Ocultan ayuda a damnificados en Morelos

Ceda acopio
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter2Share on Google+0Email this to someone

CUERNAVACA— La falta de transparencia de autoridades, la desconfianza ciudadana y videos en redes sociales provocaron una disputa por los apoyos a damnificados en Morelos.
El obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, denunció que tres camiones con ayuda destinada al seminario de Jantetelco fue desviado por el DIF estatal.

Información del portal El Diario.mx señala que mediante un video difundido en redes sociales, el religioso aseguró que la ayuda estaba destinada al centro de acopio de Cáritas, instalado en dicho seminario.
“No es que oídas, porque alguien me dijo algún comentario, les voy a compartir lo que sigue: tres camiones de provisiones que venían al seminario, a Caritas, que tiene como centro de acopio el seminario, no les permitieron llegar las autoridades y se llevaron el contenido al DIF”, aseguró Castro Castro.
“Esto me parece totalmente injusto, esto me parece que no debe ser, esto sobrepasa cualquier lógica moral mínima, yo le suplico a quienes tienen la autoridad y a quienes tienen la forma de detener esto, lo hagan”.
Sin embargo, en el mensaje, el obispo de Cuernavaca no aclara si se trata de la misma ayuda que según denuncias en redes sociales fue desviada ayer también hacia el DIF estatal, que dirige Elena Cepeda, esposa del gobernador Graco Ramírez.
Esta situación llevó a cientos de personas a irrumpir el jueves por la tarde en una bodega del DIF estatal para tomar por su cuenta la ayuda que ahí se almacenaba.
“Todo es justicia, y aunque ahora se salgan con la suya le tendrán que dar cuentas a Dios, crean en él o no, yo les suplico, cambien de actitud y no vean sus intereses, sino los intereses del pueblo”, concluyó el obispo.
Choferes de tráileres en los que se transportaban víveres para los damnificados en Morelos por el sismo denunciaron que fueron retenidos por elementos de tránsito municipal por órdenes de Elena Cepeda, esposa del gobernador perredista Graco Ramírez, y titular del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).
Los conductores venían del estado de Michoacán y la noche del jueves se quedaron varados en algunos puntos de Cuernavaca.
Uno de los choferes subió un video a las redes sociales en el que asegura que había tratado de dejar los víveres en unas bodegas del DIF estatal, pero éstas se encontraban llenas. El operador relató que tenía la intención de entregar; sin embargo, elementos de Tránsito lo detuvieron en la capital del estado.
El gobernador Ramírez desmintió que la ayuda fuera desviada. El comisionado de Seguridad, Alberto Capella, dijo que la denuncia del obispo sería investigada y castigados los responsables de la desviación.
Habitantes de Jojutla acusaron que las autoridades están reteniendo la entrega de la ayuda humanitaria y canalizándola a través de líderes políticos.
“Están sacando las despensas y se las están dando a líderes de partidos, con la idea de que ellos llamen a su gente y se las den nada más a su gente y eso no se vale. Estamos tratando de evitar eso”, dijo Aristeo Castro, residente de la colonia Zapata.
Por otra parte, se informó que la madrugada de ayer, hasta el centro de Jojutla llegó un tráiler con toneladas de ayuda procedente de Guanajuato y los vecinos se organizaron para repartir de manera directa las bolsas con despensa.
En cuestión de minutos, alrededor de unas 300 personas llegaron hasta el centro y se formaron para recibir la ayuda.
“Si nos van a regalar algo que nos lo entreguen aquí, en Jojutla, porque allá en la colonia, yo vivo en Tlatenchi, no nos quieren dar nada, todos nos están negando las cosas, ¿por qué?, porque todo se está metiendo en casas, en bodegas, están embodegando todos los alimentos”, dijo Luz María Hernández.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter2Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *