Reporte del Senado revelaría fallos en Fepade en era Santiago Nieto

11 de junio 2018.- De acuerdo a un reporte confidencial del Senado de la República, se tendrían identificadas diversas deficiencias y rezagos tras una auditoría realizada a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) en el ejercicio de Santiago Nieto Castillo, hoy integrante del equipo de defensa del voto del candidato Andrés Manuel López Obrador.

El informe citado por Organización Editorial Mexicana, evidenciaría diversas carpetas de investigación sin mediar una denuncia previa, además de rezago de averiguaciones previas, insuficiencia de espacios para ampliar funciones para resguardo de expedientes y carencia de una unidad de análisis criminal, entre otras.

El reporte muestra la situación actual en la que supuestamente encontró el sucesor de Nieto la Fiscalía, Héctor Díaz Santana, en donde se procesó esta información para los senadores. El Sol de México buscó a Santiago Nieto, pero pidió 24 horas para conocer el informe y dar su punto de vista.

Según el documento, los números de eficacia están por debajo de la media nacional en todos los rubros. Además, se acusa de que no se dio seguimiento a programas de trabajo interinstitucionales, ni a una capacitación sistemática en materia de delitos electorales.

Se detalla en la Fepade existe un evidente rezago de averiguaciones previas en trámite o pendientes de resolver, pues al 31 de diciembre de 2017 se encontraron un total de dos mil 250.

En ese sentido cabe señalar que existen averiguaciones iniciadas en los años 2003, 2006 y 2009 sin concluir. También hay al menos 800 averiguaciones previas que tienen tres años o más, muchas de éstas con periodos de inactividad de más de un año. Además, se evidencia una “intervención injustificada” en posibles delitos electorales del fuero común, a pesar de la incapacidad para dar respuestas rápidas en diversos delitos del fuero federal.

Hubo una falta de eficacia en la persecución penal del sistema tradicional, al obtener menos del 40% de órdenes de aprehensión de las solicitadas ante el Poder Judicial.

Del total de las consignaciones de 2016, sólo 7% terminó en una condena. Esto significa que se realizaron investigaciones, diligencias e invirtieron recursos humanos y materiales para judicializar averiguaciones previas y sólo en siete de cada cien casos el Ministerio Público logró una sentencia condenatoria por parte de los jueces.

 

Con información de OEM