COCO 1

Pedro Infante, cien años

José Santos Navarro

A 100 años de su nacimiento, Pedro Infante no ha muerto, vive en el panteón Jardín. Recientemente su imagen fue mal utilizada en la película Coco –de Walt Disney, donde con el nombre de Ernesto de la Cruz, es el malo, el villano, pero todos sabemos que el carpintero de Guamúchil, Sinaloa, Pedro Infante Cruz nunca fue alevoso ni infame. Pepe El Toro, fue bondadoso, justiciero, ley y por eso mismo inmortal.

El Mil amores, quien todos los días muy temprano canta Las mañanitas a quien cumple años. El de ATM, Tizoc, el de Los Tres García… Nació justo en el mes en que México festeja y recuerda a sus muertos. Pedro Infante vino al mundo el 18 de noviembre de 1917, hace ¡100 años! Y lo sorprendente es que sigue vivo, se mantiene fuerte, joven, dicharachero, mujeriego y no ha perdido la voz, sigue cantando y vendiendo discos como en sus mejores tiempos.

PEDRO INFANTE

Coincidentemente, a 100 años de su nacimiento, Pedro Infante vuelve al cine, a la pantalla grande, a todo color. Malora, apuesto y cantando como nunca, adquiere vida a través del personaje Ernesto de la Cruz, pero, independientemente de esta casualidad, el mundo de la televisión, cine y medios impresos en México, también realizaron trabajos periodísticos, reportajes, revivieron entrevistas, volvieron a pasar sus películas y sus canciones, como en sus buenos tiempos, se volvieron a escuchar en la radio, YouTube y redes sociales.

Hablar de Pedro Infante es hablar de Nosotros los pobres y de Ustedes los ricos. Es subirse al ring de la vida y estudiar el estilo de Pepe El Toro. Si bien es cierto que para muchos fue Un tipo de cuidado, en realidad, quienes conocen al Oso carpintero, saben que él es un caballero, mujeriego, borracho, parrandero y mil usos, pero siempre llegaba a puerto seguro; siempre volvía a los brazos de su Chorreada, quien lo regañaba y lo mandaba a dormir y, él, sólo decía: “Ni hablar mujer, traes puñal”.

Pepe El Toro, Pedro Infante, cumple 100 años de su nacimiento. El ídolo del pueblo será homenajeado en las principales plazas públicas del país, principalmente en su natal Guamúchil, Sinaloa, pero, sobre todo aquí, en la capital, en la Ciudad de México, donde anduvo a caballo en el área de Zacatenco, en el Tenampa de Garibaldi, donde seguramente, una y otra vez, se escuchará a los mariachis tocar y cantar Cien años: “Y si vivo cien años / cien años pienso en ti”.

COCO 2

Y así es, 100 años han pasado y la gente del pueblo sigue pensando en él. Pedro Infante, el ícono, El mil amores, el ranchero que le canta a las mujeres bellas, casadas, viudas y solteras y que, para él, el matrimonio era un juego de Cartas marcadas.

Infante Cruz, quien en su carta a Eufemia solía advertir: “Si te vienen a contar cositas malas de mí… manda a todos a volar y diles que yo no fui…”.  El mala estrella quien en cosas de amor e infidelidad se dejaba mover como un Muñeco de cuerda, antes de firmar cualquier compromiso solía decir a la mujer en turno: Pos cui cui ri.

Finalmente, Pedro Infante a 100 años de su nacimiento vuelve a este Mundo raro y, en estos días, seguramente en todas las cantinas de México, se escuchará aquella oración que decía: “Estoy en el rincón de una cantina / oyendo la canción que yo pedí / me están sirviendo ahorita mi tequila  / ya va mi pensamiento rumbo a ti”…

 

 

 

 

PEDRO INFANTE

Puntual, renació Pedro Infante

Por José Santos Navarro

El viejo y achacoso bombardero de la Segunda Guerra Mundial apenas y tuvo aliento para levantar el vuelo y salir del aeropuerto. Minutos después se estrelló en calles del centro de Mérida, Yucatán. La noticia: “¡Murió, Pedro Infante!”.

PEDRO INFANTE 1

¡Ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay!

la suerte me está fallando  

¡ay, ay, ay, ay, ay, corazón!

la vida me estás cambiando.

 

Pedro Infante Cruz nació en Mazatlán, Sinaloa, el 18 de noviembre de 1917, cuando aún en muchos estados de la República se percibía el olor a pólvora de la Revolución Mexicana. Se definían y se acomodaban las clases sociales. A mucho orgullo, Pedro decía tener el oficio de Cristo: carpintero, pero también aprendió a cantar y a ser mujeriego.

Luego la vida le sonrió. De la pobreza brincó a la fama, a la opulencia. Películas, discos, presentaciones en televisión, entrevistas en la radio, los periódicos y revistas no dejaban de hablar de Pedro Infante, quien ya tenía en su haber una larga lista de películas como Los tres García, Nosotros los pobres, Tizoc, ATM y otras muchas que lo convirtieron en ícono del cine nacional.

PEDRO INFANTE 2

Pepe El Toro fue el cuarto de quince hermanos (aunque sólo sobrevivieron nueve). El curita alegre y cantador de Los tres huastecos tuvo tres esposas: María Luisa León (cinco años mayor que él), Lupita Torrentera (actriz y bailarina) y finalmente se casó con la cantante Irma Dorantes. Con ella vivía cuando sobrevino la tragedia.

Aunque para el pueblo su auténtica pareja, su vieja era La Chorreada, Blanca Estela Pavón, la que lo metía en cintura. Nunca tuvieron otro tipo de relación, aunque el destino marcó a ambos para siempre: ella también murió en un accidente aéreo –el 26 de septiembre de 1949-, cuando el avión en el Paso de Cortés, en el Popocatépetl, cayó el avión en que viajaba. En el accidente también murió Gabriel Ramón Millán, considerado el Apóstol del maíz.

En 1943 logra un papel principal en la película La feria de las flores, luego vino una larga lista, donde Pedro logró identificarse plenamente con el pueblo, al interpretar papeles de personajes como el ranchero enamorado, cura, boxeador (Pepe El Toro), indio Tizoc, músico (Juventino Rosas), borracho, parrandero, jugador y en sus ratos libres mujeriego…

Canciones todas: rancheras, boleros, chachachá, valses, huapangos: dejó una gran discografía de más de 300 canciones. Inolvidables: Amorcito corazón; clásicas: Las mañanitas; de uso diario: todas las de José Alfredo Jiménez: Estoy en el rincón de una cantina / oyendo la canción que yo pedí / me están sirviendo ahorita mi tequila / ya va mi pensamiento rumbo a ti….

Pero el tiempo pasa inexorablemente. Próximo a cumplir 40 años de edad, Pedro Infante además de ser cantante y actor, tenía otra pasión: los aviones. Tenía licencia y aquella Semana Santa del 57 tuvo la urgente necesidad de regresar a la Ciudad de México. Un amigo lo conectó, el piloto de un avión de Tamsa; ocupó el lugar del copiloto y emprendió el vuelo de regreso a la capital donde tenía problemas familiares.

Informaron los periódicos, contaron sus amigos, filtraron sus allegados que Irma Dorantes pidió a Pedro que regresara de inmediato a la Ciudad de México, porque de lo contrario tomaría serías decisiones sobre su matrimonio. Semana Santa, no había boletos, entonces aceptó subirse al avión de Tamsa (empresa dedicada al transporte aéreo de mercancía).

El cansado bombardero despegó, mas no logró la altura requerida y ante la emergencia el piloto ordenó a un tercero a bordo que tirara mercancía, se dice que eran cajas de pescado congelado. Otros afirman que eran mercancía de contrabando.

Testigos del accidente declararon en su momento que vieron como el avión volaba a baja altura, se hacía de lado, tiraban cajas y finalmente, invertido se desplomó sobre el patio trasero de una tienda en la esquina de la calle 54 sur y la 85 en el centro de Mérida. El accidente provocó víctimas en tierra y la muerte de los tres tripulantes del desconchinflado avión.

Minutos después de las ocho de la mañana de aquel 15 de abril de 1957, en Semana Santa, el país entero se estremeció: “Pedro Infante ha muerto”…

PEDRO INFANTE 3

Ya se va tu enamorado

ya se va de tu ventana

ya ni debo despedirme

porque sé que aunque no quiera

voy a regresar mañana.

¡Ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay, ay!

 

Ya llegó su enamorado, el que canta Amorcito corazón

Ese. El de la mirada pizpireta. El mátalas cantando, Pedro Infante vuelve a renacer como cada año, sólo que éste es especial, porque se cumplen 60 años de su muerte y en noviembre se celebrará el centenario de su nacimiento.

DIARIO YUCATÁN sacó edición ¡EXTRA!: UN AVIÓN CARGUERO DE LA TAMSA SE ESTRELLÓ EN MÉRIDA: PERECIERON PEDRO INFANTE, EL PILOTO Y EL MECÁNICO

El aparato, un tetramotor, cayó invertido sobre el patio trasero de una tienda de la calle 54 Sur

La aeronave se desplomó entre las 7:30 y 8 de la mañana

 

ANECDOTAS

En la película Pepe El Toro, cuando rescata el cuerpo quemado de su hijo y desesperado grita: ¡Torito… Torito..!, Pedro Infante no pudo detener el llanto luego de que gritaron: ¡Corte!

En 1940 cuando audicionó ante el director de la estación radiofónica XEB AM, Julio Morán, el nerviosismo arruinó su interpretación, pero le dieron una segunda oportunidad.

(Con información del Diario de Yucatán, internet y otras fuentes)

 

PELICULAS…

Los Tres García, Los Tres Huastecos, Nosotros los Pobres, Tizoc, ATM..

 

Fecha de nacimiento: 18 de noviembre de 1917, Mazatlán, México

Fallecimiento: 15 de abril de 1957, Mérida, México

Menu Title