Fallecio-Cinna-Lomnitz

Falleció Cinna Lomnitz, ilustre investigador del fenómeno sísmico

Falleció Cinna Lomnitz el geofísico más destacado de América Latina. Investigador emérito del Instituto de Geofísica (IG) de la UNAM, falleció ayer por la mañana a los 91 años de edad en el Hospital San Ángel Inn.

Nació en la ciudad de Colonia, Alemania, un 4 de mayo de 1925, obteniendo la nacionalidad mexicana. Fue ingeniero, geofísico, investigador y académico de varias instituciones universitarias, en 1968 se incorporó a la UNAM.

Como investigador se dedicó al estudio y consecuencias de los sismos. Una sus más importantes aportaciones al conocimiento en la Ley de Lomnitz, que describe como una roca se deforma en el transcurso del tiempo bajo la acción de una fuerza constante. Esta ley es usada por especialistas en geología de todo el mundo.

Su infancia y adolescencia las vivió en Bélgica y Chile. En 1948 se graduó como ingeniero en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile. Bajo la tutela de Karl von Tersaghi obtuvo la maestría en mecánica de suelos en la Universidad de Harvard.

Gracias a una beca de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ingresó al Instituto de Tecnología de California, para cursar el doctorado en geofísica. Fue el primer científico en doctorarse en esta disciplina en América Latina.

Fue alumno del estadounidense Charles Francis Richter, conocido por su escala de medición de la intensidad de los sismos, de quien fue su asistente por dos años en el Laboratorio Sismológico del Caltech.

Su trabajo doctoral consistente en el estudio teórico y experimental sobre la deformación de las rocas en frío, el cual lo llevó a la publicación de la Ley de Lomnitz.

Retorno a Chile en 1957, donde el entonces rector de la universidad Juan Gómez Millas, lo invito a hacerse cargo del Instituto de Geofísica, creado especialmente para Lomnitz.

En esa academia se formaron sismólogos de gran importancia como Lautaro Ponce, de la UNAM.

Siendo jefe de la red sísmica de la Universidad de California, conoció a dos prominentes investigadores de la UNAM, Roger Díaz de Cossío y Emilio Rosenblueth, quienes al conocerlo lo invitaron a dar una conferencia en la UNAM.

En esas fechas, el Instituto de Geofísica de la UNAM, necesitaba profesionalizar y fortalecer el Servicio Sismológico Nacional. Lomnitz fue invitado por los académicos formar parte de nuestra máxima casa de estudios, tras un par años se integró en el año de 1968.

Como investigador de la UNAM, Lomnitz revoluciono el estudio de las áreas de la sismología.

El sismo que devasto la ciudad de México el 19 de septiembre de 1985, le dejó un gran impacto por lo que decidió hacer a un lado las diversas investigaciones que tenía corriendo para dedicarse a desentrañar las causas de esta catástrofe.

En el año de 1990 fue designado editor de la revista Geofísica Internacional, órgano de la Unión de Geofísica Mexicana que publica el IG. En 1995 ganó el Premio Nacional de Ciencias y Artes. En 1997 le fue otorgado el Premio Universidad Nacional y se le designo como investigador nacional emérito por el Departamento de Sismología del IG de la UNAM.

Es autor de tres libros y de más de 100 artículos en revistas de circulación internacional. Se interesó en forma crítica, por el campo de la predicción de sismos, tema de su libro Fundamentals of Earthquake Prediction (Fundamentos de la predicción de sismos, John Wiley, Nueva York, 1994).

Hace tres años ofreció una entrevista a la Agencia de Noticias de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, en la que dejo un mensaje a los sismólogos de nueva generación, “Que se preparen muy bien y trabajen duro, porque de ellos depende mucha gente. Mi mayor satisfacción es ver que en México se hacen construcciones importantes, bien hechas, de acuerdo con las normas antisísmicas. Ya existen edificios que podemos afirmar que son seguros”.

Esquela. Descanse en paz. Don Celso Sánchez y Cruz

MÉXICO, D.F. A 31 DE JULIO DEL 2014.

Empleados y colaboradores de Huellas de México, expresan su más sincero pésame a nuestro director Don Enrique Sánchez Márquez por el sensible fallecimiento de su señor padre:

Don Celso Sánchez CRUZ
Acaecido el día de ayer por la tarde.

Vaya para el amigo y su apreciable familia nuestros deseos porque pronto llegue la resignación, la paz y tranquilidad a sus corazones.

Descanse en paz, ese gran padre, hombre y ser humano.

ATTE.
SUBDIRECCION EDITORIAL

Menu Title