enero 6, 2014 By Huellas de México

Cazador de venado termina muerto en Yucatán

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

YOBAÍN, Yuc.- Jairo Noh Cutz (a) “El Picoro”, de aproximadamente 38 años de edad, murió la tarde de ayer tras recibir un certero disparo a la altura del abdomen luego de que su compañero de cacería lo confundiera con un venado en montes de la unidad San Gregorio, en este municipio.

Según los hechos, alrededor de las 9 de la mañana un grupo de cazadores de Yobaín arribó a los montes de la unidad San Gregorio, ubicada en el tramo carretero Yobaín-Dzidzantún, donde si internaron cerca de 3 kilómetros para efectuar una batida para acorralar algún venado y así poder cazarlo.

Pero la desgracia llegó alrededor de las 13:00 horas cuando Jairo Noh Cutz (a) “El Picoro”, ubicado al norte del monte, caminaba haciendo ruido conocido como “puc” para ahuyentar a cualquier animal de gran tamaño, y ubicado al oriente, detrás de una albarrada, se encontraba Romualdo Noh Pat (a) “Dziri”, en la espera de algún ciervo para dispararle.

Fue cuando “El Picoro”, al caminar bajo el monte, llegó un momento que dejó de hacer ruido para dar pasos en forma silenciosa y agachado, pero al pasar a 25 metros de distancia de “Dziri” éste se levantó y al ver el bulto del cuerpo entre los matorrales soltó el plomazo con su rifle calibre 16, hiriendo mortalmente a Jairo, lesionándolo en los intestinos y otros órganos.

Al ver lo que había hecho, Noh Pat entró en shock y se desplomó en llanto solicitando auxilio. Al llegar al sitio, los otros cazadores intentaron auxiliar a Jairo, pero poco pudieron hacer, pues las municiones le causaron la muerte en minutos.

Al ver los hechos, la mayoría del grupo de cazadores prefirió retirarse, dejando abandonado a su compañero. Sólo un joven se quedó para apoyar a Noh Pat, quien en ese momento intentó suicidarse al ver a su amigo muerto, pero su compañero no se lo permitió, quitándole el arma.

El joven cazador dio aviso a las autoridades municipales de Yobaín y Dzidzantún, y al lugar llegaron el comandante Celestino Jiménez y el director de la Policía, Wilfrido Zaldivar, así como otros agentes. Tras las diligencias de rigor constataron la muerte de Jairo.

Posteriormente arribaron agentes de la Policía estatal y se dio aviso a las autoridades del Ministerio Público, que enviaron personal del Semefo para levantar el cadáver de “Picoro”.

Romualdo, autor del disparo, fue detenido para el deslinde de responsabilidades.

Caso anterior

El pasado 20 de noviembre, el cazador Víctor Manuel Soberanis Medina murió de un disparo que le hizo un compañero, en montes de San Isidro Ochil, comisaría de Homún, al ser confundido con un venado. Lo curioso de este caso es que el fallecido, poco antes había disparado al ciervo y lo había herido; estaban yendo por el astado cuando su compañero le disparó.

 

Fuente: sipse.com


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *