Para el Estado Islámico, la Mujer es sólo receptáculo de instintos sexuales

En la actividad “Prensa, política y género”, realizada en la Universidad Diego Portales, Gabilondo dijo: “el futuro que vamos a tener tendrá que pasar por la respuesta que se otorgue a la discriminación de la mujer”.

“El tema de la violencia contra las mujeres es la cabeza, la punta del iceberg de un problema que descansa en la discriminación que padece la mujer”, indicó el profesional en el auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra.

Agregó: “como periodista y ciudadano tengo el compromiso de hacer saber o de recordar que los problemas que hoy nos ocupan, no nos ocupan porque se haya suscitado una reunión en torno a la violencia de género, sino porque desde mi punto de vista está colocado en el centro de nuestro futuro”.

Explicó que no se trata de un “problema lateral, no es un asunto que podamos atender y de pronto no atender, aparecerá en el centro de todas nuestras decisiones de vida”.

“Todo lo que en el futuro se vaya a hacer se hará con una nueva mirada, donde la mujer participe para todos los efectos con igualdad, o estará viviendo un hándicap, con una mano atada, un pie atado y una gran injusticia derivada de la discriminación”, acotó.

Gabilondo recalcó: “estamos hablando de un problema de verdadera importancia social. He visto intentos de buscar soluciones, recetas, ideas, planes, pero no van a valer nada si no parten de la convicción que tenemos un problema”

Una estudiante de preparatoria acusó a su escuela de “discriminatoria” luego de que un profesor la acusara con las autoridades escolares de que su vestido era “inapropiado para ser usado en la escuela” al ser una “distracción sexual” para los estudiantes hombres, relata el portal británico The Daily Mail.

El hecho ocurrió en la Preparatoria Harrison Trimble en Nueva Brunswick, Canadá. Lauren Wiggins fue llevada a la dirección porque su vestimenta violaba los códigos de la escuela, más tarde fue suspendida por haberle enviado una carta al profesor en respuesta a su actitud “machista”. La joven publicó en su perfil de Facebook una fotografía con el vestido en cuestión, acompañando la carta escrita por ella, la publicación de la chica ha causado gran impacto en dicha red social.

En casos más extremos la discriminación a la mujer son el grupo terrorista Estado Islámico ha quemado viva a una joven de 20 años de edad porque se negó a tener “sexo extremo” con uno de sus milicianos, según ha denunciado la representante especial sobre Violencia Sexual en Conflictos de Naciones Unidas, Zainab Bangura.
“Cometen violaciones, someten a esclavitud sexual y a la prostitución y a otros actos de brutalidad extrema. He escuchado un caso de una joven de 20 años que fue quemada viva porque se negó a participar en un acto de sexo extremo. Hemos sabido de otros actos de sadismo sexual. Nos cuesta entender la mentalidad de personas que cometen crímenes así”, ha relatado Bangura, en una entrevista concedida al portal Middle East Eye.

La unidad que dirige Bangura investiga desde 2009 los casos de matrimonios forzados, esclavitud sexual y violaciones registrados en zonas de guerra y ha llegado a la conclusión de que los milicianos de Estado Islámico llevan estas prácticas a nivel todavía más grave.

Bangura acaba de regresar de un viaje que le ha llevado por Siria, Irak, Turquía, Líbano y Jordania para recoger datos sobre los crímenes sexuales que están cometiendo los milicianos del grupo que lidera Abú Bakr al Baghdadi, incluidos los cometidos con las mujeres yazidíes.

Redacción: Huellas de México MGSH

Se dictó auto de formal prisión a las personas que sometieron a trabajos forzados a una joven

Autoridades judiciales informaron que se trata de José N, las hermanas Leticia y Fani N, así como Ivette y Jannet N
El juez 17 penal con sede en el Reclusorio Oriente dictó auto de formal prisión a cinco personas que sometieron a trabajos forzados a una joven en una planchaduría ubicada en la colonia Lomas de Padierna, delegación Tlalpan.

Autoridades judiciales informaron que se trata de José N, las hermanas Leticia y Fani N, así como Ivette y Jannet N.

Los procesados están acusados por su presunta responsabilidad en el delito de trata de personas en la modalidad de trabajos forzados, el cual es considerado grave, por lo que no obtuvieron el beneficio de la libertad bajo caución.

La notificación del auto de formal prisión se concretó en la rejilla de prácticas del referido juzgado, luego de que fueron analizadas y avaladas las pruebas presentadas por el Agente del Ministerio Público.

La víctima escapó el pasado fin de semana del lugar en el cual permaneció cautiva dos años, tiempo en el que sufrió quemaduras en diversas partes del cuerpo, por lo que será necesario reconstruir su rostro.

Fuente: eluniversal.com.mx

Aparece madre de joven esclavizada en el DF, se fue de casa a los 15

La Procuraduría capitalina localizó en esta ciudad a la madre y familiares de Ana Laura “Zunduri”, joven que fue esclavizada laboralmente durante dos años en una planchaduría de Tlalpan.

Ante la autoridad ministerial, la madre acreditó su lazo de parentesco con la víctima y refirió que su hija, a la edad de 15 años, dejó la casa y ante este hecho la reportó al Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA), lo que quedó asentado en el expediente TS2277/07 de fecha 30 de julio de 2007.

Un año después, dijo que su hija regresó y le comentó que se había ido a Michoacán con una señora de una estética, sin precisar mayores datos, y al parecer con el apoyo de la ahora probable responsable Leticia Molina Ochoa, dueña de la planchaduría, en ese momento le informó que volvería a irse, pero ahora con su pareja sentimental.

La madre aceptó esa situación por temor a que su hija volviera a ausentarse sin conocer su paradero.

En ese tiempo de relación con el novio, manifestó que la víctima también trabajaba en la planchaduría y, al concluir su noviazgo, solicitó apoyo de la probable responsable para quedarse a vivir en su domicilio, ya que prefirió no acudir con su madre.

Al enterarse de lo anterior, la mamá buscó a Leticia Molina, con quien acordó que vía telefónica le daría informes sobre su hija; esto ocurrió durante varios meses hasta que tanto Leticia, como su marido, la amenazaron por teléfono alegando que su hija ya no trabajaba con ellos, que no siguiera molestando ya que no sabían nada de su paradero.

Las amenazas provocaron que la progenitora y los familiares tomaran la decisión de vigilar la planchaduría a la hora que abrían y cerraban, con la esperanza de verificar que su hija llegara o saliera del establecimiento, lo cual realizaron por varios meses y, al tener resultados negativos, hablaron con Leticia y su marido, y con palabras altisonantes les volvieron a indicar que no continuaran molestando o de lo contrario los demandarían por acoso.

Luego de ello, y ante la falta de evidencias para corroborar la presencia de la joven en el establecimiento, desistieron de su búsqueda hasta que se enteraron sobre el caso de trata de personas en su modalidad de explotación laboral.

 

 

Fuente. proceso

Menu Title