Fernando Moreno Peña, el Gran Cacique de la narcopolítica en Colima

Fernando Moreno Peña, el Gran Cacique de la narcopolítica en Colima

Por José Guadalupe Muñoz

El fallido atentado en contra del ex gobernador de Colima, Fernando Moreno Peña, quien milagrosamente salvó la vida tras recibir seis impactos de bala -el pasado 12 de octubre-, dejó al descubierto la fructífera pero sangrienta relación entre la política con el crimen organizado en esta entidad, donde existen señalamientos de que el político priísta es operador y enlace de su partido con el crimen organizado.

Tras el intento de asesinar al político colimense cuando desayunaba en el restaurante Los Naranjos, renació su pasado, su negro y turbio pasado, porque Moreno Peña es considerado como el gran cacique de la narcopolítica en Colima y, tras su paso triunfal en la política, aparece un rastro de sangre, de crímenes y fatales accidentes entre ellos la trágica muerte del ex gobernador de Colima Silverio Cavazos.

Por ello, al conocerse el atentado en contra de Moreno Peña, Zaira Cavazos —hija menor del asesinado ex gobernador Silverio Cavazos— escribió en Facebook: “Ojo por ojo, diente por diente. Dios es tan justo”. Sin embargo, los doctores han declarado fuera de peligro al controvertido político colimense.

Una cauda de muerte, misterio, poder, política, intrigas e intereses, queda al desnudo tras el intento fallido en contra de Moreno Peña a quien el panista Jorge Luis Preciado en su calidad de coordinador del grupo parlamentario del PAN en el Senado de la República declaró en junio de 2013 que el político tricolor tenía nexos con el crimen organizado en beneficio de las campañas de los candidatos de su partido.

Posteriormente en 2015 Jorge Luis Preciado en la campaña para gobernador en la que él fue candidato del PAN, reiteró que Moreno Peña era operador y enlace del crimen organizado en Colima. Por otra parte, cabe señalar que Colima se ha convertido en una plaza importante para el narcotráfico y, se la disputan los carteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

 

Narco y política

Días después del atentado en contra de Moreno Peña, el presidente estatal del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Vladimir Parra Barragán, condenó “la situación de inseguridad y violencia que se sigue viviendo en nuestro estado, como consecuencia de las relaciones entre la clase política y el crimen organizado”.

Dijo lamentar que hasta ahora, después de estos hechos sangrientos el gobernador Mario Anguiano “acepte hasta ahora la influencia del crimen organizado en nuestro estado, cuando anteriormente lo negaba, afirmando que vivíamos en un ambiente de seguridad”.

El político de Morena señaló: “es una muestra clara de la corrupción y ajuste de cuentas de la clase política en nuestro estado, evidenciando pugnas internas y las formas violentas y sin escrúpulos que utilizan entre ellos mismos para reordenar sus intereses y cotos de poder”.

Federico Rangel Lozano, líder estatal del PRI a través de un comunicado repudió el atentado contra el exgobernador y destacó que este asunto debe ser tratado por las autoridades correspondientes.

“Los colimenses están a favor de la paz y la seguridad en nuestra entidad”, apuntó luego de expresar su confianza en que los hechos serán esclarecidos.

Jesús Fuentes Martínez, presidente del PAN en Colima, reprobó este y otros hechos de violencia ocurridos en los últimos días contra ciudadanos colimenses y ahora en contra de Fernando Moreno Peña.

“Lamentamos sumamente este tipo de actos, los cuales dejan entrever que las políticas aplicadas en materia de seguridad pública no son las adecuadas. Además, se deja en evidencia la nula acción en contra de la delincuencia organizada”, advirtió.

Luego exhortó al gobierno estatal a aplicar “una verdadera política de seguridad pública, no solamente en el discurso o rollos políticos, sino en verdaderas acciones que ataquen contundentemente a la delincuencia organizada”.

 

No habrá impunidad

El mismo día del atentado y tras conocerse que Moreno Peña había librado la muerte, en un mensaje transmitido en cadena estatal de radio y televisión, el gobernador priista Mario Anguiano Moreno expresó su rechazo a “este tipo de actos violentos que ensombrecen la vida de Colima”, y aseguró que su gobierno no permitirá que este hecho quede impune, por lo que “hemos pedido el apoyo a las diferentes corporaciones de seguridad del gobierno federal”.

El mandatario señaló que desde el primer momento se desplegaron los operativos y las fuerzas de todas las corporaciones policiacas y de procuración de justicia para la localización y captura de quien o quienes atentaron en contra de la vida del exgobernador.

Anguiano Moreno expuso que estableció diálogo con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y con el secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, quienes de inmediato mostraron su total disposición para sumarse a la búsqueda de los probables responsables de este reprobable atentado.

“A la sociedad colimense le reitero que no escatimaremos esfuerzo ni recurso alguno para capturar a los responsables, no habrá impunidad; toda la fuerza y organización del Estado están concentradas en lograr la rápida captura y resolución de este hecho que todos los colimenses reprobamos y lamentamos profundamente”, puntualizó.

 

La leyenda negra

En Colima todos saben que Moreno Peña es el cacique del poder, el padrino de los políticos, un dios que quita y pone a su antojo a funcionarios, candidatos, gobernantes y autoridades. En noviembre de 2010, el ex gobernador de Colima, Silverio Cavazos fue asesinado a balazos al salir de su casa. Las sospechas se dirigieron a Moreno Peña, de ahí que al conocerse el atentado que éste sufrió también a balazos, la hija de Silverio Cavazos escribió en twiter: “Ojo por ojo, diente por diente. Dios es tan justo”.

El 19 de noviembre de 2011 la Procuraduría General de Justicia de Colima, informó a través de un boletín que Samuel Rodríguez Moreno, sobrino de Fernando Moreno Peña era presunto coautor intelectual del homicidio en contra de Silverio Cavazos asesinado el 21 de noviembre de 2010.

El 2 de febrero de este año Carlos Amador Moreno, también sobrino de Moreno Peña fue asesinado durante una riña, lo que denota la violencia que existe no sólo en Colima, sino en torno a la familia Moreno Peña.

Las elecciones en ese Estado se viven como un carnaval. Los eventos públicos son una fiesta. La maquinaria priista está muy bien aceitada. Pero los priistas de ese municipio son como una mafia: son pocos los que mandan, todos asumen lo que se acuerda y hay un hermetismo total con aquellos que no son cercanos o que no tienen intereses o raíces identificables como propias.

Pero la información nunca falta: todos sabían que el ex Gobernador Fernando Moreno Peña era quien había impulsado la candidatura de Silverio, como también todos sabían que fue quien puso como candidato al anterior Gobernador, Gustavo Alberto Vázquez Montes.

Vázquez Montes perdió la vida cuando era Gobernador en un accidente aéreo, al desplomarse un avión que era propiedad del Gobierno del Estado. Gustavo era un tipo muy querido en Colima, por lo que su imagen y su nombre fueron clave para llevar a Silverio a ganar la Gubernatura tras su deceso.

Pero no todo era miel sobre hojuelas: también se escuchaban historias de complots, de acuerdos no cumplidos, de que el ex rector de la Universidad de Colima, Moreno Peña, era el mandamás en la política colimense. Él pone y él quita, decían sus detractores.

Los colimenses tienen memoria y recuerdan también la suerte de Gustavo Alberto Vázquez Montes, ex Gobernador de Colima quien murió al desplomarse el avión en el que viajaba con otros funcionarios de su Gabinete. Después, al terminar su gestión, quien lo suplió en el Cargo, Silverio Cavazos Ceballos, murió asesinado a quemarropa cuando salía de su casa en Colima.

Algo denso debe estar pasando en Colima para que ahora intenten matar a balazos a Fernando Moreno Peña, ex Rector de la Universidad de Colima y ex Gobernador del Estado.

Sobrevive; identifican a agresores de ex gobernador de Colima

Colima, Col. 13 de oct.- En conferencia de prensa el Secretario de Salud de Colima, Agústín Lara, confirmó que el estado de salud del ex gobernador de la entidad, Fernando Moreno Peña es estable y fuera de peligro, a pesar de haber sido baleado hasta en 6 ocasiones el día de ayer en un conocido restaurante de la capital del estado.

En compañía de Emmanuel Martín del Campo Madariaga, el cirujano cardiovascular del Hospital Regional Universitario que intervino al ex gobernador, se dio cuenta del proceso favorable en la evolución de Moreno; por lo que podría estar este mismo martes en condiciones de rendir su declaración.

No obstante señalaron que se deberá completar el plazo de 48 en observación hospitalaria, para asegurarse que no tenga complicación en ninguna de las intervenciones quirúrgicas que le fueron practicadas.

 

Identifican a los atacantes

Por su parte el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Colima, Félix Vuelvas, informó que se tiene plenamente identificados a los sujetos que habrían disparado en contra del priista, por lo que se tiene ya un operativo para su localización y presentación.

El funcionario se negó a dar mayor detalle de la identidad de los atacantes para no entorpecer las indagatorias, no obstante señaló que gracias a las nítidas imágenes de las cámaras de seguridad del restaurante, se ha podido identificar a los agresores.

Moreno Peña fue gobernador de Colima de 1997 al 2003; antes había sido rector de la universidad del estado por nueve años, además de diputado federal.

Otros dos ex gobernadores recientes de Colima, han tenido muertes trágicas; en 2005 Gustavo Vázquez Montes falleció en un accidente aéreo, mientras que en 2010 el también priista Jesús Silverio Cavazos Ceballos fue asesinado.

 

Redacción. Huellas.mx

Atentado contra Fernando Moreno ex gobernador de Colima

Actualización 2: En conferencia de prensa el gobernador de Colima Rafael Anguiano confirmó que fueron 6 las heridas de bala que recibió el exgobernador, no obstante señaló que ha sido intervenido quirurgicamente de manera satisfactoria y se encuentra estable aunque aún bajo cuidados intensivos. Afirmó también que se ha emprendido un operativo de búsqueda para dar con el paradero de los agresores y los autores intelectuales.

Actualización 1.- El gobierno federal reporta que Fernando Moreno se encuentra grave pero estable, niegan versiones de posible fallecimiento.

Colima, Col, 12 de oct.- La mañana de este lunes se registró un atentado en contra del ex gobernador de Colima, Fernando Moreno Peña, quien habría sido baleado hasta en dos ocasiones según reportes preliminares.

El priista se encontraba desayunando en un restaurante de la ciudad de Colima, en compañía de Carlos Salazar, quien al igual que Moreno, fue rector de la Universidad del Autónoma del estado.

Según el diario Reforma, fuentes del CEN del PRI señalan que el exgobernador recibió dos disparos, uno en el cuello y otro en el tórax.

Las primeras versiones señalaron que Salazar también habría sido herido, versión que fue desmentida posteriormente.

El exgobernador ha sido trasladado a un hospital para su atención médica de urgencia sin que hasta el medio día de este lunes se emita un parte médico oficial.

Los primeros reportes dan cuenta de un par de sujetos armados que entraron al lugar y sin mediar palabra habrían disparado en contra de Moreno.

Más información en unos momentos.

 

Redacción. Huellas de México