Trudeau pide más flexibilidad en negociaciones TLCAN

19 de septiembre 2018.- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo el miércoles que quiere ver flexibilidad de Estados Unidos para llegar a un acuerdo para renovar el TLCAN, algo que Washington insiste en que debe lograrse para fin de mes.

Canadá busca suavizar las crecientes demandas del Gobierno del presidente Donald Trump para que Ottawa haga concesiones que Estados Unidos dice que son vitales para lograr un acuerdo que modernice el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

“Estamos interesados ​​en lo que podría ser un buen negocio para Canadá”, dijo Trudeau a periodistas en Ottawa.

La canciller canadiense, Chrystia Freeland, se reunió con el Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en una cuarta tanda de conversaciones en cuatro semanas en Washington, mientras las partes mantienen desacuerdos en algunos asuntos importantes.

Freeland dijo a periodistas que las conversaciones habían sido constructivas y destacó que volvería a encontrarse con Lighthizer más tarde el miércoles. “Somos un país que es bueno para lograr compromisos y ese es un talento que nuestros negociadores ciertamente demuestran. Al mismo tiempo, nuestro objetivo principal … es defender el interés nacional”, señaló.

Trump anunció el mes pasado un acuerdo con México -el tercer integrante del TLCAN- y advirtió a Canadá que está dispuesto a dejarlo fuera del pacto si no se alcanza un consenso sobre términos más favorables para su país.

Ambas naciones están tratando de acercar sus posturas sobre los mecanismos de resolución de disputas y lidiar con la demanda de Estados Unidos de un mayor acceso al mercado lácteo de Canadá.

 

Reuters

El TLCAN se acabó; hoy día clave con Canadá: Trump

La suerte de las pláticas comerciales entre Estados Unidos y Canadá se conocerá hoy, declaró el presidente Donald Trump, al cumplirse dos semanas de que ambos gobiernos buscan superar escollos para alcanzar un acuerdo.

Trump dijo que las conversaciones entre la canciller canadiense, Chrystia Freeland, y el representante comercial, Robert Lighthizer, continúan avanzando, aunque ambos concluyeron la jornada del viernes sin ningún anuncio de por medio.

“Vamos a ver qué pasa con Canadá. Probablemente vamos a saber sobre los próximos dos días”, señaló el mandatario a reporteros en el avión presidencial en ruta a Dakota del Norte.

El mandatario sugirió que cualquiera que sea el resultado de las negociaciones con Canadá, una cosa es segura, el fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al que reafirmó el título del segundo peor acuerdo comercial hecho por Estados Unidos.

“Estamos sacando el TLCAN, haciendo un nueva marca. Ya no es TLCAN. Estamos haciendo un acuerdo justo para la gente de Estados Unidos. Hemos perdido muchos empleos. Perdimos millones de trabajos con el TLCAN”, aseguró.

Insistió en el mal trato comercial que Estados Unidos ha recibido por parte de Canadá, y su estilo de negociación, con una retórica que por momentos parece haber complicado las negociaciones.

“Estoy trabajando con Canadá. Ya saben, la gente dice, oh, soy muy duro. Canadá se ha estado aprovechando de nosotros por mucho tiempo, y ahora tienen que tratarnos de manera justa. No quiero hacerle nada malo a Canadá”, expresó.

Trump dijo que si quisiera hacer daño a Canadá bastaría con aplicar tarifas sobre sus exportaciones de vehículos, lo cual anticipó, “sería devastador, pero no quiero hacer eso”.

EEUU y Canadá aún sin poder concretar acuerdo

7 de septiembre 2018.- Los principales negociadores de Estados Unidos y Canadá avanzaron el jueves en las conversaciones para rescatar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero algunos problemas obstaculizaron un acuerdo, como los relativos a productos lácteos y cómo resolver disputas futuras.

Una fuente estadounidense familiarizada con las discusiones en Washington dijo que no está claro si las partes podrán cerrar sus brechas respecto al TLCAN o si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, optará por un acuerdo comercial bilateral solo con México.

“Tenemos tres problemas: el Capítulo 19, los temas culturales y los productos lácteos”, sostuvo la fuente. “Parte de nuestro problema es que Canadá ha estado retrocediendo en sus compromisos (sobre los productos lácteos)”, agregó.

El Capítulo 19 del TLCAN rige cómo se resuelven las disputas de los países que integran el pacto.

Trump ha establecido esta semana como fecha límite para alcanzar un acuerdo, lo que llevó a los colaboradores del representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y a los de la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, a trabajar hasta bien entrada la noche del jueves para encontrar formas de avanzar.

Luego de una breve reunión con Lighthizer en las oficinas del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés) el jueves por la tarde, Freeland dijo: “Estamos avanzando bien”.

Ella repitió sus declaraciones anteriores de que las discusiones del día fueron “constructivas y productivas” en medio de una atmósfera de “buena voluntad de ambas partes”.

Ella declinó discutir temas específicos que se están negociando, pero dijo que las conversaciones se reanudarían el viernes.

El Gobierno de Trump acusa a Canadá de discriminar las exportaciones de productos lácteos estadounidenses.

También quiere poner fin a los paneles de arbitraje del Capítulo 19 para resolver disputas sobre aranceles antidumping, algo que Canadá ha usado para defender sus exportaciones de madera a Estados Unidos, pese a las acusaciones de Washington de que la madera canadiense está injustamente subsidiada.

Trump ha amenazado con seguir adelante con un acuerdo bilateral con México, y eliminar el tripartito TLCAN de casi 25 años de antigüedad y que implica 1,2 billones de dólares en comercio. Washington y Ciudad de México llegaron a un trato sobre la revisión del TLCAN la semana pasada, aumentando la presión para que Canadá acepte los nuevos términos.

Canadá quiere una exención permanente de las tarifas de acero y aluminio aplicadas por Trump, y la eliminación de la amenaza de tarifas automotrices. También quiere continuar las protecciones para su industria láctea y defender las exportaciones de madera a Estados Unidos, que han sido afectadas con aranceles.

Trump ha notificado al Congreso que tiene la intención de firmar el acuerdo comercial alcanzado la semana pasada con México a fines de noviembre, y las autoridades dijeron que el texto se publicaría alrededor del 1 de octubre.

Los negociadores han superado varios plazos desde que comenzaron las conversaciones para actualizar el TLCAN en agosto del 2017. A medida que el proceso avanza, algunos en Washington insisten en que Trump no podría retirarse del acuerdo sin la aprobación del Congreso.

 

Reuters

El acuerdo trilateral en riesgo

REDACCIÓN huellas

Las negociaciones comerciales entre Canadá y Estados Unidos enfrentan varios escollos que los equipos negociadores buscan resolver este jueves, mientras el plazo para lograr un acuerdo con miras a un tratado de comercio trilateral se acorta.

La canciller de Canadá, Chrystia Freeland, dijo que las conversaciones con el representante comercial estadunidense, Robert Lighthizer, se mantenían a buen paso y consideró que existe voluntad para encontrar avenida en la búsqueda de consensos.

Pero, contraria a su postura de reserva de días recientes, reconoció la existencia de escollos en el camino.

“Las dos partes continúan trayendo buena voluntad a la mesa. Hay muchos temas complicados que necesitamos resolver muy pronto y vamos a regresar pronto”, dijo a reporteros a las afueras de la sede de la representación comercial estadunidense (USTR), tras finalizar la ronda matutina de pláticas en el tercer día.

Ayer miércoles, ambas delegaciones continuaron las negociaciones hasta la noche, en lo que Freeland caracterizó como un período intenso de las pláticas y reconoció que no existe tiempo suficiente.

Las dos partes buscan lograr un acuerdo que permita la incorporación de Canadá al ‘entendimiento’ alcanzado el lunes entre México y Estados Unidos, y mantener así el carácter trilateral de un nuevo tratado que, el presidente Donald Trump ha indicado, sería rebautizado con otro nombre.

Lighthizer dio a conocer la víspera su intención de presentar este viernes al Congreso el documento del entendimiento con México, después de lo cual el gobierno deberá esperar un plazo de 90 días para la ratificación del mismo, antes de que el nuevo acuerdo pueda ser promulgado.

Freeland dijo que existe aún espacio de maniobra y que esta tarde espera revisar junto con Lighthizer los avances que alcancen los equipos técnicos.

Canadá estaría concretando esta semana su integración al acuerdo trilateral

29 de agosto 2018.- Canadá dijo que es posible llegar a un acuerdo para rescatar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) antes de un plazo límite del viernes, pero que costará trabajo resolver problemas específicos, luego de un segundo día de conversaciones con Estados Unidos.

Tras más de un año de conversaciones, México y Estados Unidos anunciaron un acuerdo bilateral el lunes, allanando el camino para que Canadá se reincorpore a las negociaciones para actualizar el TLCAN de 24 años que representa más de 1 billón de dólares anuales en comercio entre los tres países.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estableció el viernes como fecha límite para que los tres países lleguen a un principio de acuerdo, y advirtió que podría llegar a un trato con México y cobrar aranceles a Canadá si no se incorpora a los términos comerciales revisados.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que cumplir con la fecha límite del viernes es una posibilidad, mientras que la ministra de Relaciones Exteriores y principal negociadora, Chrystia Freeland, dijo que estaba animada por las conversaciones y el avance hasta el momento.

“Reconocemos que existe la posibilidad de lograrlo el viernes, pero es una posibilidad, porque dependerá de si finalmente hay un buen acuerdo para Canadá”, sostuvo Trudeau en una conferencia de prensa en Ontario. “Ningún TLCAN es mejor que un mal acuerdo TLCAN”.

Freeland, dijo el miércoles que es optimista sobre el avance de las negociaciones con Estados Unidos para reformar el acuerdo, pero que “cuando se trata de asuntos específicos queda mucho trabajo”.

No quiso referirse a los problemas específicos, pero dijo el martes que las concesiones de México sobre reglas de origen y derechos laborales de la industria automotriz fueron grandes avances.

Ottawa también está dispuesta a hacer concesiones en el mercado lácteo protegido de Canadá, en un intento por salvar un sistema de arreglo de controversias, informó el martes el diario The Globe and Mail.

Después de haber sido apartada de las conversaciones por más de dos meses, Freeland está bajo presión para aceptar los términos que Estados Unidos y México resolvieron. El Congreso en Washington también quiere un trato que incluya a Canadá.

Los tres países apuntan a sellar un pacto comercial el viernes para permitir que el presidente mexicano Enrique Peña Nieto lo firme antes de que deje el cargo a fines de noviembre.

El calendario se acomoda a los 90 días de espera que según la ley de comercio de Estados Unidos tienen que pasar antes de que Trump pueda firmar el pacto.

Las implicaciones políticas también son importantes para los otros dos países. Los republicanos enfrentan elecciones legislativas en noviembre y Trudeau, unos comicios nacionales en octubre de 2019.

“La estrategia es conseguir un mejor trato”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, el miércoles.

 

Reuters

Sin Canadá todo podría caerse

REDACCIÓN huellas

El nuevo acuerdo comercial entre México y Estados Unidos, fue verbal, no hay papelito que hable y sin Canadá, se corre el riesgo de que el Congreso norteamericano eche el gozo al pozo, dado que el acuerdo legislativo con Donald Trump, fue un acuerdo trilateral.

Prueba de la incertidumbre y volatilidad del acuerdo “detenido con pincitas”, generó que el peso mexicano registrara una alegría momentánea y al día siguiente volviera a retroceder. Analistas, aseguran que el acuerdo está sobrevalorado, cuando ni siquiera se ha firmado y, todo quedó en un acuerdo verbal entre mandatarios y sus equipos negociadores.

Otro escenario es que no haya integración de los canadienses, y eso complicaría incluso el acuerdo bilateral México-EU. “Se tendría que deshacer el TLCAN y muchos congresistas estadounidenses no aprobarían un tratado sin Canadá, con quien tienen una mayor integración económica”, destacó la directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller.

CAE EL PESO

La analista financiera subraya que la alegría de la moneda mexicana por el entendimiento bilateral entre los gobiernos de Trump y Peña duró un rato y ahora retrocede. Respecto al repunte del peso, dijo que

Sólo fue un rato de alegría, porque un día después volvió a perder terreno frente al dólar, pese al mediático anuncio del presidente Trump

Si los canadienses se bajan del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) obligaran a guardar el tequila, los globos y serpentinas, dijo.

El llamado “entendimiento” comercial quedó sólo en el anuncio y sin un papelito que hable. “El acuerdo sigue siendo verbal”, dijo Siller en su reporte.

El acuerdo fue de dos y el TLCAN es de tres. Si bien se dijo que las reuniones bilaterales entre México y Estados Unidos eran para resolver las diferencias entre ambos, Canadá ha dicho que solo aprobará lo acordado por sus socios si “es bueno” para su clase media.

“El acuerdo es bilateral y pareciera que Trump está orillando a que Canadá acepté las cláusulas o salga del tratado”. Canadá, dijo iniciará negociaciones muy pronto pero demandarán una negociación justa.

Peña insistió en la necesidad de la presencia de Canadá: “Es nuestro deseo, señor presidente, que ahora Canadá pueda incorporarse al acuerdo”, dijo a Trump durante la conversación telefónica.

Los analistas económicos precisan que el mejor escenario para México es que Canadá esté en la renegociación: “El escenario de un acuerdo bilateral con Estados Unidos representa subóptimo para México”.

Todos saben que Trump propone y su Congreso ¿dispone? Esto significa que el presidente de Estados Unidos tiene un permiso del Congreso de su país para negociar un acuerdo comercial trilateral, no para deshacer el TLCAN y hacer pactos bilaterales.

“Se especula que el acuerdo hecho con México podría ser rechazado por el Congreso de Estados Unidos por dejar fuera a Canadá”, dijo Siller, además el canciller Luis Videgaray y Ildefonso Guajardo, así lo declararon desde siempre, aunque, el titular de la cancillería haya dicho que México ya tiene un acuerdo bilateral con Estados Unidos, sea cual sea la postura de Canadá. Es errónea esa visión, afirman.

comercial bilateral con Estados Unidos, si Canadá decide marcharse .

Los participantes del mercado quieren más detalles, pues a decir de Siller, solo se han hecho públicas “pinceladas” de lo pactado: “Existe incertidumbre sobre si eso es benéfico para la economía mexicana tanto en corto como en el largo plazo”.

No se considera justo que México haya negociado meses, casi un año para llegar a un acuerdo y, ahora a Canadá le den una semana y destacaron que Trump ha sido muy cordial con México en los últimos días, pero no ha eliminado los aranceles al acero y aluminio.

El peso necesita a Canadá para recuperar la sonrisa. Para que el peso se alegre y ahora sí saque los globos y el confeti necesitaría que la renegociación con los canadienses llegue a buen término, dijo Siller.

En el mejor escenario, el dólar al mayoreo bajaría hasta los 18 pesos si Canadá se suma a lo acordado por México y Estados Unidos, que el Congreso de EU dé señales de aprobarlo y que Trump quite los aranceles.

“La renegociación del TLCAN elimina la principal incertidumbre y especulación que ha aquejado al mercado cambiario en los últimos 22 meses”, añadió.

Finalmente Moisés Kalash, director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial, consideró que la integración de Canadá al TLC es compleja, pero, está abierta la negociación.

México y EU siguen siendo socios

REDACCIÓN huellas

27 de agosto 2018.- Sin muros y con piso parejo, México y Estados Unidos siguen siendo socios comerciales, ambas naciones firman un moderno, equitativo y exitoso TLC. Canadá podría sumarse esta semana.

Los presidentes de México, Enrique Peña Nieto y de Estados Unidos, Donald Trump manifestaron su satisfacción y convicción de que los dos países van a ganar, tras reconocer que hubo momentos ríspidos.

Uno de los principales nudos del TLC, fue el sector automotriz, donde finalmente el 75 por ciento del contenido de los automóviles será fabricado en ambos países, por encima del nivel actual del 62.5 por ciento, y también exigiría que entre el 40 y el 45 por ciento del contenido de los autos sea hecho por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora.

Donald Trump, con tono amable envió un tweet por la mañana donde se congratulaba y presumía que se había llegado a “un gran acuerdo comercial” con México.

LA LLAMADA

Temprano los presidentes Peña Nieto y Donald Trump se comunicaron por teléfono, celebraron el acuerdo comercial, el cual, fue calificado por el presidente norteamericano como uN TLCAN justo y exitoso.

Trump dijo que el nuevo acuerdo es muy especial para los manufactureros y agricultores, toda vez que México ha prometido empezar a comprar inmediatamente todos los productos agrícolas que sean posibles.

Por su parte, el presidente Peña Nieto, sostuvo su postura de que también Canadá se incorpore a este nuevo acuerdo comercial. Trump afirmó que llamará pronto al Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, y que si Canadá quiere negociar de manera justa, Estados Unidos hará lo mismo.

Según un funcionario comercial estadounidense de alto rango, las conversaciones con Canadá empezarían de inmediato, con la expectativa de llegar a un pacto para el viernes.

El acuerdo entre Estados Unidos y México requirió un acuerdo donde el 75 por ciento del contenido de los automóviles sea fabricado en ambos países, por encima del nivel actual del 62.5 por ciento, y también exigiría que entre el 40 y el 45 por ciento del contenido de los autos sea hecho por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora, declaró un segundo funcionario.

GANAR, GANAR…

Aquí en México, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció que en estos largos meses se superaron diferencias con Estados Unidos en materia comercial que derivó en un “ganar-ganar” para ambos países, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto.

Durante un evento en la Confederación Nacional Campesina (CNC), el mandatario resaltó el entendimiento que se logró con el vecino del norte en este tema que, dijo, al inicio de la gestión del presidente Donald Trump existía incertidumbre y duda sobre lo que había de deparar a la relación comercial.

Hizo un reconocimiento al equipo mexicano encabezado por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo y al canciller Luis Videgaray, quienes durante varios meses de arduo trabajo lograron la negociación, reencontrar el entendimiento que hoy asegura la modernización de este acuerdo comercial, afirmó.

Peña Nieto pidió tener presente que el 80 por ciento del comercio de México se realiza con esta región del mundo, de ahí la relevancia de lo logrado en el último año y medio. Destacó que en esta negociación quedaron resueltas las diferencias.

En su mensaje, el presidente Peña Nieto resaltó el papel de nuestro país como potencia agroalimentaria, gracias a la apuesta de su Administración por abrir nuevos mercados en el mundo y rechazando el proteccionismo

“Reconociendo los esfuerzos de las generaciones que nos antecedieron, no importando su origen partidario, aquí no caben mezquindades ni regateos. Es de justicia saber reconocer los esfuerzos de cada gobierno, como los que deseamos tenga la futura administración”, apuntó Peña Nieto.

Finalmente, a menos de 100 días de que concluya su sexenio, el presidente de la República aseguró que deja un México en mejores condiciones de cómo lo encontró.

AMLO

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador se congratuló porque en el acuerdo del TLCAN quedó de manifiesto que México es un país libre y soberano, sobre todo en el tema tan importante de los energéticos.

Agradeció al presidente Enrique Peña Nieto, informarle tan importante noticia; reconoció que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, escuchó la posición del próximo gobierno mexicano y que haya quedado a salvo la soberanía de nuestro país en materia energética, así como que se haya acordado un aumento en los salarios de los trabajadores de origen mexicano en aquel país.

Finalmente, López Obrador aseguró que el equipo enviado por el futuro gobierno de la república puso énfasis en defender la soberanía nacional en el tema energético “y se logró”.

MARCELO

EBRARD

Marcelo Ebrard calificó el acuerdo del TLC, como un “avance positivo”

el entendimiento logrado, por una parte renuncia la incertidumbre sobre la economía y las relativas al sector energético mexicano, condiciones salariales y laborales de los trabajadores mexicanos y el mantenimiento de los espacios trilaterales para la solución de controversias, así como la certeza en el plazo medio del TLC.

JESÚS SEADE

La relación de AMLO y Trump ayudó al acuerdo, aseguró Jesús Seade, negociador comercial del próximo gobierno, quien aseguró que el acuerdo del TLC es bueno y que sienta una base común de administración.

Seade explicó que “la relación entre los dos presidentes sin duda ayudó y creó un ambiente de confianza, de interés compartido”. Seade también reconoció el trabajo del equipo del presidente Enrique Peña Nieto para la negociación del acuerdo comercial. “Nosotros llevamos muy poco tiempo en esto de la negociación, pero estamos muy contentos con el avance que se tiene hasta ahora”, declaró.

LUIS VIDEGARAY

Habrá TLC aun si Canadá no llega a acuerdo con EU, aseguró Luis Videgaray, quien sostuvo que para México es “prioridad” que Canadá sea parte del tratado comercial con EU, dijo el canciller; sin embargo, precisó: Si Canadá y EU “no llegarán a un acuerdo ningún entendimiento como lo hemos alcanzado nosotros… México y EU tendrán un acuerdo bilateral”.

El titular de la SRE mencionó que existen “muchas variables que nosotros no podemos controlar… hoy lo que ya sabemos los mexicanos es que en cualquier escenario: Habrá un Tratado de Libre Comercio entre México y EU, independientemente de qué pase con EU en la negociación con Canadá”.

EEUU y México llegan a acuerdo, ponen presión a Canadá

27 de agosto 2018.- México y Estados Unidos llegaron el lunes a un acuerdo bilateral como parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y llamaron a Canadá a aceptar los nuevos términos sobre el comercio de autos y otros asuntos para mantener el pacto trilateral.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el saliente mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, dijeron que las conversaciones con Canadá comenzarían de inmediato, aunque Trump amenazó con aplicar aranceles a los automóviles fabricados en Canadá si no se alcanzaba un acuerdo entre las tres partes.

La delegación mexicana se quedará en Washington a la espera de reiniciar la negociación trilateral con la representación canadiense, encabezada por la ministra de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, quien llegará el martes.

“Creo que con Canadá, francamente, lo más fácil que podemos hacer es aplicar un arancel a la entrada de sus automóviles. Es una cantidad tremenda de dinero y es una negociación muy simple. Podría terminar en un día y recibimos mucho dinero al día siguiente”, dijo Trump.

Las negociaciones entre los tres socios comerciales se han prolongado por poco más de un año y las reiteradas amenazas de Trump de abandonar el acuerdo, implementado en 1994, han sacudido a los mercados financieros y presionado al peso mexicano y al dólar canadiense.

Pero con las noticias positivas que llegaron el lunes desde Washington, el peso y la bolsa mexicanos se fortalecieron. Al cierre del mercado, el peso se apreció casi un uno por ciento, mientras que el mercado bursátil avanzó un 1.58 por ciento.

¿PACTO TRILATERAL?
En las últimas semanas, negociadores de México y Estados Unidos celebraron varias rondas de diálogos para resolver las diferencias en torno a la renegociación del TLCAN. Sin embargo, los desacuerdos sobre el capítulo energético, el contenido regional en autos y una cláusula de terminación anticipada trabaron las conversaciones.

Trump impulsó la renovación del TLCAN hace más de un año, quejándose de que el pacto ha beneficiado a México en detrimento de los trabajadores y el sector manufacturero de Estados Unidos.

Trump aseguró que pronto hablaría con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y un alto funcionario de comercio de Estados Unidos dijo que hay esperanzas de que se alcance un acuerdo final de las tres naciones tan pronto como el viernes.

Pero el portavoz de Freeland dijo que su país sólo firmará un nuevo acuerdo que sea bueno para Canadá.

Y, a pesar de que México insistió el lunes en que la esencia del TLCAN es trilateral, su canciller, Luis Videgaray, aseguró que el pacto alcanzado con Estados Unidos se mantendrá aunque Canadá no logre un acuerdo con su vecino del sur.

“Si los gobiernos de Canadá y Estados Unidos no llegaran a un acuerdo, hoy lo que ya sabemos los mexicanos es que en cualquiera de esos escenarios habrá un tratado de libre comercio entre México y Estados Unidos”, dijo Videgaray en Washington.

“La incertidumbre deja de ser si habrá o no tratado de libre comercio, ahora la incertidumbre es si será trilateral, como queremos que sea”, agregó.

Trudeau habló con Peña Nieto el domingo y compartió su compromiso de alcanzar una conclusión exitosa del TLCAN “para todas las partes”, según la oficina del primer ministro. Peña dijo que había instado a Canadá a regresar a las conversaciones para lograr un acuerdo trilateral “esta semana”.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el lunes sentirse “satisfecho” con el acuerdo logrado con Estados Unidos, pero consideró importante que Canadá forme parte del pacto trilateral.

“Estamos satisfechos porque quedó a salvo nuestra soberanía. México se reserva el derecho de reformar su Constitución, sus leyes en materia energética, y quedó asentado que el petróleo y los recursos naturales de México pertenecen a nuestra nación”, dijo López Obrador. “Pusimos el énfasis en defender la soberanía nacional en el tema energético y se logró”.

El TLCAN es una zona libre de comercio en donde viven 450 millones de personas y se mueven más de un billón de dólares anuales.

CAMBIOS ACORDADOS
El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo que la cláusula de terminación anticipada (sunset), uno de los puntos más ríspidos de la negociación, cambió a un proceso de revisión cada seis años que no llevará a que el pacto expire, como había propuesto inicialmente su país.

El funcionario explicó que el TLCAN tendrá una vigencia de 16 años, que se extenderá por otros 16 tras completar el proceso de revisión cada seis años.

Además, su oficina dijo que México accedió a eliminar el capítulo 19 de resolución de disputas en el TLCAN, que permite que cualquiera de los tres integrantes pueda pedir paneles binacionales independientes cuando crea que es víctima de decisiones comerciales desleales por parte de otro miembro.

Durante las negociaciones, Canadá ha insistido en no suprimir el capítulo 19.

Matt Blunt, presidente del American Automotive Policy Council, que representa a General Motors, Ford y Fiat Chrysler, dijo que el grupo era optimista sobre el nuevo acuerdo, aunque todavía estaba revisando los detalles.

El pacto entre México y Estados Unidos requeriría que el 75 por ciento del contenido automotriz se fabrique en Norteamérica, por encima del nivel actual del 62.5 por ciento.

El acuerdo también exigiría a México que el equivalente al 40 por ciento del costo de un auto ligero sea producido por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora, mientras que para las camionetas pickup y los vehículos pesados el porcentaje subiría al 45 por ciento.

Los vehículos ligeros ensamblados en plantas existentes que no cumplan con esto, pagarán aranceles de 2.5 por ciento.

El negociador designado del próximo gobierno mexicano, Jesús Seade, dijo que el acuerdo alcanzado en el tema de autos era “balanceado” y “satisfactorio para la industria”.

Se espera que Trump envíe un aviso formal al Congreso antes de fin de semana sobre sus intenciones de firmar un nuevo acuerdo comercial dentro de 90 días, lo que le daría tiempo a Peña Nieto para firmarlo antes de dejar el cargo el 1 de diciembre, dijo un funcionario comercial de Estados Unidos.

 

Reuters

El TLC México, ya es un hecho

REDACCIÓN huellas

Sorpresa propia y ajena causó la declaración de Donald Trump, al decir que “pronto” habrá un acuerdo con México porque “hay buena disposición del nuevo y del viejo gobierno” en el TLCAN. Por su parte Ildefonso Guajardo, mantiene su optimismo y aseguró que el acuerdo y la firma “está en sus últimas horas”.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, vía Twitter, comentó sobre un posible acuerdo comercial con México en medio de las negociaciones que se están desarrollando en Washington por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) en el que también participan México y Canadá.

“Nuestra relación con México se está estrechando cada hora que pasa. [Hay] Alguna gente realmente buena tanto dentro del nuevo Gobierno como del viejo, y todos están trabajando estrechamente juntos. ¡Podría haber pronto un gran acuerdo comercial con México!”.

El énfasis que hace en ‘pronto’ ha llamado también la atención de las autoridades mexicanas que han recibido este pronunciamiento con prudencia.

De acuerdo al diario The Wall Street Journal este sábado, las  negociaciones y tratos entre autoridades mexicanas y estadounidenses van por buen camino ya que están debatiendo sobre la exención de ciertos sectores sobre el mecanismo de resolución de disputas. Además, la Administración Trump ha visto con buenos ojos y saludado al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, por lo que se hace más factible un acuerdo entre ambas naciones.

ULTIMAS HORAS

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo que una vez que Canadá se reincorpore a las pláticas, necesitarán al menos una semana de trabajo.

Las conversaciones bilaterales entre México y Estados Unidos como parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se encuentran “en las últimas horas”, aseguró el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

En las últimas semanas, ambos países han mantenido conversaciones para resolver las diferencias en torno a la renegociación del acuerdo comercial antes de reincorporar al diálogo a Canadá, tercer firmante del acuerdo.

Sin embargo, los desacuerdos sobre el capítulo energético, el contenido regional en autos y una cláusula de extinción del pacto reclamada por el Gobierno estadounidense trabaron las conversaciones.

“Prácticamente estamos en las últimas horas de esta negociación (…) veremos cómo avanza el día”, dijo Guajardo hoy a su llegada a la oficina del representante comercial de Estados Unidos en Washington, antes de comenzar otro día de conversaciones entre negociadores de ambos países.

Guajardo dijo que una vez que Canadá se reincorpore a las pláticas necesitarán al menos una semana de trabajo.  El secretario de Economía dijo que los temas pendientes de cerrar antes de que se pueda alcanzar un acuerdo en principio, se resumen a “dos o tres”.  “Había un tema completo que era estacionalidad y que sigue siendo parte del paquete de soluciones”, aseguró.

Minutos antes, el futuro representante comercial de México en la renegociación del TLCAN, Jesús Seade, dijo que el capítulo energético del acuerdo, que dificultó las negociaciones, ya “está resuelto”.  Ayer, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que su país podría llegar pronto a un “gran acuerdo comercial” con México.

MARCELO EBRARD

El próximo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, abordó el tema y apuntó: “Nosotros simplemente estamos participando como se nos instruyó por parte del presidente López Obrador, se ha de estar como observador, ha estado haciendo una serie de observaciones, de planteamientos, y no quisiera yo especular sobre qué pueda ocurrir en las próximas horas, todavía hay temas pendientes entonces estaremos el día de hoy muy atentos a ver qué avances hay, mañana también”.

 

CCE: Espera conocer texto final del TLCAN

“Estamos a la espera de conocer textos finales y de avances en los temas pendientes; confiamos en que en las próximas horas y días se puedan consolidar los progresos y que próximamente Canadá se sume a la conversación”, afirmó Juan Pablo Castañón.

Aún faltan detalles cruciales que resolver del TLCAN

24 de agosto 2018.- Las conversaciones para modernizar el TLCAN podrían extenderse hasta el fin de semana o incluso la próxima semana, dijo el jueves el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, quien admitió que la negociación del acuerdo es muy compleja.

El funcionario mexicano agregó que, una vez superados los temas espinosos entre México y Estados Unidos, la idea es sumar a las charlas a Canadá, el tercer socio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Más temprano, Guajardo había dicho que su país estaba empujando un acuerdo rápido con funcionarios estadounidenses, aunque admitió que siempre “hay puntos de fricción”.

Desde su reinicio el mes pasado, el diálogo se ha centrado en resolver las diferencias entre Estados Unidos y México tras las quejas del presidente Donald Trump de que el TLCAN ha socavado al sector manufacturero de su país en beneficio de su socio.

“Estamos en una recta que bien nos puede llevar sobre el fin de semana y la siguiente semana”, dijo Guajardo afuera de las oficinas del representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en Washington.

“La negociación es altamente compleja, pero estamos tratando de lograr todas las soluciones”, agregó sobre el proceso de modernización del pacto de 24 años que Trump ha amenazado con abandonar si no logra condiciones favorables para su país.

Una fuente enterada de las conversaciones dijo que aún no veía un cierre inminente entre México y Estados Unidos y que pareciera que persisten trabas en algunos temas, como el contenido regional en automóviles, una cláusula de terminación anticipada (sunset) y el procedimiento para solución de controversias.

Guajardo llegó a decir el miércoles que México y Estados Unidos podrían llegar a un acuerdo en “horas”, pero el jueves el tono se volvió más cauteloso.

PACTO TRILATERAL
México y Canadá han dicho en varias oportunidades que defenderán un TLCAN trilateral y que las conversaciones bilaterales no minan la naturaleza del pacto vigente desde 1994.

Y el jueves, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo que su país está “presionando fuerte” para lograr un tratado “ganar, ganar, ganar”. “Estamos trabajando para lograr un buen acuerdo, no simplemente un acuerdo”, agregó Trudeau ante periodistas.

Canadá ha estado a la espera durante semanas de las conversaciones que se han enfocado en cerrar las diferencias entre ambos países.

“La actualización de las normas de origen siempre ha sido un esfuerzo enorme, importante y complejo”, dijo más temprano la canciller canadiense Chrystia Freeland. “Canadá claramente está interesado en cómo se actualizan esas normas y claramente necesitamos atender y estar de acuerdo con cualquier conclusión final”, añadió.

Gran parte de la negociación se ha centrado en la revisión de las reglas de origen de los automóviles para intentar traer más producción a la región.

El gobierno de Trump quiere imponer aranceles a la futura producción mexicana a partir de nuevas plantas de ensamblaje de automóviles y partes, según funcionarios de la industria automotriz. Eso ha causado fricción en las conversaciones.

La amenaza de imponer aranceles del 25 por ciento podría desalentar nuevas inversiones automotrices en México para atender el mercado estadounidense.

En tanto, el presidente del American Automotive Policy Council, Matt Blunt, dijo que reglas más estrictas sobre contenidos de autos que están surgiendo de las negociaciones del TLCAN deberían mantener a Norteamérica como una base de producción competitiva, y también a General Motors, Ford y Fiat Chrysler a nivel global.

 

Sharay Angulo y Timothy Aeppel/Reuters

“Casi inevitable” nuevo TLCAN en próximos meses: Seade

24 de julio 2018.- El nominado a dirigir las negociaciones del TLCAN por parte de México, Jesús Seade, dijo el martes que espera que las conversaciones con Estados Unidos y Canadá para modernizar el pacto comercial concluyan en los próximos meses.

Seade, designado por el ganador de las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, dijo que si bien algunos temas polémicos aún deben ser resueltos, es casi “inevitable” que se llegue a un acuerdo.

“Yo veo (…) totalmente factible esperar que estemos cerrando la negociación en los próximos dos meses si es posible, o en los próximos meses, un poco más allá”, dijo Seade a Radio Fórmula.

Seade y el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, viajarán esta semana a Washington para reanudar las conversaciones del TLCAN con el Representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Las negociaciones para modernizar el acuerdo vigente desde 1994 partieron en agosto del 2017 a solicitud del presidente estadounidense, Donald Trump, quien culpa al TLCAN del déficit comercial de su país con México, y argumenta que el acuerdo ha provocado que los empleos se muevan al sur de su frontera.

Las conversaciones se estancaron antes de los comicios del 1 de julio en México, donde el veterano izquierdista López Obrador obtuvo una victoria arrolladora.

Los países socios no han podido llegar a un acuerdo ante propuestas de Estados Unidos de imponer reglas de contenido más estrictas para la industria automotriz, y otras como cancelar el TLCAN después de cinco años si no se renegocia.

Seade, un ex subdirector general de la Organización Mundial del Comercio, dijo que tenía una “muy buena relación” con Lighthizer, refiriéndose a él como un “amigo” que conoce desde hace años, lo que debería ayudarlos a encontrar puntos en común.

Los comentarios de Seade ocurren después de que el lunes Trump habló cálidamente de López Obrador, diciendo que estaba en pláticas con México sobre el TLCAN y que esperaba tener algo “resuelto”.

Trump también ha hablado de buscar un acuerdo comercial bilateral con México, pero Seade dijo que creía que esa era una táctica de negociación y que no se llevaría a cabo.

“Sería una revuelta legislativa, una discusión horrorosa de un año que le costaría mucho políticamente. Eso no creo que venga”.

 

Reuters

Se desata guerra arancelaria México-EEUU; reacciones

31 de mayo 2018 (huellas.mx).- Este jueves se ha detonado un conflicto diplomático a escala global, después de que el gobierno de Donald J. Trump firmara una serie de medidas arancelarias al acero y aluminio procedente de México, Canadá y la Unión Europea, lo que ha generado diversas consecuencias.

De acuerdo a lo señalado por el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, Washington concretaría sus planes de aplicar un arancel de 25 por ciento sobre las importaciones de acero y de un 10 por ciento para el caso del aluminio, aunque dejando abierta la posibilidad de que aún se realicen negociaciones al respecto, como detalló la agencia Reuters.

Las reacciones en México no se hicieron esperar, la cancillería encabezada por Luis Videgaray, emitió un comunicado condenando las medidas del gobierno estadounidense, y advirtiendo que México también implementará medidas equivalentes en replesalia, aunque sin ofrecer aún mayores detalles.

Medida similar se tomó también en la Unión Europea, como confirmó el jefe del brazo ejecutivo de la UE, Jean-Claude Juncker, quien señaló:

“Así que inmediatamente presentaremos una disputa ante la OMC (Organización Mundial del Comercio) y anunciaremos contramedidas de equilibrio en las próximas horas”

Ante la incertidumbre ocasionada por el conflicto, el cual también viene a complicar el proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el peso ha caído a niveles que no se veían desde hace 15 meses, superando los 20 pesos por dólar como detalla la agencia Reuters.

De igual forma en Europa, medios califican de muy graves las medidas que está por tomar el gobierno estadounidense, señalando que esto podría dar a origen a una guerra comercial sin precedentes.

Falso que esté cerca de concretarse el TLCAN: Lighthizer

17 de mayo 2018.- El representante comercial de Estados Unidos echó un balde de agua fría a las perspectivas de un avance inminente en las negociaciones para modificar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), horas después de que el primer ministro de Canadá emitiera señales positivas al respecto.

“Los países del TLCAN no están siquiera cerca de alcanzar un acuerdo”, dijo en un comunicado Robert Lighthizer, quien señaló que existen “grandes diferencias” en una serie de temas, que incluyen propiedad intelectual, acceso al mercado agrícola, trabajo y energía.

Lighthizer dijo que Estados Unidos continuará trabajando para lograr un acuerdo que beneficie a los trabajadores, granjeros y empresas de Estados Unidos.

El futuro de las conversaciones comerciales entre Estados Unidos, México y Canadá quedó en el limbo, ya que el jueves se cumplió el plazo para presentar a los actuales legisladores estadounidenses un TLCAN renovado después de un esfuerzo por alcanzar un acuerdo en las últimas semanas.

No hubo reacción inmediata a los comentarios de Lighthizer de las oficinas del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, o de la ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland.

Funcionarios estadounidenses han dicho que las conversaciones necesitan concluir muy pronto para dar tiempo a que el Congreso actual pueda votar sobre un texto final.

Trudeau dijo previamente el jueves que se sentía “positivo” sobre las conversaciones para modificar el TLCAN, mientras que un funcionario mexicano de alto rango afirmó que esperaba que un acuerdo pueda ser alcanzado en principio a fines de mayo.

 “Para ser sincero, estamos en un punto donde hay un buen trato sobre la mesa”, dijo Trudeau al Economic Club de Nueva York. “Se trata de las últimas conversaciones (…) Me siento positivo al respecto, pero no se hará hasta que esté terminado y la gente está trabajando muy, muy duro en este momento”, agregó.

Freeland viajó el jueves a Washington para sostener reuniones internas con funcionarios laborales y representantes de la Cámara de Comercio estadounidense, dijo un portavoz de la canciller canadiense.

Un equipo técnico de negociadores mexicanos también se encuentra en la capital estadounidense, pero no hay fecha establecida para la próxima reunión ministerial del TLCAN con Canadá y Estados Unidos.

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo que se podría llegar a un acuerdo para fines de mayo, pero agregó que si no fuera así las conversaciones podrían extenderse más allá de las elecciones presidenciales mexicanas del 1 de julio.

Sin embargo, para que eso ocurra, Estados Unidos y México tendrían que poner fin a sus diferencias sobre el tema de reglas de origen y contenido regional automotor, uno de los puntos controversiales de la negociación.

“Es importante aclarar: un TLCAN renegociado que implique pérdida de empleos existentes en México es inaceptable”, escribió Guajardo en su cuenta de Twitter.

Bajo el estatuto de la Autoridad de Promoción Comercial, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, debe notificar al Congreso 90 días antes de poder firmar el acuerdo. La Comisión de Comercio Internacional (ITC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos tiene hasta 105 días después de la firma para producir un estudio sobre los efectos del acuerdo.

 El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, había dicho que el Congreso -controlado por los republicanos- debería ser notificado de un nuevo acuerdo antes del jueves para dar a los legisladores la oportunidad de aprobarlo antes de que un cuerpo legislativo recién elegido asuma el control en enero.

Pero consultado el jueves en una conferencia de prensa si había algún margen de maniobra en el cronograma de aprobación del TLCAN para el Congreso, dijo que ello estaría en manos de la ITC.

 

Reuters

Trudeau asegura momento muy productivo en TLCAN

QUEBEC.- Un día antes de que se reúnan en Washington, DC, los tres principales negociadores del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, confió que las negociaciones viven un momento muy productivo.

En un breve encuentro con la prensa, el jefe de gobierno dijo que en este tipo de negociaciones comerciales hay momentos buenos y lentos, pero “ahora mismo estamos viviendo un muy productivo momento de compromiso con Estados Unidos y México”.

Este viernes se reunirán en Estados Unidos, la canciller canadiense Chrystia Freeland, el representante comercial estadounidense Robert Lighthizer, y el secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo.

“Nos encontramos en un momento en donde nos estamos moviendo hacia adelante en una forma significativa”, indicó Trudeau, quien adelantó que “pronto vendrán buenas noticias”.

Por presiones de la administración Trump se espera que se anuncie un “acuerdo en principio” antes de la Cumbre de las Américas, que se realizará los días 13 y 14 de este mes en Perú y donde se encontrarán los tres mandatarios de Norteamérica.

Ni muro ni aranceles afectarán postura de México en TLCAN

El jefe negociador técnico del TLCAN, Kenneth Smith Ramos, aseguró que ni el muro, ni los aranceles al acero, afectarán la postura de México en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Durante el Foro Internacional de Comercio Exterior, el representante de la Secretaría de Economía (SE) destacó que México cuenta con un Plan B, ante una posible salida de Estados Unidos del TLCAN.

En el evento, organizado por el Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) señaló que “la clave va a ser mantener lo que hemos hecho a lo largo de la negociación, una paciencia estratégica en donde estamos avanzando en los capítulos de modernización, buscando espacios para resolver los temas más difíciles”.

Al referirse al Plan B, dijo que “como gobierno federal tenemos la responsabilidad de analizar todos los escenarios. Claramente lo que estamos persiguiendo es un esquema en el que podamos modernizar el Tratado y estar mejor preparados para competir con el resto del mundo”, indicó.

Y agregó: “a pesar de todo el ruido político y mediático, estamos viendo claramente que el TLCAN funciona y que el riesgo de salirse es muy alto”. “Estamos viendo”, afirmó, “la posibilidad de un éxito económico en México, Canadá y Estados Unidos de continuar con el tratado”. Sin embargo, comentó, un tema que se ha mencionado mucho es el Plan B, sobre que pasaría si al final del día Estados Unidos decide salirse.

Puntualizó que “si por alguna razón Estados Unidos decidiera retirarse a pesar de todo lo que hemos platicado, México está trabajando en un programa muy ambicioso de diversificación comercial”.

Dicho programa, explicó, estaría basado en fortalecer el intercambio comercial con la Unión Europea y la región asiática, a través de la Alianza del Pacifico, así como en negociaciones con Brasil y Argentina, “el Plan B sigue siendo el Plan A”.

Sostuvo que “nosotros debemos seguir enviando el mensaje de que México es una economía que está abierta al mundo, abierta a la inversión y sobre todo a profundizar la integración de Norteamérica”.

Indicó que “es muy importante considerar que desde nuestro punto de vista si creemos que si hay espacios para llegar a un acuerdo, obviamente para resolver los temas más álgidos se va a requerir flexibilidad de las partes”.

Expuso que México va a “responder con firmeza ante los planteamientos que consideremos inviables que sean puestos sobre la mesa, con argumentos técnicos y fundamentados, y basados en las opiniones de la industria y del sector productivo”.

 

 

EU condiciona aranceles a aluminio y acero por un nuevo TLCAN

WASHINGTON.- Canadá y México no estarán exentos de los aranceles sobre las importaciones de aluminio y acero a menos que se firme un “nuevo y justo” TLCAN, dijo el presidente Donald Trump.
El gobierno de Trump argumentó que los aranceles son necesarios para preservar las industrias estadounidenses y tomar esa medida es un imperativo de seguridad. Sin embargo, los últimos tuits del mandatario sugieren que también está usando los nuevos aranceles como una presión sobre las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Cabe señalar que la última ronda del casi año de negociaciones concluye esta semana en la Ciudad de México.
Durante el programa “Fox and Friends”, el colaborador de la Casa Blanca, Peter Navarro, aseveró que los aranceles serían de “25 por ciento sobre el acero y 10 por ciento sobre el aluminio, sin excepciones de países”.
El anuncio de Trump la semana pasada sobre los aranceles a las importaciones de acero y aluminio irritó a los mercados y enfadó a los socios.

El presidente pareció indoblegable el domingo en sus tuits de que las “industrias de acero y aluminio” estadounidenses “están muertas. Lo siento, ¡es tiempo de un cambio!”.
La acción generalizada rompe con la recomendación del Pentágono, el cual alentaba por unos aranceles más específicos a las importaciones de metales de países como China y advirtió que una medida tan amplia podría poner en peligro las sociedades de seguridad nacional de Estados Unidos.
El senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, dijo que la radical acción dejaría a China “libre de culpa” y agregó que los aranceles provocarían una brecha entre Estados Unidos y sus socios.
Trump ha amenazado con impuestos sobre los automóviles europeos si la Unión Europea impone aranceles a los productos estadounidenses en represalia al plan del mandatario de aumentar los aranceles en el acero y aluminio.

Los aranceles se formalizarán en las próximas dos semanas, indicaron los funcionarios de la Casa Blanca, mientras el gobierno defiende la decisión proteccionista de los críticos en Washington y de otras partes del mundo.

Cierran capítulo de Buenas prácticas regulatorias del TLCAN, en CDMX

Tras cinco días de trabajo para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los jefes negociadores técnicos lograron cerrar el capítulo de buenas prácticas regulatorias, en la séptima ronda de negociaciones.

Así lo informó el jefe negociador técnico del equipo mexicano, Kenneth Smith Ramos, quien en días pasados arribó al hotel para seguir con las discusiones con sus contrapartes de Canadá y Estados Unidos.

“Hoy cerramos el capítulo de Buenas Prácticas #Regulatorias del #TLCAN, el cual establece estándares nunca antes plasmados en un TLC #NAFTAWorks”, compartió en su cuenta de Twitter.

Este capítulo promueve la transparencia en el proceso regulatorio y crea un comité para promover la cooperación, explicó.

El funcionario mexicano subrayó que este avance muestra el compromiso de México para actualizar el acuerdo comercial, con 24 años de vigencia, y contribuye a la transparencia y competitividad en la región de Norteamérica.

El capítulo de buenas prácticas regulatorias se suma al de anticorrupción y el anexo sobre tecnologías de la información y comunicación que se cerraron en la sexta ronda, realizada en Montreal, Canadá.

También se ha conseguido concluir los capítulos de pequeñas y medianas empresas, competencia y el anexo sectorial de eficiencia energética.

Smith Ramos comentó en días pasados que la modernización del TLCAN también registra avances significativos en los capítulos de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, Telecomunicaciones y Obstáculos Técnicos al Comercio, entre otros.

Desde el domingo pasado y hasta el próximo lunes sesionarán 30 grupos técnicos, con la participación de más de un centenar de funcionarios de los tres países, quienes continúan la discusión en un hotel de Polanco.

Prevén nueva etapa de renegociación del TLCAN

La última ronda pactada de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) supone el inicio de una etapa decisiva que habrá de abordar, sin dilaciones, temas tan controvertidos como el del sector automotriz.

“Estas son rondas de cierre, ya debe haber acuerdos, espero una declaración pública al final de la ronda sobre algunos acuerdos acabados, y posturas”, dijo el especialista en Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey, Manuel Valencia.

La séptima ronda de negociaciones del TLCAN se celebra desde ayer y hasta el 5 de marzo en la Ciudad de México, con el hermetismo habitual que acompañan estas conversaciones, pero en un ambiente mucho más halagüeño.

“Hay un optimismo prudente, con muchas posibilidades para avanzar, lo que nos permite pensar que se van a cerrar capítulos”, dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

De esta manera se esperan avances en estas conversaciones en ámbitos como el de telecomunicaciones, comercio electrónico e incluso laboral, que esta semana el secretario del Trabajo, Roberto Campa, consideró que no supone un “obstáculo”.

Estos se sumarían a otros capítulos ya cerrados, como el de pequeñas y medianas empresas (Pymes) o el de anticorrupción. Además, parece que se van a encarar frontalmente los asuntos más espinosos, como la cláusula ‘sunset’ -que obligaría a revisar este tratado en vigor desde 1994 cada cinco años-, de solución de controversias y de las reglas de origen en el sector automotriz que buscan garantizar el uso de productos fabricados en la región.

Estados Unidos exige que el nuevo convenio incremente el contenido de su nación de los vehículos que se montan en la región, y que hasta ahora está fijado en 65 por ciento.

Negociaciones del TLCAN no estarán sujeta a comicios: Guajardo

Javier Bárcenas

El titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo Villarreal, sostuvo que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es de interés nacional y no debe estar sujeta a tiempos electorales, tiene sus propios tiempos y debe reflejar la responsabilidad que se tiene frente a una modernización del marco comercial en América del Norte.

“Las elecciones van a ocurrir siempre, siempre tenemos elecciones. No debemos sujetar el interés del país a los calendarios electorales”, apuntó.

Guajardo Villarreal sostuvo que, por su naturaleza, el TLCAN es un acuerdo trilateral entre México, Estados Unidos y Canadá, por lo que no puede haber una negociación bilateral, por separado.

“Hay agenda Estados Unidos-Canadá, Estados Unidos-México, México-Canadá, pero la negociación NAFTA (por sus siglas en inglés), por su naturaleza, es una negociación trilateral que se debe mantener trilateral”, señaló el funcionario tras asistir a la XXI Reunión Interparlamentaria México-Canadá, en la Cámara de Diputados.

Reiteró que conforme pasa el tiempo ha habido un reconocimiento por parte de Estados Unidos de que este acuerdo ha sido importante para muchos actores económicos en los tres países, lo que ha generado mejores condiciones para la renegociación del TLCAN.

“La administración del presidente Donald Trump ha tomado nota de los mensajes de sus propios correligionarios de partido, de senadores republicanos, de agricultores estadounidenses que votaron por el señor Trump y eso ayuda a que el posicionamiento sea más constructivo”, indicó.

Agregó que ”hay diferencias de objetivos en algunos temas y de opinión que hay que resolverlas, pero estamos en mejor condición hoy, sin embargo, todavía no tenemos en la mano la solución del tema”.

Guajardo expuso que a partir de la séptima ronda de negociaciones del TLCAN, que se llevará a cabo del 25 de febrero al 5 de marzo en la Ciudad de México, no habrá conversaciones fáciles.

Apuntó que en los temas referentes a la modernización del acuerdo hay un gran avance, por lo que la meta de la séptima ronda de negociaciones será cerrarlos y comenzar a poner en la mesa los temas de alta complejidad, como las reglas de origen regional automotriz, el déficit comercial de Estados Unidos y el sistema de arbitraje.

México prepara 7a. ronda del TLCAN

La industria, el equipo técnico y el Cuarto de Junto están listos y con posiciones muy claras para la séptima ronda de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que se realizará del 25 de febrero al 5 de marzo en la Ciudad de México.

Lo anterior fue confirmado por el coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negocios Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Moisés Kalach, quien señaló que hay una oportunidad para un buen cierre, gracias al respaldo de algunos sectores en Estados Unidos.

“La parte técnica ha avanzado enormemente, está lista para la toma de decisiones de los ministros y si esto se da en los siguientes meses, podríamos tener algunas resoluciones satisfactorias”, indicó en entrevista con Enfoque Noticias.

Señaló que no cederán en algunas cuestiones importantes que ha puesto la iniciativa privada en la mesa y aunque “tenemos un optimismo porque parece que se nos puede abrir una ventana, eso no quiere decir que ya terminamos y que ya la hicimos”.