Crimen organizado ahuyenta a refresquera en Guerrero

CIUDAD ALTAMIRANO.- Ante las constantes amenazas del crimen organizado de la zona y con el propósito de preservar la integridad y seguridad de sus colaboradores, Coca-Cola FEMSA anunció cerrar operaciones de forma indefinida, a partir de este día.

La medida fue tomada anteponiendo la seguridad de más de 160 trabajadores del Centro de Distribución.

“La falta de condiciones necesarias para operar de manera eficiente y segura en esta zona de Guerrero, así como la reciente agresión injustificada hacia uno de nuestros colaboradores por miembros del crimen organizado, llevó a la empresa a tomar la decisión del cierre”, informó la empresa en un comunicado..

Asimismo, rechazó enérgicamente toda acción de violencia en contra de sus colaboradores, familias y comunidades donde opera; lamenta profundamente que la ausencia de un estado de derecho y la prevalencia de la impunidad que afecta a la región la lleve a detener sus labores en un territorio en el que ha tenido presencia por más de cuatro décadas.

 

Written By Huellas 2