duartess
Two white women lead two black women in prayer at the site of last year's riots on the one year anniversary of the killing of Michael Brown in Ferguson, Missouri, August 9, 2015.  REUTERS/Rick Wilking

Ferguson, la nueva revuelta antirracista. Galería

Fotos de Jim Young, Adrees Latiff, Lucas Jackson, Rick Wilking. Reuters

 

proxy (1)

Cuarta noche de violentos disturbios en Ferguson

La luz del día comenzó a dejar atrás otra noche de protestas en Ferguson, Missouri, la ciudad donde hace un año moría el joven afroamericano Michael Brown a manos de un agente blanco.
Desde que comenzaron las actividades para rememorar el primer aniversario de aquel fallecimiento, la ciudad ha vuelto a ser protagonista de numerosas manifestaciones. La madrugada del lunes al martes no fue una excepción.
Pero afortunadamente no volvieron a repetirse los episodios de violencia que el día anterior dejaron varios heridos, incluido uno grave por un tiroteo. Anoche, y tras declarar la ciudad el estado de emergencia, la policía arrestó a 23 personas que bloqueaban el tráfico.
“En la protesta no hubo tiroteos, disparos, robos, saqueos o daños en la propiedad”, informó la Policía del condado estadounidense de San Luis, donde está Ferguson, en el comunicado emitido tras el fin de la protesta alrededor de las tres y media de la mañana hora local.
Se evitaba así los temores de que la violencia volviera a tomarse las calles de la ciudad. La tensión duró unas cinco horas en la avenida West Florissant, epicentro de las protestas por la muerte de Brown y escenario esta noche una vez más de una suerte de juego del ratón y el gato entre los agentes y algunos manifestantes.
Primeras detenciones
Los policías, con equipamiento antidisturbios y vehículos armados, comenzaron a avanzar y efectuar las primeras detenciones cuando un grupo de unas cincuenta personas se concentró en el medio de la avenida, algo prohibido desde que la protesta dejara de ser pacífica alrededor de las 11 de la noche hora local.

Getty Images

Manifestantes en Ferguson para recordar la muerte de Michael Brown.

Desde entonces y hasta bien entrada la madrugada, se mantuvo la tensión entre unos y otros: los agentes arrestaron a más de veinte personas y los manifestantes les lanzaron botellas de agua congelada y otros objetos.
Finalmente no se cumplieron los peores pronósticos, pero durante todo el día Ferguson volvió a temer una nueva jornada trágica después de que en la madrugada del domingo varios tiroteos en la zona de protestas acabaran con un herido crítico y dos leves.
“Esto no tiene nada que ver con ayer. Lo de ayer sí que daba miedo, nos tuvimos que ir corriendo a esconder detrás de un coche de Policía. Cuando se oyen tiros la gente entra en pánico”, relató a Efe uno de los manifestantes, que prefirió mantener el anonimato.
Temiendo que se repitieran escenas de protestas pasadas, algunos de los que se acercaron a la avenida West Florissant llevaban mascarillas, pero sólo se ha reportado el uso puntual en un momento de aerosol de pimienta para dispersar a un grupo de manifestantes.

Declaran estado de emergencia en la ciudad de Missouri luego de que las manifestaciones terminaran con heridos

Por la tarde, esa misma avenida había sido escenario de una protesta pacífica, mucho más mayoritaria, de la que por la noche sólo quedaban un par de carteles con el lema del movimiento “Black lives matter” (“La vida de los negros importa”).
Los tambores y cánticos reivindicativos dejaron paso al caer la noche al ruido de las corredizas, los gritos que sucedieron a cada arresto y la voz de los agentes a través de sus altavoces pidiendo a los manifestantes que volvieran a sus casas.
En estado de emergencia
Por encima del silencio tenso que reinó en la zona en algunos momentos se escuchaba el constante sonido de un helicóptero que sobrevoló el área desde el inicio de la protesta de la noche.
La Policía del condado está al cargo de la seguridad en la ciudad y reemplaza en esa labor a los agentes locales, muy cuestionados por su supuesta discriminación y violencia contra la población negra.
Ferguson sigue este martes de nuevo en estado de emergencia, declarado este lunes por el “potencial de daños a personas y propiedades” después de que la violencia volviera en la noche del domingo a las calles de la ciudad.
Esos incidentes ensombrecieron una jornada de marchas pacíficas por el aniversario de la muerte de Brown, un suceso que desató los peores disturbios raciales en décadas y abrió un nuevo capítulo en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.
La muerte de Brown hace un año situó en el centro del debate la violencia y discriminación policial contra los negros en Estados Unidos y supuso el nacimiento de un nuevo movimiento social bajo el lema “Black lives matter”.
Un año después
Los centenares de personas que han salido a la calle en Ferguson desde el pasado sábado denuncian que un año es demasiado tiempo para que, según ellos, nada haya cambiado en una ciudad donde la población negra es mayoritaria pero tiene escasa representación en los cuerpos de seguridad y los estamentos políticos.
Además en Ferguson, como en muchas otras comunidades del país, existe una desconfianza crónica entre la policía y las minorías, el diagnóstico que ya se dio en los años sesenta a los graves disturbios raciales que la muerte de Brown evocó hace un año.

Cronología de la violencia en Ferguson, emboscan a policías

Una cronología de los principales acontecimientos ocurridos después de que una serie de disparos propinados por un policía dieran muerte a Michael Brown, de 18 años, en Ferguson, suburbio de Saint Louis.

___

Agosto 9 – Michael Brown y un amigo, ambos afroamericanos, se enfrentan a un policía cuando iban camino a casa de Brown luego de haber ido a una tienda. Brown y el policía, que es de raza blanca, cazan una pelea que termina con una serie de disparos. Brown muere en la escena de los hechos y su cuerpo permanece en la calle durante cuatro horas expuesto al calor del verano. Los vecinos arremeten contra las autoridades porque creen que el cuerpo ha sido maltratado.

Agosto 10 – Después de una vigilia, la gente de Ferguson protesta de manera violenta y rompen los cristales de varios automóviles y saquean las tiendas del lugar. Se trata de la primera de varias noches marcadas por la violencia. Los saqueadores se llevan comida, papel higiénico y alcohol. Algunos manifestantes se suben al techo de los carros de la policía y provocan a los oficiales.

Agosto 11 – El FBI abre una investigación por la muerte de Brown. Dos hombres que dijeron ser testigos del tiroteo le dijeron a los medios que Brown había levantado las manos cuando el policía se acercó con su arma y le disparó varias veces. Esa noche, la policía utiliza gases lacrimógenos y balas de goma para sofocar los disturbios y dispersar a la multitud que sale a protestar.

Agosto 12 – El jefe de policía de Ferguson, Thomas Jackson, prefiere no revelar el nombre del policía que le disparó a Brown como tenía planeado. Dice que ha habido amenazas de muerte contra el departamento de policía y el Ayuntamiento de la ciudad.

Agosto 14 – La Patrulla de Carreteras de Missouri asume la seguridad de Ferguson y la autoridad y trabajo de la policía del condado Saint Louis y la policía local durante los siguientes cuatro días marcados de violencia. El cambio de mando se produce después de que se conocieran imágenes de las protestas que muestran a policías equipados con equipo propio de la milicia y que incluye vehículos blindados, chalecos antibalas y fusiles de asalto. En decenas de fotografías que circulan en la red, los agentes se ven apuntando sus armas contra los manifestantes.

Agosto 15 – La policía identifica al oficial que le disparó a Brown. Se trata de Darren Wilson, de 28 años. También divulgan un video que pretende mostrar que Brown robó de una tienda unos 50 dólares en cigarrillos antes de ser asesinado, lo que provoca enojo entre los manifestantes.

Agosto 16 – El gobernador de Missouri, Jay Nixon, declara el estado de emergencia e impone un toque de queda en Ferguson.

Agosto 17- Fiscal General del país, Eric Holder, ordena a un médico forense federal hacer una autopsia al cuerpo de Brown.

Agosto 18 – El gobernador Nixon envía a la Guardia Nacional a Ferguson para que ayude a restablecer el orden y levanta el toque de queda.

Agosto 19 – Nixon dice que no buscará la destitución del fiscal del condado de Saint Louis, Bob McCulloch, por la investigación sobre la muerte de Brown. Algunos líderes de la comunidad afroamericana se preguntan si las conexiones familiares y los parientes que tiene el fiscal en la policía afectan su imparcialidad. El padre de McCulloch era policía y murió en el servicio cuando aquel era niño.

Agosto 20 – El Fiscal General Holder visita Ferguson para ofrecer garantías con respecto a la investigación de la muerte de Brown, para reunirse con los investigadores y con la familia de Brown. En el poblado cercano de Clayton, un jurado de instrucción comienza a escuchar evidencia para determinar si el gobernador Wilson debe ser acusado, o no.

Agosto 21 – Nixon ordena a la Guardia Nacional retirarse paulatinamente de Ferguson.

Septiembre 25- El fiscal Holder anuncia su dimisión pero dice que planea permanecer en el cargo hasta que se confirme su sucesor.
Septiembre 25- El jefe de policía de Ferguson, Tom Jackson, ofrece una disculpa a la familia de Brown mediante un vídeo grabado e intenta marchar con los manifestantes como acto de solidaridad, lo que es contraproducente porque la policía se enfrenta a ellos y detiene a una persona poco después de que Jackson se uniera al grupo.

Octubre 10 – Manifestantes de todo el país van a Saint Louis para un homenaje llamado “Ferguson October”, una serie de protestas que se realizaron durante cuatro días. Una marcha celebrada un fin de semana y otra manifestación en el centro de Saint Louis atraen a miles de participantes.

Octubre 13 – En medio de un aguacero, un grupo interreligioso de clérigos cruza una barricada de la policía en el último día del “Ferguson October” como parte de un evento denominado “Moral Monday”. Las protestas se extienden a las afueras de Ferguson a sitios como la cercana sede de la compañía Fortune 500, Emerson Electric y al estadio Edward Jones, ubicadas en el centro de Saint Louis, donde se juega un partido entre los Rams de Saint Louis y los 49ers de San Francisco en la noche.

Octubre 21 – Nixon se compromete a crear la “Comisión Ferguson”, que será independiente y estará encargada de examinar las relaciones raciales del lugar, las escuelas fallidas y otras cuestiones sociales y económicas, como resultado de la muerte de Brown.

Noviembre 17 – El gobernador, que es demócrata, declara el estado de emergencia y activa la Guardia Nacional de nuevo antes de que un jurado de instrucción tome su decisión de acusar al policía Wilson. El Departamento de Policía del Condado de Saint Louis está a cargo de la seguridad de Ferguson, con la orden de trabajar como un comando unificado con la policía de Saint Louis y la Patrulla de Carreteras de Missouri.

Noviembre 18 – Nixon nombra a 16 personas en la “Comisión Ferguson” de un grupo diverso de personas que incluye al dueño de una compañía de materiales de construcción, a dos pastores cristianos, dos abogados, un profesor universitario, un activista comunitario de 20 años y un detective de la policía. Nueve de sus miembros son de raza negra. Siete son blancos.

Noviembre 24 – El Fiscal anuncia que el jurado de instrucción decide no procesar a Wilson. Durante las protestas que siguieron, al menos una docena de edificios y varios coches de policía resultan incinerados, oficiales de policía son golpeados con rocas y pilas.

Marzo 4 de 2015- El Departamento de Justicia de Estados Unidos anuncia que no procesará a Wilson por la muerte de Brown pero dio a conocer un informe, donde detalla fallas del Ayuntamiento en la aplicación de una ley sobre sesgo racial. El informe dijo que la comunidad negra de Ferguson es víctima de uso de fuerza policial excesiva, detenciones y multas de tráfico que no tienen real fundamento así como tan mezquinas como estar caminando por el medio de la calle.

Marzo 11 – El jefe de policía de Ferguson, Thomas Jackson, renunció a su cargo. La renuncia se hará efectiva el 19. Es el sexto de los empleados del Ayuntamiento en renunciar o ser despedido a la luz del informe del Departamento de Justicia.

Marzo 12 – Dos oficiales de policía de St. Louis recibieron disparos frente al Departamento de Policía de Ferguson en medio de una manifestación.

 

 

 

Fuente. AP

Obama llama a la calma tras fuertes disturbios en Ferguson

Washington, EEUU, 25 de nov.- Barack Obama quería hablar esta noche, tanto que no se despidió abruptamente nada más acabar su mensaje y no abandonó el podio de la sala de prensa de la Casa Blanca –como suele hacer cuando solo sale para hacer un anuncio-. El presidente se quedó un poco más porque quería hablar, porque tiene mucho que decir de relaciones raciales aunque no siempre pueda.

Tras el anuncio de que un gran jurado consideraba que no había indicios de delito en la muerte a tiros el pasado agosto del joven Michael Brown y que por tanto el policía Darren Wilson no sería llevado a juicio, se esperaba que ardiera Ferguson (Missouri). Pasaba poco más de una hora cuando Obama compareció ante la prensa para reiterar las palabras dichas por los padres de Brown y pedir que las protestas fueran pacíficas. Mientras tanto, la Guardia Nacional estaba movilizada. Las multitudes congregadas, frustradas y enfurecidas.

“Sabemos que habrá quien esté de acuerdo con la decisión y quien no, incluso habrá quien esté enfadado”, dijo el mandatario. “Pero somos un país que se rige por la ley”, prosiguió Obama para enfatizar que estaba con los padres de Michael. “Dañar a otros o destruir propiedades no es la respuesta”, indicó el presidente en referencia al comunicado emitido por la familia del chico de 18 años poco después de saberse un resultado que muchos daban por seguro.

Ningún presidente de EEUU como otro antes se ha podido poner en la piel de un joven negro de 18 años que cae abatido por uno, dos o más disparos de un policía. Obama compareció para hablar de este caso en agosto, para llamar de nuevo a la paz y pedir tranquilidad. Pero también habló en 2012, tras la muerte de Trayvon Martin en Florida a manos de un vigilante vecinal. “Trayvon Martin podría haber sido yo hace 35 años”, dijo entonces el presidente, que recordó su pasado y cómo no siempre se había sentido cómodo o seguro dentro de su piel.

Obama recordó la necesidad de abrir un debate sobre un sistema de justicia que suele ser desfavorable a la población negra

Esta noche de lunes, Obama representaba como pocas veces dos papeles en uno. Habló el estadista, el hombre prudente y de leyes que llamó a la calma, que dijo que la ley –aunque no es la norma- todavía se aplica que forma discriminatoria, que dijo que los policías que se exceden en el uso de la fuerza frente a la población negra son la minoría, pero que existen. Y habló también quien podía haber sido Trayvon Martin o Michael Brown hace 35 años, para recordar que aunque quedaba camino por recorrer, “negar los avances en las relaciones raciales” en EEUU era “negar la realidad”. “Yo soy la prueba”, declaró Obama descendiendo al mundo de los discriminados, de los ignorados o maltratados en siglos de historia.

Sin duda, en opinión del presidente, parte de los sucesos que pasan cada día entre poblaciones negras y sectores de la ley se deben al pasado de discriminación racial que existía en este país hasta hace no muchas décadas, con generaciones que todavía recuerdan a la perfección la segregación. El presidente apeló a afrontar los desafíos que todavía dividen a la nación, con desconfianza entre negros y las fuerzas del orden. “Pero hay maneras de lograr el cambio de manera constructiva, no destructiva”, insistió el presidente recordando que la justicia había que respetarla. De la misma manera que pedía calma alos manifestantes que se congregaban en las calles de Ferguson, a las afueras de San Luis, Obama llamó a las fuerzas del orden a contenerse en la respuesta a las protestas y recordó que la policía trabaja con y no contra la comunidad.

Como hiciera en agosto –todo este tiempo ha llevado al gran jurado tomar la decisión de qué hacer con Darren Wilson-, Obama recordó la necesidad de abrir un debate sobre un sistema de justicia que suele ser desfavorable a la población negra, impulsar un proceso transparente en el que prime la justicia.

En este sentido, el todavía secretario de Justicia, Eric Holder, emitía un comunicado que aseguraba que la investigación por vulneración de derechos civiles en la muerte de Brown seguía en marcha. Holder dijo que el departamento que él encabeza continuará trabajando por la mejora de las relaciones entre los agentes de policía y las comunidad y una mayor justicia en el sistema criminal. La investigación sobre prácticas inconstitucionales en la policía local de Ferguson también sigue abierta, añadió el fiscal general.

El presidente, que tenía ganas de hablar –y que transpiraba no sentirse satisfecho y sumarse a esa parte de población descontenta con el resultado del gran jurado- no quiso marcharse a sus aposentos sin advertir a los medios de comunicación de la gran responsabilidad que tenían en este caso. Así, Obama anunció que se verían reacciones negativas por parte de algunos manifestantes y que estas quedarían “bien en la televisión”.

 

 

 

Fuente. ElPaís

EU cementerio de los DH acusa Pyongyang por Ferguson

Ciudad de México a 28 de agosto.- El animador y creador de juegos, Nick Case, detalló que la creación de un videojuego sobre Ferguson es con el propósito de narrar los hechos ocurridos en Misuri, que los medios omiten. Case refiere que la idea le surgió luego de descubrir que Facebook modificó su algoritmo para evitar difundir la información sobre las protestas violentas tras el asesinato del menor Michael Brown en Ferguson.

A través de un comunicado reproducido en el medio oficial Korean Central News Agency, el vocero de Corea del Norte dijo que Estados Unidos es un país “donde la gente está sujeta a discriminación y humillación debido a su raza y son presa de tal horror que no saben cuándo los matan a tiros”.

Agregó: “Las protestas en la ciudad de Ferguson y otras partes de Estados Unidos son un estallido de descontento acumulado y la resistencia del pueblo contra la discriminación racial y la desigualdad profundamente arraigada en la sociedad estadounidense”

En ese sentido, Corea del Norte condenó la muerte de un joven afroamericano desarmado a manos de la policía en Ferguson, Misuri; al respecto, indicó que dicho asesinato es la prueba de que Estados Unidos es un “cementerio de los derechos humanos”. Por lo que, Pyongyang le devuelve la crítica a Estados Unidos sobre violaciones a los derechos humanos en el mundo.

 

 

Redacción. Huellas de México

Caso Ferguson, racismo y represión

Missouri, Estados Unidos a 22 de agosto.- Tras la represión que han ejercido los policías estadounidenses en contra de manifestantes en la localidad de Ferguson Missouri, por la muerte del joven de origen afroamericano, Michael Brown, la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Navi Pillay, comparó las acciones de los uniformados con la violencia racial del régimen del Apartheid en Sudáfrica.

Por su parte, la organización Reporteros sin Fronteras (RSF) solicitó que se sancione a los policías que detuvieron de manera “abusiva” a quince periodistas que cubrían las protestas en Ferguson (Misuri, EEUU) por la muerte de un joven afroamericano a manos de un policía. Al respecto, la responsable para las Américas de RSF, Camille Soulier, señaló: “Detener a periodistas porque cubrían los disturbios constituye una violación flagrante tanto de los acuerdos internacionales como de la Constitución estadounidense”.

A su vez, un estudio del Pew Research Center, reveló que hay una gran diferencia entre afroamericanos y sajones; luego del fallecimiento de Michael Brown, se indicó que cuatro de cada cinco afroamericanos piensan que este fue un caso de racismo; además para el 80% se trata de un caso de racismo y sólo el 37% lo piensa, y el 47% cree tiene más atención de la que merece.

Por otro lado, el director deportivo del Crystal Palace, Iain Moody, renunció tras el escándalo que provocaron las acusaciones que le imputaban el envió mensajes con contenido racista y sexista al técnico Malky Mackay cuando ambos trabajaban en el Cardiff.

Además, el predominio de las declaraciones y acciones racistas en Japón ha preocupado al Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial (CEDR) luego de realizar el análisis del informe periódico sobre su implementación de la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, en ese país.

En opinión de Isidro H. Cisneros, desde la más antigua democracia en América se protesta por la discriminación que sufren las minorías. En ese sentido, de acuerdo con testigos el joven negro Michael Brown caminaba desarmado y al momento de su detención fue asesinado de seis disparos, lo que provocó fuertes tensiones raciales en Ferguson, un suburbio de Missouri, Estados Unidos, habitado por 21 mil habitantes donde el 63% de la población es afroamericano, pero donde solo uno de los seis miembros del consejo municipal y 2 de los 53 policías locales son negros. “Y nuevamente los argumentos de siempre: los jóvenes habrían intentado agredir a los policías, quienes se defendieron.”

 

 

Redacción. Huellas de México

Video genera disturbios en Ferguson

Washington.- La policía de Ferguson, Missouri, confrontó a decenas de manifestantes que saquearon la misma tienda que al parecer fue robada por Michael Brown, el adolescente afroamericano muerto por la policía local el pasado sábado.

El capitán de la Patrulla de Caminos, Ron Johnson, dijo que la policía se vio obligada a actuar después que un grupo de los manifestantes arrojó piedras contra los equipos tácticos de la policía y saqueó uno o varios establecimientos de la zona.

Aunque los disturbios habían amainado el jueves, resurgieron cuando la policía dio a conocer el video de una cámara de seguridad de una tienda donde aparece la imagen de Brown robando una caja de puros de 49 dólares y empujando al empleado.

Manifestantes criticaron la divulgación del video y exigieron a la policía dar a conocer las razones por las cuales el policía Darren Wilson disparó contra Brown a pesar que testigos coinciden que el joven tenía las manos en alto y no iba armado.

Activistas y abogados afroamericanos señalaron que aun cuando el joven hubiera robado la tienda, no era justificable su asesinato, toda vez que el uso de fuerza letal policial sólo es permitida cuando existe una amenaza a la vida de un policía o de terceros.

El nuevo incidente de disturbios ocurrió a pesar de que la mayoría de los residentes que participaron se comportaron de manera pacífica y no realizaron saqueos, según testigos.

Protestas y saqueos en EEUU por policía que mató adolecente

Ferguson, Estados Unidos, 11 de ago.- Por segundo día consecutivo se registran serios incidentes en el suburbio de Ferguson, estado de Missouri, decenas de personas han sido detenidas tras las protestas y saqueos que realizaron cientos de enardecidos afroamericanos, molestos por el asesinato de un joven de 18 años a manos de la policía.

Senadores han solicitado una investigación seria del incidente, pues aún hay versiones contradictorias acerca de las circunstancias que propiciaron la muerte de Michael Brown, un joven afroamericano de 18 años que se encontraba desarmado.

Inicialmente la policía reportó que el joven agredió e incluso intento atacar a un oficial de policía, no obstante reportes de testigos dan cuenta de una versión muy distinta.

Un adolecente llamado Dorian Johnson, quien se encontraba con su amigo Michael al momento del asesinato, detalló su versión ante la cadena de televisión local, WALB-TV; el chico afirma que los jóvenes se encontraban caminando por la calle con dirección a una tienda de conveniencia, cuando fueron abordados por un oficial de policía blanco quien les indicó que tenían que apartarse de la calle y subirse a la banqueta.

Dorian relata que los jóvenes siguieron caminando, no obstante el policía molesto por no haber ejercido autoridad alguna, bajó de su patrulla y disparó, ante lo cual los jóvenes se echaron a correr; no obstante el policía volvió a disparar, motivo por el cual su amigo se detuvo, se dio la vuelta y con las manos en la cabeza pretendía hincarse; no obstante el policía aprovechó para acercarse y disparar en reiteradas ocasiones en el pecho del joven, quien murió en el lugar.

“No estabamos haciendo daño a nadie, ni teniamos ningún tipo de arma” afirmó el joven en un relato también recogido por la agencia AP, quien agrega también el testimonio de otro sujeto identificado como Phillip Walker, quien coincidió que alcanzó a ver como el policía disparaba en contra del joven afroamericano que tenía sus manos en la cabeza en señal de rendición.

El alcalde del condado afirmó que se han pedido refuerzos de cientos de elementos SWAT y de otras agrupaciones policiales, quienes están tratando de restablecer el orden en la ciudad.

Decenas de comercios fueron saqueados, en una ola de incidentes violentos que se ha agudizado en las últimas horas, motivo por el cual diversas cadenas estadounidenses siguen las acciones en vivo.

https://twitter.com/FOX2now/status/499024693525884928/

 

Redacción. Huellas de México

Menu Title