1,727 inmigrantes han muerto este año en el Mediterráneo

Han sido precisamente los supervivientes de la tragedia —la peor hasta la fecha en aguas del Mediterráneo, según ACNUR—, los que han identificado al capitán del barco, quien trató de mezclarse con los inmigrantes para pasar desapercibido.

Los dos detenidos han sido identificados por un joven de Bangladesh que fue evacuado directamente a Sicilia en helicóptero el mismo domingo, después de que los 27 restantes llegaran al puerto de Catania el lunes por la noche a bordo de un barco de la Marina italiana.

Según ha revelado la fiscalía de Catania, se trata de Mohamed Ali Malek, un tunecino de 27 años y presunto capitán del barco, y Mahmud Bikhit, un sirio de 25 años y uno de los marineros del pesquero que partió el sábado desde Trípoli.

Al comandante se le imputan delitos de naufragio culposo, homicidio culposo múltiple y favorecer la inmigración clandestina, mientras que al miembro de la tripulación se le acusa solo de favorecer la inmigración clandestina.

Una tragedia con más de 800 muertos

La Fiscalía de Catania (sur de Italia) estimó este martes que el número de víctimas mortales derivadas del naufragio del pasado domingo asciende a 850 personas, si bien por el momento solo han sido recuperados 24 cadáveres.

En un comunicado, la Fiscalía señala que esta estimación se basa en las informaciones proporcionadas por algunos supervivientes a bordo de la nave ‘Bruno Gregoretti’, con la que este lunes llegaron al puerto catanés, y en un informe del mercante portugués que prestó auxilio a la patera en el momento de su hundimiento.

Además señala que “el exiguo número de supervivientes —28 en total— podría depender también del hecho que muchos inmigrantes, entre ellos mujeres y niños, se encontraban encerrados en las bodegas de la nave”. Por su parte, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) cifró en 800 los inmigrantes fallecidos como resultado del naufragio.

Reconstrucción de los hechos

Según la reconstrucción, los inmigrantes hicieron volcar la barcaza al colocarse en uno de los ladosEl naufragio ocurrió la madrugada del domingo, cuando la Marina italiana, tras recibir una petición de auxilio, pidió a un mercante portugués que navegaba por la zona que acudiera a socorrer a la embarcación en apuros. Según la primera reconstrucción de los hechos, los inmigrantes, al ver al mercante portugués, se colocaron a uno de los lados de la barcaza haciéndola volcar, lo que provocó el naufragio.

Este hecho ha provocado una gran conmoción en Italia y en la Unión Europea, y el presidente del Consejo Europeo ya ha convocado una reunión extraordinaria de los jefes de Estado y de Gobierno del continente para abordar esta situación.

La portavoz de ACNUR en Italia, Carlotta Sami, dijo la madrugada del martes que tras interrogar a la mayoría de los 27 supervivientes llegados a última hora del lunes a territorio italiano “es posible decir que al menos 800 han muerto”.

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, ha anunciado una “guerra” a los traficantes de personas, a quienes calificó como “los esclavistas del siglo XXI”, y este lunes se desmanteló una red compuesta por 24 personas que organizaban la llegada de inmigrantes a Italia desde Libia. El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, explicó a Il Messaggero que estas personas manejan un volumen de negocio que equivale al 10% del PIB de Libia y que es destinado en parte a financiar el terrorismo internacional.

Más de 1.700 inmigrantes muertos en lo que va de 2015

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo este martes que 1.727 inmigrantes han muerto en lo que va de año en su intento por cruzar el Mediterráneo y llegar a suelo europeo, treinta veces más que en el mismo periodo del año pasado.

Entre el 1 de enero y el 21 de abril del año pasado se habían reportado 56 muertes de inmigrantes en el Mediterráneo. El periodo más trágico se ha registrado en la última semana, con más de un millar de ahogados. Sólo este fin de semana, unos 800 inmigrantes sucumbieron al naufragar las lanchas en las que habían partido de Libia con la esperanza de llegar a Italia.

A ellos se suman, en los últimos siete días, otros 400 muertos el pasado día 14 y cincuenta adicionales tres días después, además de cifras menores de ahogados a diario.

De la última tragedia confirmada en el Mediterráneo, con el naufragio de una embarcación que se cree transportaba a unos 800 inmigrantes, sólo se logró rescatar a 28 supervivientes que fueron trasladados a la localidad de Catania, en Sicilia (Italia).

Se trata en su mayoría de personas procedentes de África subsahariana, concretamente de Mali, Gambia, Costa de Marfil, Eritrea, Senegal y Sierra Leona. También había un ciudadano de Bangladesh y otro de Túnez, según precisó la OIM.

La Organización confirmó que el lunes recibió una llamada en su oficina de Roma sobre dos o más botes en peligro, uno de ellos con aparentemente de 150 a 200 inmigrantes, y el segundo con unos 300. Según las llamadas recibidas, ya se habrían registrado una veintena de muertes entre ellos. “El paradero de esos inmigrantes no ha sido confirmado, pero hemos sido informados de que una operación de búsqueda y rescate para ellos empezó ayer por la noche”, precisó el portavoz de la OIM, Joel Millman.

 

 

 

Fuente. 20minutos.es

Los sobrevivientes del naufragio en el Mediterráneo. Galería

Imágenes de algunos de los sobrevivientes del trágico naugragio de la embarcación de inmigrantes en aguas del Mediterráneo. Unos cuantos se salvaron, mientras que cientos perecieron en lo que es uno de las peores calamidades de los últimos años.

Fotos de Reuters: Darrin Zammit Lupi, Alessandro Bianch y Antonio Parrinello


 

Podrían ser más de 900 muertos en el Mediterráneo, Italia reclama

Roma, Italia, 20 de abr.- El naufragio registrado el día de ayer a unos 150 km de las costas de Lampedusa, Italia, donde cientos de migrantes de África y Medio Oriente, intentaban llegar a Europa, está generando fuertes consecuencias políticas, ante la gravedad del éxodo de inmigrantes que se ha disparado en las últimas semanas.

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, criticó severamente el papel de la Unión Europea, lamentando su falta de interés de participar de un rescate urgente de vidas humanas, proceso del que solo está participando Italia y Malta.

Dichas declaraciones las emitió precisamente en un encuentro bilateral de emergencia con el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, quien también afirmó que su país se encuentra con el 100% de sus recursos marítimos participando en la búsqueda de sobrevivientes.

El mismo mandatario maltés, señaló que algunos de los sobrevivientes indican que pudieron haber sido alrededor de 950 las personas que viajaban a bordo de la embarcación pesquera, la cual salió de forma ilegal salió de Libia con destino a Europa, ocupado en gran parte por refugiados sirios.

Muscat afirmó también que en la embarcación viajaban unos 50 niños y 200 mujeres, lo que hace más duro el golpe para la comunidad internacional, la cual ya estaba alertada desde hace semanas acerca de los masivos traslados de migrantes que se estaban realizando con gran riesgo en las aguas del Mediterráneo, que se ha convertido ya en la frontera más mortal del planeta.

Hace tan solo unos días, una embarcación con 400 migrantes había perecido; este lunes se manejan versiones también de que una embarcación con 200 personas habría naufragado cerca de Rodas, Grecia.

El papa Francisco fue uno de los primeros en abogar por acciones urgentes para el rescate de sobrevivientes, así como la adopción internacional de medidas drásticas que eviten se vuelvan a repetir tragedias de estas proporciones.

Un vocero del gobierno de los Estados Unidos, informó a la agencia AP que la administración de Obama ya se encuentra realizando consultas para convocar a un encuentro internacional urgente para abordar la crisis.

Organismos internacionales como la ONU y Amnistía Internacional, también se han pronunciado al respecto, haciendo un llamado a diseñar un nuevo plan de acción internacional para abordar el problema, en lo cual coincidieron también ministros de la Unión Europea, quienes reconocieron la necesidad de adoptar nuevas medidas.

Analistas internacionales coinciden también en que Europa enfrenta importantes desafíos que están forzando a la Unión Europea a cambiar sus esquemas.
David Galeano
Huellas.mx

Barco con 700 migrantes se hunde en el Mediterráneo

ROMA, Italia.- Una embarcación con más de 700 personas a bordo naufragó en el Mediterráneo esta madrugada y los rescatistas estiman que habrían muerto casi todos, informan medios italianos y malteses que se remiten al relato de 28 supervivientes rescatados por un barco mercante.

Esta última embarcación alertó a los rescatistas, que hoy se dirigían al lugar del accidente, al sur de la isla de Lampedusa, señala el diario “Times of Malta”.

Los equipos de rescate en el Mediterráneo recuperaron 21 cadáveres cerca de la costa libia. La guardia costera y la Marina italianas han enviado barcos a la zona donde buscar supervivientes. Por ahora sólo se han salvado 28 personas.

Durante esta semana llegaron unas 11.000 personas. Desde comienzos del año, han muerto más de 900 personas en el Mediterrándo, según cifras de la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR.

La de anoche, es una de las peores tragedias en el Mediterráneo, informó una responsable de Naciones Unidas el domingo, y elevaría el número total de fallecidos desde el comienzo del año a más de 1.500.

La emergencia se declaró en torno a medianoche. Se cree que la embarcación habría volcado cuando los inmigrantes se movieron hacia un lado en un momento en el que un barco mercante se aproximaba.

“Los primeros detalles llegaron de uno de los supervivientes que hablaba inglés, que dijo que al menos 700 personas, incluso más, iban a bordo. El barco volcó porque la gente se movió hacia un lado cuando se acercó otro barco que esperaban que fuera a rescatarlos”, dijo Sami.

Este último desastre probablemente avivará los llamamientos para una mayor respuesta de Europa después de las duras críticas que ha recibido la operación de protección de fronteras Tritón, que remplazó el año pasado a Mare Nostrum, otra operación de búsqueda y rescate más amplia.

El estado sin ley de Libia, tras el derrocamiento del exlíder Muammar Gaddafi en 2011, ha dejado vía libre a bandas criminales de traficantes de personas para enviar una oleada de embarcaciones que trasladan a inmigrantes desesperados desde África y Oriente Próximo.

En torno a 20.000 inmigrantes alcanzaron la costa italiana este año, según las estimaciones de la Organización Internacional para la Migración. Esta cifra es más baja que la registrada durante los primeros cuatro meses del año pasado, pero el número de muertes ha aumentado en casi nueve veces.

Italia eliminó la operación Mare Nostrum (Nuestro Mar) a finales del año pasado, abriendo paso a la nueva misión de control de fronteras de la Unión Europea, Tritón, que ha sido duramente criticada por grupos humanitarios y autoridades italianas, ya que cuenta con menos presupuesto y menos competencias.

 

 

Fuente. Reuters-DPA

Menu Title