Denuncian isla de plástico y desechos en el Pacífico

PLASTICO
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

MAZATLÁN.- Una isla de plástico, con más de 100 millones de toneladas de desechos flotando a la deriva y contaminando la cuna de la existencia, se ubica en algún punto del Pacífico norte, punto donde convergen las corrientes marinas y donde el agua entra en calma, así lo afirmó Martín Soto Jiménez, especialista del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

En el marco del Día Mundial de los Océanos, que se conmemora el 8 de junio, refirió que debido al descuido e irresponsabilidad de las personas, cientos de desechos sólidos, principalmente plásticos, llegan (a través de ríos o por abandono en las playas) a esas masas de agua.

El especialista afirmó que flotan a la deriva hasta que son atrapados por una corriente que los lleva a uno de los puntos donde las corrientes se detienen y las aguas se calman, conocidos como giros oceánicos, particularmente el giro del Pacífico Norte.

“El problema es que si los plásticos tardan décadas o siglos en degradarse y a diario llegan más, entonces esas islas se harán más grandes. Ahora calculamos que tienen el tamaño de Chihuahua o Coahuila, pero en un futuro podrían tener el de un continente”, alertó.

Datos de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos, y de la Universidad de Tokio, Japón, muestran que los desechos provenientes de la costa Oeste de Norteamérica tardan cerca de cinco años en llegar al vórtice del giro, en tanto que a los de la costa Este de Asia les toma un año o menos.

La isla de plástico del Pacífico Norte es la más grande, pero este fenómeno se repite en el Pacífico Sur, en el Océano Índico y en los giros del Atlántico Norte y Sur, y aunque con menor proporción tienen los mismos efectos negativos en los ecosistemas y la salud humana, concluyó.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *