para controlar la inflación que se vive en Venezuela, la política del control de precios en electrodomésticos y en teléfonos móviles, equipos informáticos y coches.

En esa lógica, la semana pasada, el gobierno de Venezuela ocupó las tiendas Daka, acusando a la cadena de electrodomésticos de aumentar sus precios de manera injustificada, por lo que se confiscaron los inventarios de la tienda para posteriormente ponerse a la venta con precios supuestamente «justos», establecidos por las autoridades gubernamentales.

La rebaja del precio en los electrodomésticos se presentó de acuerdo con el Gobierno de Venezuela porque sus precios eran «exorbitantes», y contribuyen en el asentamiento de la inflación del 45,5%, que se ha reflejado durante los primeros diez meses del año, así como una presión cambiaria que ha llevado al dólar ilegal paralelo a cotizarse hasta ocho veces por encima del valor oficial de 6,3 bolívares, informa el medio RussiaToday.

El objetivo de Nicolás Maduro es que Venezuela no dependa de los “grupos económicos” señaló la agencia de noticias Europapress. Al respecto la estrategia económica que aborda Maduro, se asemeja a la que llevó a cabo Robert Mugabe en Zimbabwe, quien intentó bajar la inflación por decreto en 2007, cuando los precios tardaban 15 horas en duplicarse en esa nación de África, refiere el diario el El País.

En el caso de Venezuela, como parte de la inflación en octubre los precios aumentaron un 5%. Además se vive una escasez de alimentos básicos del 21.9% y el encarecimiento de 45.8%. Por su parte Maduro denuncia que los dueños acaparan productos y suben los precios, denunció que la empresa Daka, una cadena de electrodomésticos aumentó mil 200 por ciento el precio de los productos.  Para contrarrestar este tipo de delitos el presidente de Venezuela agregó que se realizarán inspecciones a más tiendas las cuales serán tomadas, en caso de hallar anomalías, es decir que no cobren precios justos.

Asimismo señaló que propondrá la pena máxima posible para los delitos de usura y la especulación. De acuerdo con el mandatario se espera una reducción al 18% de la inflación vigente. En ese sentido, de acuerdo con el periódico la La Razón, los analistas afirman que el problema económico se debe al tipo de cambio y a la falta de divisas que se cotizan en el mercado negro hasta ocho veces por encima del valor oficial de 6.3 bolívares.

Por otra parte Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, el mayor gremio empresarial de Venezuela indicó con en entrevista con la agencia de noticias Reuters, que la imposición de un modelo estatista desacreditado tiene la culpa de la difícil situación que atraviesa el país.

Asimismo refiere, «Tenemos unas profundas diferencias en que ese modelo que ya ha fracasado en todos los países del mundo, pueda tener éxito en Venezuela», agregó «Me da mucha vergüenza. Siento que somos un poco el hazmerreír del mundo», sostuvo durante una entrevista con la Agencia de medios Reuters, aludiendo a un reciente estudio del Banco Mundial que mide la competitividad y facilidad para hacer negocios y que coloca a Venezuela en el puesto 181 de 189 naciones.

En lo que respecta al tema de la inflación y a las medidas adoptadas por Maduro para contrarrestarla, el empresario,  sostuvo que sus pronósticos de inflación obtendrán un cierre del año por encima del 50% en Venezuela. Agregó que «Creer que la especulación, que este tipo de ventas de productos más caros en los establecimientos son la causa del problema es una equivocación. Es la consecuencia de un modelo económico que evidentemente está mostrando su cara más perversa».

En anteriores declaraciones, el mandatario venezolano, ha acusado a Jorge Roig como el responsable de la guerra económica contra Venezuela.

Según el Gobierno Venezolano la economía del país se favorecerá con la entrada en vigencia de la Ley de costos y precios justos que regulariza prácticas especulativas en diferente sectores. Sin embargo, se dice que falta aplicarla al sector automotriz que, de acuerdo con un estudio de la Asamblea Nacional los márgenes de ganancias van desde el 56% y se elevan hasta el 200%. De tal manera que la especulación en el sector automotriz es uno de los indicadores que más está influyendo en la inflación actual, debido al incremento en el costo del transporte terrestre y público, que suministra los bienes y servicios del país, señala el medio venezolano El mundo.
Redacción: Huellas de México.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *