Alcalde defraudador… y quería ser gobernador de Chiapas

Pagó por la instalación del elevador de la alcaldía a una comercializadora que no realizó la obra, en tanto que Grupo Constructor Inmobiliario esperó dos años a que le pagaran por su trabajo
ComparteShare on Facebook6Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

 ENRIQUE SÁNCHEZ MÁRQUEZ 

La voracidad y ambiciones del alcalde de Tuxtla Gutiérrez, Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor, no tienen límites; el pasado 19 de enero de 2018 el político emanado de las filas del PVEM y uno de los tantos suspirantes a la gubernatura de Chiapas, fue denunciado penalmente por el delito de fraude cometido en contra de la empresa Grupo Constructor Inmobiliario de México.

La denuncia penal interpuesta en contra del alcalde capitalino y del ayuntamiento como institución se deriva del pago irregular que realizó por la obra del elevador de la presidencia municipal.

El entramado legal se originó a raíz que hace dos años, al inicio de la gestión de Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor, el alcalde solicito a Grupo Constructor Inmobiliario la compra, ejecución y puesta en marcha del elevador del edificio que alberga la alcaldía.

Para tal fin, el Grupo Constructor pagó con sus recursos el elevador que se instaló en la alcaldía, esto quedó comprobado y amparado en la factura 834 expedida el 23 de diciembre de 2015, así como otro comprobante fiscal con número 1577 de fecha 18 de diciembre de 2017, expedida por José Gómez Bustamante.

En dichas facturas se detalla el concepto del pago realizado por Grupo Constructor Inmobiliario de México: un elevador modelo MB_30, con número de serie XMX46018UR, con capacidad para seis personas, tres paradas, un emarque, maniobra de bajada simplex.

Génesis de un fraude

Pese a que el Grupo Constructor Inmobiliario de México ejecutó, realizó y presentó sus solicitudes de pago al ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez durante dos años, el pasado mes de enero, fuentes internas de la alcaldía dieron a conocer que ese pago no podría realizarse por instrucciones directas del alcalde, quien se había beneficiado con el pago de un millón 379 mil 652 pesos.

El pago indebido y fraude cometido por el ayuntamiento que preside Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor está amparado en la factura 1529 emitida el 11 de agosto de 2017.

El soporte de pago benefició a la firma Equipate Comercializadora, la cual recibió indebidamente el pago de un millón 379 mil 652 pesos con 96 centavos ($ 1, 379,652.96).

Para el pago de dicha obra el ayuntamiento tuxtleco, a través de la Tesorería Municipal, emitió el cheque número 0000090 de Banorte.

En el trabajo de investigación realizado se encontró además que el QR o Código de barras de la factura presentada para poder cobrar una obra que Equipate no realizó, es falso y corresponde a otra denominación.

De esas acciones, los representantes legales de Grupo Constructor Inmobiliario de México presentaron la denuncia penal correspondiente ante la Fiscalía General del Estado en contra de Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor, sobre quien existe la sospecha que el pago indebido que se realizó, le produjo un beneficio económico.

(Visited 699 times, 1 visits today)
ComparteShare on Facebook6Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellas 2