julio 28, 2014 By Huellas de México

El enigma del niño muerto y los medios comprados

Comparte
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

Ciudad de México, 28 de jul.- Ha llegado a la Ciudad de México una caravana procedente de Puebla con alrededor de 5 mil personas que exigen justicia tras la muerte de un menor en una protesta registrada en San Bernardino Chalchihuapan, Puebla.

Los manifestantes exigen reparación del daño para la familia y además la liberación de cuatro habitantes de la comunidad presos por la misma manifestación donde murió el menor.

https://twitter.com/Pueblaonline/status/493827497642164225/

La situación se está volviendo todo un escándalo político a nivel internacional, pues el manejo de la situación, realizado por el gobernador Rafael Moreno Valle, está provocando una mayor lluvia de críticas y señalamientos a su administración, no solamente por haber provocado presuntamente la muerte del menor, sino por estar comprando medios de forma desesperada, incluso de la talla de Excelsior.

 

De que se trata todo esto

Todo comenzó con la promulgación de una legislación para aprobar el uso de armas no-letales, por parte de los policías para disolver manifestaciones en Puebla, propuesta presentada por el gobernador el pasado 7 de mayo y aprobada el 19 del mismo mes, con el apoyo de las bancadas del PAN, PRI, PRD, Nueva Alianza y partidos locales, y la oposición de Movimiento Ciudadano, PT y PVEM.

Desde su origen múltiples organismos defensores de derechos humanos criticaron la ahora famosa #LeyBala.

El pasado 9 de julio se registró una protesta en San Bernardino Chalchihuapan, municipio de Ocoyucan, donde la policía desalojó un bloqueo realizado en la carretera Atlixco – Puebla. Los pobladores respondieron también con palos y cohetones, no obstante varios pobladores resultaron heridos con balas de goma y gases lacrimógenos.

En el enfrentamiento resultó herido en la cabeza José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, quien falleció 10 días más tarde a causa de la lesión, lo cual se ha vuelto el centro de la polémica.

Mientras que pobladores y familiares insisten que fue un proyectil disparado por los policías; el gobierno de Puebla afirma que se trató del impacto de un cohetón.

Esta versión es rechazada por la madre del niño, quien en entrevista con CNN afirmó que no tenía ninguna quemadura y que además el gobierno de Moreno Valle había pretendido comprar su silencio.

El gobierno de Puebla se ha mostrado insistente, incluso se mostró dispuesto a exhumar el cuerpo del menor para realizar nuevas pruebas.

No obstante cientos de personas han exigido la destitución del gobernador, otras organizaciones defensoras de derechos humanos como el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, el Centro Nacional de Comunicación Social A.C (Cencos) y Artículo 19, piden al menos la destitución del procurador estatal, petición hecha también por los diputados locales del PRI, quienes además han solicitado Congreso de la Unión una comisión investigadora.

Cesar Camacho Quiroz, el dirigente nacional priista, acusó de igual manera al gobernador poblano de pretender tergiversar el sentido de los hechos para evadir responsabilidades, las cuales podrían tener consecuencias administrativas, políticas y hasta penales.

En ese sentido también se ha entregado una petición formal al Senado de la República, proveniente de dirigentes nacionales y estatales del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), para la desaparición de poderes en Puebla.

La Ley Bala, fue retirada tras el incidente para su «revisión».
 
El debate

Diversos medios han documentado el incidente, algunos afirman tener evidencia de que los policías atacaron primero:

Aunque algunos también han desmentido diversas imprecisiones, como las realizadas por la diputada Roxana Luna, a quien acusan de mentirosa al afirmar que hubo balas de goma, versión que ha sido apoyada por la Sedena, quien manifestó que jamás ha provisto con balas de goma a la policía de Puebla.

No obstante algunos medios muestran imágenes donde parecieran escucharse impactos de balas de goma, en uno de ellos se ve incluso un hombre con la boca destrozada por una herida esférica muy similar a las balas de goma.

De comprobarse que fueron balas de goma las que causaron estas heridas, tendría que llevarse a cabo una revisión del tema no solo a nivel estatal, sino nacional, pues ya existe además un antecedente muy grave; el de Kuy Kendall, activista que murió tras una larga agonía a consecuencia de una bala de goma en la toma de protesta de Enrique Peña Nieto como presidente.

El uso de las balas de goma ya ha sido incluso prohibido en lugares como Catalunya, donde consecuencias menos mortales, condujeron a campañas sociales que terminaron concretando la abolición total del uso de este tipo de armas, las cuales han costado también en Europa decenas de ojos entre otras heridas graves.

Algunos analistas también cuestionan el hecho que la Comisión Nacional de Derechos Humanos ya había documentado que el gobierno de Moreno Valle, ya había usado balas de goma contra ciudadanos desde 2011; por lo cual cabría aclarar también de donde surgieron tales armas, si es que la Sedena es la única autorizada en México para su distribución.

 
Acusan compra de medios

Algunos medios como Etcétera, señalan que el gobernador del estado, convenció a varios medios en reuniones privadas, de externar su apoyo para divulgar la versión del cohetón, entre ellos Pascal Beltrán del Río, director editorial de Excélsior, quien presentó como suya una investigación provista por el gobierno de Puebla, y la cual el diario Cambio, presentó integra, reforzando las acusaciones de que lo publicado por Excelsior, tenía línea de Moreno Valle.

En los artículos además señalan varias imprecisiones que tiene la versión publicada por Excelsior, y que son facilmente comprobables.

El diario Cambio también publicó una lista con varios medios con los que se habría reunido Moreno Valle, para «tirar línea», presuntamente; en ella se incluyen periodistas de medios como Milenio, Televisa, Tv Azteca, Sexenio y la Tropical, así como funcionarios públicos y políticos.

De igual manera se ha vuelto sospechosa la continua publicación de noticias destacadas con publicidad de alto costo, promoviendo versiones en contra de los pobladores de Chalchihuacán y en favor de la versión del gobernador. Un extraño ejemplo de ello son las notas periodísticas que aparecen desde hace algunos días al principio de los videos de YouTube en ciertas regiones de México, lo cual es una publicidad de alto costo, que normalmente se utiliza para campañas notables de grandes empresas o bien para eventos importantes, rara vez para algún medio, y más rara aún para una nota en específico de cierto medio, lo cual resulta también un misterio.

 

 

Raúl Flores Durán
Huellas de México


Comparte
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *