Un refugiado sirio que sostiene a un bebé en un flotador nada hacia la costa luego de que su bote se desinfló cerca de la isla griega de Lesbos. Veintiocho refugiados se ahogaron el domingo cerca de una isla griega cuando se hundió el barco en el que viajaban, dijo la guardia costera, en la que podría ser la peor tragedia registrada en un solo naufragio en aguas griegas desde que comenzó la crisis de los refugiados.
REUTERS/Alkis Konstantinidis - RTSUN7

34, 14 niños, se ahogan en nueva tragedia en el Mediterráneo

13 de sep.- Al menos 34 refugiados se ahogaron el domingo cerca de una isla griega cuando se hundió el barco en el que viajaban, dijo la guardia costera, en la que podría ser la peor tragedia registrada en un solo naufragio en aguas griegas desde que comenzó la crisis de los refugiados.

“Una embarcación de madera que los llevaba se volcó el domingo en la madrugada a unas tres millas al este de Farmakonisi”, dijo a Reuters una portavoz de la guardia costera.

El accidente coincidió con una petición de la primera ministra interina griega, Vasiliki Thanou, a la Unión Europea para que acuerde una política integral para hacer frente al creciente número de personas que huyen a la región para escapar de la guerra y de la pobreza.

Decenas de miles de refugiados, principalmente sirios, han desafiado este año las agitadas aguas para realizar el corto, pero peligroso viaje desde la costa turca a las islas del este de Grecia, sobre todo en botes inflables frágiles y repletos de personas.

Por el momento se desconocían detalles sobre la nacionalidad y edad de las víctimas del naufragio del domingo, que se produjo cerca de Farmakonisi, una de las más pequeñas de una cadena de islas griegas situadas a menos de 20 kilómetros de la parte continental de Turquía.

La guardia costera dijo que 68 personas fueron rescatadas del agua y que otros 30 sobrevivientes de la misma embarcación fueron encontrados en Farmakonisi.

En Lesbos, una isla a la que han llegado gran parte de los inmigrantes que han viajado a Grecia, un fotógrafo de Reuters vio el domingo 10 botes llegando en un intervalo de 90 minutos.

Uno inflable que llevaba a unos 70 refugiados, entre ellos muchos niños, estalló a unos 100 metros de la orilla.

Vecinos de la zona rescataron a bebés y niños pequeños y los llevaron a tierra en flotadores.

 

 

fuente. Reuters

dt.common.streams.StreamServer (1)

El testimonio de la fotógrafa que tomó la foto del niño Aylan Kurdi

Nilüfer Demir, la fotógrafa turca que retrató la foto del cuerpo de Aylan Kurdi ahogado en una playa, que conmovió a todo el mundo, aseguró: “Cuando vi a Aylan Kurdi se me heló la sangre”.

La imagen se convirtió en un símbolo de los refugiados de Europa, en momentos en que se intensificaron los movimientos migratorios, en especial por los fuertes conflictos en Siria.

“Cuando vi a Aylan Kurdi ya no había nada que hacer. Allí había un cadáver con la camiseta roja levantada y pantalón azul marino. No había nada que yo pudiese hacer por él.

Podía darme cuenta por la ausencia de gritos. Lo único que podía hacer era apretar el botón del obturador, e hice la foto en ese momento”, indicó Nilüfer a la agencia de noticias Dogan, para la que trabaja.

La fotógrafa retrataba el hallazgo de los cadáveres de 12 refugiados sirios, ahogados al intentar llegar en balsa a la isla griega de Kos, entre ellos siete chicos. Aylan Kurdi, de tres años de edad, no era el más pequeño: Abdullah y Zeinab Jafer tenían año y medio.

El hermano mayor de Aylan, Galip, justo había cumplido cinco. Los otros tres menores tenían 7 y 11 años.

“A unos cien metros yacía su hermano Galip. Él también tenía la camisa levantada. Pero para Galip y a Tahara, no había ninguna razón por la que tuviesen que seguir en el agua.

Eso reveló el dramatismo del momento. Pero lo único que podía hacer era hacer la foto, y eso hice”, relató conmovida la fotógrafa.

Consultada sobre lo que sintió en ese momento, afirmó: “Antes de apretar el botón, sentí un gran dolor y tristeza. Después, que teníamos que mostrar su drama. Mi trabajo es sacar buenas fotos y hacerlo lo mejor que pueda”. Y, frente a la indignación que generó la publicación de la foto, consideró: “Hemos tenido éxito”.

“He estado trabajando con la agencia de noticias Dogan desde 2003, y en ese tiempo he fotografiado numerosos incidentes con inmigrantes. He sido testigo de su drama, incluso hasta la muerte. He fotografiado los cadáveres que llegan a la playa, donde los encontramos. Están viviendo esto desde hace mucho tiempo. Espero que algo cambie después de lo de hoy”, concluyó.

Enmedio del dolor familiares enterraron este día los cuerpos de los menores y su madre.

 

 

Fuente. elheraldo.hn

1,727 inmigrantes han muerto este año en el Mediterráneo

Han sido precisamente los supervivientes de la tragedia —la peor hasta la fecha en aguas del Mediterráneo, según ACNUR—, los que han identificado al capitán del barco, quien trató de mezclarse con los inmigrantes para pasar desapercibido.

Los dos detenidos han sido identificados por un joven de Bangladesh que fue evacuado directamente a Sicilia en helicóptero el mismo domingo, después de que los 27 restantes llegaran al puerto de Catania el lunes por la noche a bordo de un barco de la Marina italiana.

Según ha revelado la fiscalía de Catania, se trata de Mohamed Ali Malek, un tunecino de 27 años y presunto capitán del barco, y Mahmud Bikhit, un sirio de 25 años y uno de los marineros del pesquero que partió el sábado desde Trípoli.

Al comandante se le imputan delitos de naufragio culposo, homicidio culposo múltiple y favorecer la inmigración clandestina, mientras que al miembro de la tripulación se le acusa solo de favorecer la inmigración clandestina.

Una tragedia con más de 800 muertos

La Fiscalía de Catania (sur de Italia) estimó este martes que el número de víctimas mortales derivadas del naufragio del pasado domingo asciende a 850 personas, si bien por el momento solo han sido recuperados 24 cadáveres.

En un comunicado, la Fiscalía señala que esta estimación se basa en las informaciones proporcionadas por algunos supervivientes a bordo de la nave ‘Bruno Gregoretti’, con la que este lunes llegaron al puerto catanés, y en un informe del mercante portugués que prestó auxilio a la patera en el momento de su hundimiento.

Además señala que “el exiguo número de supervivientes —28 en total— podría depender también del hecho que muchos inmigrantes, entre ellos mujeres y niños, se encontraban encerrados en las bodegas de la nave”. Por su parte, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) cifró en 800 los inmigrantes fallecidos como resultado del naufragio.

Reconstrucción de los hechos

Según la reconstrucción, los inmigrantes hicieron volcar la barcaza al colocarse en uno de los ladosEl naufragio ocurrió la madrugada del domingo, cuando la Marina italiana, tras recibir una petición de auxilio, pidió a un mercante portugués que navegaba por la zona que acudiera a socorrer a la embarcación en apuros. Según la primera reconstrucción de los hechos, los inmigrantes, al ver al mercante portugués, se colocaron a uno de los lados de la barcaza haciéndola volcar, lo que provocó el naufragio.

Este hecho ha provocado una gran conmoción en Italia y en la Unión Europea, y el presidente del Consejo Europeo ya ha convocado una reunión extraordinaria de los jefes de Estado y de Gobierno del continente para abordar esta situación.

La portavoz de ACNUR en Italia, Carlotta Sami, dijo la madrugada del martes que tras interrogar a la mayoría de los 27 supervivientes llegados a última hora del lunes a territorio italiano “es posible decir que al menos 800 han muerto”.

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, ha anunciado una “guerra” a los traficantes de personas, a quienes calificó como “los esclavistas del siglo XXI”, y este lunes se desmanteló una red compuesta por 24 personas que organizaban la llegada de inmigrantes a Italia desde Libia. El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, explicó a Il Messaggero que estas personas manejan un volumen de negocio que equivale al 10% del PIB de Libia y que es destinado en parte a financiar el terrorismo internacional.

Más de 1.700 inmigrantes muertos en lo que va de 2015

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo este martes que 1.727 inmigrantes han muerto en lo que va de año en su intento por cruzar el Mediterráneo y llegar a suelo europeo, treinta veces más que en el mismo periodo del año pasado.

Entre el 1 de enero y el 21 de abril del año pasado se habían reportado 56 muertes de inmigrantes en el Mediterráneo. El periodo más trágico se ha registrado en la última semana, con más de un millar de ahogados. Sólo este fin de semana, unos 800 inmigrantes sucumbieron al naufragar las lanchas en las que habían partido de Libia con la esperanza de llegar a Italia.

A ellos se suman, en los últimos siete días, otros 400 muertos el pasado día 14 y cincuenta adicionales tres días después, además de cifras menores de ahogados a diario.

De la última tragedia confirmada en el Mediterráneo, con el naufragio de una embarcación que se cree transportaba a unos 800 inmigrantes, sólo se logró rescatar a 28 supervivientes que fueron trasladados a la localidad de Catania, en Sicilia (Italia).

Se trata en su mayoría de personas procedentes de África subsahariana, concretamente de Mali, Gambia, Costa de Marfil, Eritrea, Senegal y Sierra Leona. También había un ciudadano de Bangladesh y otro de Túnez, según precisó la OIM.

La Organización confirmó que el lunes recibió una llamada en su oficina de Roma sobre dos o más botes en peligro, uno de ellos con aparentemente de 150 a 200 inmigrantes, y el segundo con unos 300. Según las llamadas recibidas, ya se habrían registrado una veintena de muertes entre ellos. “El paradero de esos inmigrantes no ha sido confirmado, pero hemos sido informados de que una operación de búsqueda y rescate para ellos empezó ayer por la noche”, precisó el portavoz de la OIM, Joel Millman.

 

 

 

Fuente. 20minutos.es

Los sobrevivientes del naufragio en el Mediterráneo. Galería

Imágenes de algunos de los sobrevivientes del trágico naugragio de la embarcación de inmigrantes en aguas del Mediterráneo. Unos cuantos se salvaron, mientras que cientos perecieron en lo que es uno de las peores calamidades de los últimos años.

Fotos de Reuters: Darrin Zammit Lupi, Alessandro Bianch y Antonio Parrinello


 

Menu Title