Atentado suicida en escuela de Kabul deja decenas de estudiantes muertos

15 de agosto 2018.- El número de muertos por un ataque suicida en un centro educativo en Kabul, capital afgana, subió al menos a 48, confirmó un portavoz del Ministerio de Salud.

Además al menos otras 67 personas resultaron heridas en el ataque, algunas de ellas de gravedad, dijo el vocero Wahidullah Mayroh.

La escuela imparte asignaturas como matemáticas, química y física para graduados de la escuela secundaria que están estudiando para acceder a la universidad. La mayoría de las víctimas son estudiantes.

El atentado se produce cuando el gobierno afgano se plantea un alto el fuego con motivo de la festividad musulmana del Eid al Adha o “fiesta del sacrificio”.

El barrio de Dasht-e-Barchi, principalmente chií, una minoría a menudo objetivo de la insurgencia, fue sacudido sobre las 16.00, hora local (11.30 GMT), por una fuerte explosión, indicó a Efe el portavoz de la Policía de Kabul, Hashmat Stanekzai.

Un insurgente suicida hizo detonar entonces los explosivos que portaba en su chaleco en el interior del Centro Educativo Mawoud, en el distrito policial número 18 y en el que estudiaban en ese momento centenares de alumnos.

“El atacante suicida hizo detonar sus explosivos, pegados a su cuerpo, dentro de una clase del Centro Educativo Mawoud”, detalló el portavoz policial.

Se trata de un centro educativo privado en el que estudian principalmente menores, tanto niños como niñas, afirmó el jefe del Departamento de Investigación Criminal de la Policía de Kabul, Salem Almas, en su grupo oficial de Whatsapp.

Aparentemente, la detonación tuvo lugar en el último piso del inmueble, donde se preparaba a estudiantes de instituto para sus exámenes de ingreso a la universidad.

El portavoz del Ministerio de Salud Pública, Wahidullah Majroh, confirmó a EFE que 48 cadáveres han ingresado en diversos hospitales, si bien se trata de cifras preliminares y todavía están “coordinando” los balances procedentes de varios centros.

Entre los fallecidos hay menores, pero no está claro cuántos.

Éstos son víctimas habituales de la guerra en Afganistán, donde sólo el año pasado 861 niños fallecieron y 2 mil 318 resultaron heridos como consecuencia del conflicto, según datos de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en el país asiático (Unama).

Esta no es la primera vez que los insurgentes atacan un centro chií, con casos de atentados contra edificios culturales y religiosos, especialmente de la minoría étnica hazara, pero no es habitual que se atente contra escuelas privadas, la mayoría de las cuales no suele contar con guardas de seguridad.

El presidente afgano, Ashraf Gani, afirmó que atacar este tipo de instituciones va en contra de las “enseñanzas islámicas” y ordenó a las autoridades que investiguen a fondo lo sucedido y proporcionen ayuda “inmediata” a las víctimas, según se indica en un comunicado del Palacio Presidencial.

También la Unama condenó enérgicamente la acción, al aseverar que estuvo dirigida contra la comunidad chií y que entre las víctimas hay muchas jóvenes.

“No hay ningún tipo de justificación para atacar civiles en ningún momento, bajo ninguna circunstancia”, indicó la misión en su cuenta de Twitter.

El último ataque contra la comunidad chií tuvo lugar a principios de mes en la provincia de Paktia, en el este de Afganistán, donde 30 personas murieron y 81 resultaron heridas en un ataque suicida a una mezquita de la minoría chií hazara perpetrado por dos insurgentes disfrazados con burkas.

Los ataques contra esta comunidad suelen ser reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El pasado 22 de abril, un ataque suicida perpetrado por el EI contra un centro electoral en una zona de Kabul con gran población de la minoría chií hazara causó al menos 69 muertos y 120 heridos.

En el caso del ataque de hoy en Dasht-e-Barchi, los talibanes rechazaron estar detrás de la acción.

También Kabul ha sido objeto este año de un gran número de importantes ataques.

El último de envergadura tuvo lugar a finales de julio cerca del aeropuerto internacional de Kabul, minutos después de que abandonara la zona el convoy del vicepresidente afgano y antiguo señor de la guerra, Abdul Rashid Dostum.

La acción, reivindicada por el EI, causó 23 muertos y 107 heridos.

 

EFE/DPA

Masacre en Afganistán: 95 muertos por coche-bomba

KABUL.- Más de 95 muertos y aproximadamente 158 heridos es el saldo hasta el momento del atentado perpetrado por los talibanes con una ambulancia bomba frente a la antigua sede del Ministerio del Interior.

El portavoz del Ministerio de Salud, Wahidullah Majroh, dijo que hay “95 muertos y 158 heridos en el ataque en Kabul” de acuerdo con los datos recabados en los hospitales.

El viceportavoz del Ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, comentó en rueda de prensa que de acuerdo con las primeras investigaciones, el suicida se subió a la ambulancia en el estacionamiento del hospital Jamhuriat, y desde allí se dirigió hacia las instalaciones de Interior, donde fue detenido, pues los talibanes usaron una ambulancia cargada de explosivos contra el antiguo Ministerio del Interior.
El vehículo explotó alrededor de las 12:50 horas, causando una masacre en una zona con comercios y mercados, muy concurrida los sábados.

Rahimi indicó que cuatro personas han sido detenidas por su presunta “colaboración” para que el terrorista llegara al lugar del ataque.

Los talibanes reivindicaron el atentado en la red social Telegram, asegurando que su “mártir” alcanzó el punto de control frente al antiguo Ministerio del Interior en un momento en el que el área estaba llena de policías.

Afganistán: 36 combatientes del EI murieron por bomba de EU

La madre de todas las bombas (MOAB), de la cual presumió Donald Trump su lanzamiento en Afganistán por la aviación estadounidense, aniquiló a más de 36 combatientes del Estado Islámico (EI) y destruyó una red de túneles de la organización, indicó este viernes el gobierno afgano, quien reconoció que no hubo víctimas civiles.

“El bombardeo destruyó reductos estratégicos de Dáesh (acrónimo árabe del EI) y un complejo de túneles profundo y mató a 36 combatientes del EI” en el distrito de Achin, en la provincia oriental de Nangarhar, indicó el ministerio afgano de Defensa en un comunicado.

“Una fuente de seguridad negó a la agencia Amaq (órgano de propaganda del EI) cualquier muerte o herido en el bombardeo estadounidense de ayer en Nangarhar”, indicó Amaq, en referencia a la bomba de artillería aérea masiva GBU-43/B, conocida como “la madre de todas las bombas”.

Atentado en universidad de Afganistán deja dos muertos

Por lo menos dos estudiantes murieron y 12 personas resultaron heridas en el atentado a la Universidad Americana de Afganistán en Kabul, que aún prosigue con un número indeterminado de alumnos y profesores en el interior.

Una fuente de la Policía informó que dos estudiantes murieron, mientras que el portavoz del Ministerio de Salud Pública afgano, Mahammad Ismail Kawusi, confirmó que 12 heridos fueron evacuados a un hospital.

Humayon Aini, portavoz de la policía, comentó que tras producirse una explosión, “suicidas con bombas entraron en la universidad, donde algunos estudiantes están atrapados”.

El rector de la Universidad, Mohammad Sharif Faiz, relató que “después de la explosión, algunos insurgentes entraron en la universidad y algunas personas resultaron muertas y heridas. No sabemos el número exacto de víctimas”, dijo.

La Embajada de Estados Unidos en Kabul emitió un aviso a sus nacionales para que eviten la zona, mediante un mensaje en redes sociales en el que señaló que el ataque se produjo a las 19.30 hora local.

El ataque se produce después de que a comienzos de mes un grupo de hombres armados no identificados secuestrara en Kabul a dos profesores, uno estadounidense y otro australiano, que trabajan en la Universidad Americana de Afganistán.

Afganistán: atentado deja 37 muertos

KABUL- Por lo menos 47 muertos dejó el ataque insurgente en una zona residencial del este de Afganistán.

La nota publicada en el portal Khaama Press reveló que el atentado cobró la vida a ocho civiles, dos miembros de las tropas afganas y 37 integrantes del grupo extremista Estado Islámico (EI).

El ataque terrorista ocurrió en el distrito de Kott, provincia de Nangarhar, región considerada bastión del EI en Afganistán, explicó el portavoz del gobierno, Attaullah Khogyani.

Señaló que durante la operación los insurgentes quemaron 23 viviendas y secuestraron a más de 30 civiles, aunque muchos de ellos fueron liberados.

La víspera un documento de la armada de Afganistán confirmó el deceso de siete insurgentes del movimiento Talibán tras una incursión con aviones no tripulados en el distrito Lalpura, Nangarhar.
Khogyani agregó que además de las víctimas fatales, la operación dejó heridos a otros tres rebeldes vinculados a un ala del movimiento talibán que opera en Pakistán, los Tehreek-i-Taliban.
La ofensiva gubernamental mantiene en jaque a la insurgencia luego de la proclamación de la llamada temporada de lucha por parte de los irregulares.

Confirma Afganistán muerte de líder talibán

KABUL.- Los servicios de inteligencia confirmaron la muerte del líder talibán el mullah Akhtar Mohamed Mansour, en un ataque con drones de Estados Unidos en territorio paquistaní, en una zona cercana a la frontera con Afganistán.
La Dirección Nacional de Seguridad (NDS) de Afganistán confirmó este domingo que Mansour ha muerto en la zona de la provincia de Baluchistán, en lo que fue la primera confirmación oficial de la muerte del líder talibán.
Sin embargo, antes de conocerse la confirmación circularon versiones en las cuales los talibanes negaban la muerte de su líder, además falta precisar cuándo ocurrió el ataque, porque hay diferencias respecto a este punto.
“Mansour, que estaba bajo vigilancia desde hace tiempo, viajaba ayer en un vehículo con sus compañeros en la zona de Dalbandin, donde fue alcanzado y abatido”, indicó el NDS.
También el director ejecutivo de Afganistán, Abdullah Abdullah, una especie de primer ministro, confirmó la muerte del líder de los talibanes afganos en un ataque aéreo.
“Su coche fue atacado en Dalbandin”, sostuvo Abdullah en su cuenta oficial de Twitter, en lo que supone otra confirmación oficial de la muerte del comandante, reportó el sitio afgano de noticias Khaama Press.
El Departamento de Defensa informó ayer en un comunicado del ataque, autorizado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y cuyo objetivo era precisamente Mansour.
“Desde que Mansur asumió el liderazgo, los talibanes han llevado a cabo numerosos ataques contra civiles, fuerzas de seguridad y personal estadunidense. Daremos más información cuando esté disponible”, afirmó el portavoz del Pentágono, Peter Cook.

 

Mueren 73 en accidente en Afganistán

KABUL.- El choque de dos autobuses contra una pipa de gasolina ha dejado hasta el momento 73 muertos, anunció el ministerio de Salud en Afganistán.

En uno de los peores accidentes en esta zona de conflictos, dijo un portavoz del ministerio y afirmó que “Los últimos datos muestran que 73 personas murieron y el número de heridos está aumentado, pero todavía no está claro”.

La colisión se produjo en la principal autopista que conecta la capital, Kabul, con la ciudad sureña de Kandahar. Los autobuses iban llenos de pasajeros y fue un incendio posterior a la colisión lo que causó la mayoría de las víctimas tras el accidente, declaró el portavoz del gobernador provincial, Javid Salangi.

Afganistán: 12 muertos y 38 heridos en atentado

Kabul.- Por lo menos 12 reclutas del Ejército afgano murieron y 38 más resultaron heridos en un atentado contra el autobús en el que viajaban en el distrito de Sara Rud.

Un atacante estrelló su vehículo cargado de explosivos contra el autobús que transportaba a los nuevos reclutas del Ejército Nacional Afgano, informó un representante policial a la agencia informativa Pajhwok Afghan News (PAN).

El jefe de la unidad de reclutamiento militar en Nangarhar, el teniente general Asadullah, confirmó que 12 reclutas murieron y 38 resultaron heridos; pues en el autobús viajaban 50 nuevos reclutas pertenecientes a cuatro provincias orientales y que fue atacado en la zona de Do Sarki.

El director del hospital civil de Nangarhar, Ihsanullah Shinwari, confirmó a la agencia de noticias afgana que recibió 12 cadáveres y dio atención médica a otras 38 personas con diversas heridas.

Por ahora ningún grupo ha reivindicado la responsabilidad del ataque, autoridades lo atribuyen al Movimiento Talibán, que ha efectuado en el pasado ataques contra el Ejército y la Policía en varios puntos de Afganistán.

Sigue temblando en Pakistán, cifra de muertos llega a 339

27 de oct.- Conforme las unidades de rescate siguen llegando a las zonas más remotas de Pakistán y Afganistán, la cifra de muertos continúa en aumento, llegando ya a 339, reportó la agencia AP.

La gran mayoría de los muertos son de Pakistán, donde se reportan más de 250 decesos, en lo que ha sido uno de los terromotos más devastadores de los últimos años, en una región de gran actividad tectónica.

En la zona siguen registrándose réplicas del terromoto de 7.4 ° en escala Richter de hace dos días; algunos de los más fuertes son uno de 4.3 en la región de Balochistan, reportó el PakistanDaily, horas después el usgs.gov reportó un nuevo sismo de 4.7 en la región de Jarm, Afganistán.

El terremoto fue tan potente y extendido que se sintió en 6 países de Asia, incluida Nueva Delhi, la capital de la India, ubicada a más de 1000 km del epicentro, donde miles de personas evacuaron los edificios.

La India, país que normalmente tiene ríspidas relaciones con Pakistán, se ofreció también a apoyar en las labores de rescate dada la magnitud de la catástrofe, la cual destruyó también miles de casas y edificios dañados o destruidos , así como casi 2 mil lesionados, según los reportes oficiales que se tienen hasta el momento.

Se reportan también trágicos incidentes como una estampida en una escuela, lo que acabó con la vida de 12 niñas.

El sismo fue apenas un grado menos débil que el terremoto de 2005 que arrasó con la vida de más de 10 mil personas; aunque éste nuevo sismo fue más profundo, no obstante su duración prolongada de un minuto, fue lo que lo hizo también tan letal.

 

Redacción. Huellas.mx

 

 

Ya van más de 100 muertos tras terremoto en Afganistán

Un fuerte sismo estremeció el lunes una zona remota de Afganistán, sacudiendo a la capital Kabul y causando la muerte de al menos 24 personas, mientras que otras 76 perdieron la vida en el vecino Pakistán, dijeron las autoridades.

La cifra de muertos podría subir porque las comunicaciones estaban interrumpidas en gran parte del área de las montañas Hindu Kush, donde estuvo el epicentro del terremoto.

Había información de fallecidos en distintas zonas de ambos países.

En uno de los peores sucesos, al menos 12 niñas murieron tras una estampida mientras intentaban escapar de su escuela en la provincia de Takhar, en el noreste de Afganistán.

“Cayeron bajo los pies de otros estudiantes”, dijo Abdul Razaq Zinda, el director provincial de la Agencia Nacional de Manejo de Desastres afgana, que reportó daños graves en Takhar.

El sismo se sintió en el norte de India y en Pakistán, donde cientos de personas evacuaron edificios ante la fuerza del sismo.

“Nos asustamos mucho (…) Vimos personas salir de los edificios y nos acordamos de nuestro dios”, dijo el periodista pakistaní Zubair Khan por teléfono desde el Valle de Swat, al noroeste de la capital, Islamabad.

El movimiento tuvo una profundidad de 213 kilómetros y su epicentro a 254 kilómetros al noreste de Kabul, en la provincia de Badakhshan. El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo inicialmente que la intensidad del sismo fue de 7,7, pero luego lo revisó a 7,5.

Hace más de una década, un sismo de magnitud 7,6 en otra zona de Pakistán provocó la muerte de unas 75.000 personas.

 

Reuters

Obama pospone salida de tropas de EU en Afganistán

15 de oct-. El presidente Barack Obama anunció el jueves que frenará el ritmo de retiro de soldados estadounidenses de Afganistán y mantendrá la fuerza actual en 9.800 efectivos en 2016, antes de comenzar a recortar esos niveles.

Obama calificó la decisión como un ajuste “modesto pero importante”, destacando el compromiso del país con Afganistán debido a que las tropas locales todavía no están lo suficientemente preparadas.

“Si fallan, pondrían en peligro la seguridad de todos nosotros”, dijo Obama en un discurso junto al secretario de Defensa Ash Carter y el vicepresidente Joe Biden.

Obama buscaba retirar a todas las fuerzas menos un pequeño grupo basado en la embajada de Estados Unidos en Kabul antes de dejar el cargo en enero de 2017.

Bajo el nuevo plan, los soldados se reducirán a 5.500 en algún momento del 2017 y estarán en cuatro locaciones: Kabul, Bagram, Jalalabad y Kandahar.

Al ser consultado por un periodista respecto a si estaba decepcionado por tener que tomar esa decisión, Obama dijo que no. “Esta no es la primera vez que se hacen estos ajustes y probablemente no será la última”, señaló. “Sospecho que seguiremos evaluando este tema, al igual que el próximo presidente”, agregó.

La decisión llega meses después de deliberaciones entre Obama, líderes afganos, funcionarios del Pentágono, comandantes en el campo y asesores de la Casa Blanca sobre cuál es la mejor manera de continuar apoyando a las tropas de Afganistán.

Los soldados estadounidenses continuarán entrenando y asesorando a las fuerzas afganas y también se enfocarán en asegurar que cualquier remanente de al Qaeda no represente una amenaza para la seguridad estadounidense.

La coalición liderada por Estados Unidos en Afganistán terminó su misión de combate después de 13 años de guerra a fines de 2014 y desde entonces los soldados afganos han estado a cargo de la seguridad del país, con la ayuda de tropas estadounidenses y de la OTAN.

Pero las fuerzas afganas han tenido problemas recientemente al enfrentar a militantes talibanes, quienes tomaron brevemente el control de la ciudad norteña de Kunduz.

Fuente. Reuters

EU continúa avance en Afganistán, tras reconocer bombardeo por error en hospital

Kabul, Afganistán, 6 de oct.- Las tropas afganas recuperaron hoy por completo el control de Kunduz (norte), entre denuncias de haber cometido abusos contra civiles y las acusaciones de Médicos Sin Fronteras (MSF) a Estados Unidos por su responsabilidad en el bombardeo de su hospital en esa ciudad el pasado sábado.

El director general del MSF, Christopher Stokes, acusó hoy al Gobierno de Estados Unidos de “seguir cambiando” la descripción del ataque de “daño colateral, a trágico accidente” y ahora a “intentar descargar la responsabilidad sobre el Gobierno de Afganistán”.

“La realidad es que ha sido Estados Unidos quien ha lanzado estas bombas”, recalcó en un comunicado.

Aviones de EEUU bombardearon el sábado el hospital en la ciudad tomada por los talibanes el pasado día 28 y recuperada por el Ejército dos días después, que era desde entonces campo de combate por su control.

En el momento del bombardeo había en hospital, que quedó parcialmente destruido, unas 180 personas entre pacientes y trabajadores, lo que causó la muerte de 12 miembros de MSF y 10 de los ingresados.

Estados Unidos afirmó hoy que el ataque fue solicitado por sus aliados afganos al recibir fuego enemigo.

El comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, el general John Campbell, señaló que “las fuerzas afganas avisaron de que estaban recibiendo fuego desde posiciones enemigas y pidieron apoyo aéreo estadounidense. Se solicitó un ataque para eliminar la amenaza talibán y se golpeó accidentalmente a varios civiles”.

La responsable de comunicaciones de MSF en Afganistán, Kate Stegeman, manifestó a Efe que la organización ya dejó Kunduz y el hospital no está operativo desde el ataque.

“Nuestro personal no está allí, no sabemos si seremos capaces o no de reanudar nuestra operación allí o no, no estamos seguros en este momento”, declaró.

Mientras tanto la bandera afgana ha vuelto a ondear en la capital de la provincia de Kunduz tras ser izada en la residencia del gobernador interino, Hamdullah Danishi, nombrado por el presidente de Afganistán, Ashraf Gani.

El portavoz del ministerio de Defensa afgano, el general Dawlat Waziri, indicó hoy que la situación en esa ciudad es “buena” y que está completamente bajo control del Gobierno.

“Las oficinas están abiertas y la gente sale a comprar”, aseguró el portavoz en rueda de prensa en Kabul tras anunciar que los talibanes fueron expulsados de las últimas viviendas de civiles que utilizaban como escudos.

La ciudad empezó a recuperar poco a poco la normalidad, una semana después de que fuera tomada por los insurgentes en su mayor conquista militar desde que en 2001 el régimen talibán fuera derrocado por la invasión estadounidense del país asiático.

El portavoz de la Policía en Kunduz, Sarwar Hussaini, relató a Efe que aunque las dependencias policiales volvieron a su trabajo, muchos de los edificios oficiales quedaron destruidos y los servicios públicos tardarán en recuperarse.

Los suministros de electricidad y agua aún no se han restablecido, aunque algunos comercios volvieron a abrir.

El presidente cambió al gobernador tras las críticas a su Gobierno por la caída de la ciudad.

Gani ha tenido que enfrentar las críticas por su gestión política y además ha recibido informes y denuncias de abusos supuestamente cometidos contra civiles por parte de tropas afganas.

“Ha recibido alguna información y quejas en relación al abuso, el acoso y las palizas a la gente por algún personal de las fuerzas de seguridad”, según un comunicado de la oficina presidencial.

La toma de Kunduz y la operación para liberarla dejan al menos 80 civiles y más de 400 insurgentes muertos, según datos de la Policía y del ministerio de Salud afganos, y unos 6.000 residentes huyeron de la ciudad, de acuerdo con Naciones Unidas.

Afganistán sufre un deterioro de la seguridad con ofensivas de los insurgentes como la toma de Kunduz hace una semana o su intento en horas de la noche del domingo a capturar Maimana, capital de la provincia de Faryab (norte), que pudieron repeler tropas afganas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está considerando no retirarse de Afganistán en 2017 y mantener 5.000 soldados en el país, según informó el diario The Washington Post.- (Por Baber Khan).

 

 

Fuente. EFE/Baber Khan

Intensos combates contra talibanes en Kunduz, Afganistán

KABUL, Afganistán, 1 de oct.- Las fuerzas del gobierno afgano recuperaron el jueves el control de la estratégica ciudad de Kunduz, que había caído ante talibanes esta semana, y forzaron a los insurgentes a retirarse en fieros combates callejeros aún en marcha.

La operación comenzó el miércoles por la noche cuando tropas de tierra salieron del aeropuerto de Kunduz, donde se habían congregado tras la caída de la ciudad, para llegar a Kunduz por carreteras minadas por los insurgentes, indicó un portavoz del Ministerio del Interior, Sediq Sediqqi.

“La ciudad se tomó a las 3:30 de la mañana” del jueves, indicó Sediqqi, aunque admitió que la operación “para despejar la ciudad sigue en marcha” y podría llevar varios días.

El vocero indicó a Associated Pres que en la batalla para recuperar la ciudad norteña participan ejército y policía, y que se habían retirado barricadas colocadas por los talibanes en las carreteras para impedir movimientos. Los vecinos recibirán pronto suministros básicos como alimentos y medicinas, añadió.

Unos 200 combatientes talibanes murieron, añadió, sin dar cifras de bajas del gobierno.

El jefe de policía de Kunduz, Sarwar Husaini, señaló que había cuerpos de combatientes talibanes tendidos en algunas calles, pero que la operación de limpieza era complicada porque algunos milicianos se habían ocultado en viviendas particulares.

Había combates callejeros y disparos en algunas calles, según vecinos de la ciudad.

“Continúan los intensos combates en las calles de la ciudad”, señaló Zabiulá, un residente en Kunduz que vive cerca de la plaza principal y que, como muchos afganos, prefiere utilizar sólo un nombre.

“La situación es muy crítica, y va a peor, y acabo de oír una enorme explosión de una bomba cerca de mi casa”, dijo a AP por teléfono desde su casa.

Era difícil determinar en un primer momento qué partes de la ciudad controlaban las fuerzas afganas. La caída de Kunduz en manos talibanes, que comenzó el lunes con un ataque coordinado, tomó por sorpresa al gobierno y a sus agencias militares y de inteligencia.

Tropas afganas respaldadas por ataques aéreos estadounidenses se reunieron el miércoles a las afueras de la ciudad y en el aeropuerto de Kunduz para preparar lo que se esperaba fuera una larga y difícil campaña para expulsar a los talibanes.

 

 

AP

Comando talibán entra con bombas al Congreso de Afganistán

Kabul, Afganistán, 22 de jun.- En la sesión del Parlamento de Afganistán, donde se encontraba tomando posesión el nuevo secretario de seguridad, un comando fuertemente armado de talibanes atacó el recinto, intentando alcanzar el interior y probablemente a los ministros que se encontraban en sesión.

Los primeros reportes indican que los talibanes habrían utilizado de 1 a 3 coches bomba, presuntamente con atacantes suicidas, quienes con la explosión abrieron una entrada por donde ingresó posteriormente un comando de radicales armados quienes comenzaron un violento tiroteo.

Según el último reporte del ministro de salud, 6 atacantes habrían ingresado al perímetro del palacio legislativo, los cuales terminaron siendo abatidos, después de varios minutos de balazos y detonaciones, las cuales incluso hicieron derrumbar parte del techo de la sala principal donde se encontraban los legisladores.

En la refriega al menos 35 personas resultaron heridas, mientras que al menos 5 civiles habrían fallecido, cifra que ha venido incrementando gradualmente.

Aunque el palacio se encuentra ya libre de talibanes, se ha montado un amplio dispositivo militar en Kabul, para permanecer alerta por cualquier nuevo ataque terrorista.

Aunque algunas versiones señalaban que alguno de los ministro pudo haber resultado herido, un vocero del gobierno de Afganistán rechazó que se tengan reportes de algún ministro gravemente lesionado.


Video Original TOLOnews

Con información de agencias, Redacción Huellas de México.

Equidad de género un reto mundial

Ciudad de México a 9 de septiembre.- La Asociación Revolucionaria de las Mujeres de Afganistán (RAWA) enumeró las 29 violaciones más comunes que sufren los derechos humanos de las mujeres. En ese sentido se destacan cinco de ellas:
1.-El trabajo femenino fuera del hogar está prohibido.
2. Las mujeres no pueden realizar actividades fuera de casa, sin son acompañadas de algún pariente masculino cercano.
3. Las mujeres no deben cerrar tratos comerciales con hombres.
4. Tampoco pueden ser atendidas por doctores masculinos.
5. Las mujeres no tienen derecho a estudiar en ninguna institución educativa.

Los talibanes, tienen como objetivo con dichos preceptos: “Crear ambientes seguros, donde la castidad y dignidad de las mujeres sean por fin sacrosantas, tal y como recogen las creencias Pashtunes sobre la vida en purdah (práctica para ocultar la vida femenina en público)”, señaló RAWA.

Mientras tanto, en México la Directora General del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Yoloxóchitl Bustamante Díez, y la Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Lorena Cruz Sánchez, firmaron dos convenios de colaboración con la finalidad de favorecer la equidad de género entre la comunidad politécnica y la sociedad en general. Además, se comprometieron a trabajar conjuntamente en la realización del Segundo Ciclo de Videoconferencias “Trincheras Compartidas entre Mujeres y Hombres: Reflexiones desde la Perspectiva de Género ”, a través del cual difundirán temas que contribuyan a la decostrucción de roles y estereotipos de mujeres y hombres que generen desigualdad social desde una perspectiva de género.

Por otro lado, el comunicador Carlos Marín, refiere que en la comida de Los 300 líderes más influyentes de México, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, puso el dedo en la llaga de la inequidad de género ya que en la lista solo figuran 24 mujeres (8 por ciento), lo cual “es indicativo de una realidad que nos impone un desafío para avanzar hacia la igualdad…”.

 

 

Redacción. Huellas de México

Obama anuncia retirada de tropas en Afganistán

Washington, EEUU, 27 de may.- El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha realizado desde el jardin de la Casa Blanca, un pronunciamiento histórico, al señalar que el ejército de los EEUU, deberá marcharse de Afganistán para el año 2016.

En un evento sin preguntas, el mandatario señaló que se pretende un “final responsable”, dejar en manos del ejército afgano la seguridad del país, a partir de este año, como parte de los acuerdos que se tenían previstos; Obama señaló que sus tropas “ya no patrullarán las calles de las ciudades, ni las montañas, ni los valles” de Afganistán más allá de 2014.

Cabe señalar que Estados Unidos emprendió la ocupación de Afganistán, con el objetivo de capturar a los culpables de derribar las Torres Gemelas, sin embargo “”Ha llegado el momento de pasar página a una política exterior dominada por las guerras en Afganistán y en Irak”, afirmó el presidente del país más poderoso del mundo, quien agregó que “Afganistán no será un lugar perfecto. Pero no es responsabilidad de Estados Unidos hacer que lo sea”.

La guerra en Afganistán ha durado 13 años y han muerto más de 2.000 soldados estadounidenses y más de 15.000 civiles afganos; el plan del Pentágono era dejar, como mucho, entre 3.000 y 9.000 militares a partir de 2014.

El sucesor del actual presidente de Afganistán, Hamid Karzai, será quien firme el acuerdo bilateral, tras el proceso electoral del mes de junio, donde Abdullah Abdullah y Ashraf Ghani Ahmadzai se enfrentarán en una segunda vuelta; ambos candidatos han apoyado la permanencia de los soldados extranjeros.

Se espera que Obama profundice el día de mañana sus innovaciones en política exterior, en un discurso de graduación en la academia militar de West Point, en el estado de Nueva York.

“Después de todos los sacrificios que hemos hecho, queremos conservar los logros que han ayudado a conseguir y vamos a asegurarnos de que Afganistán no puede ser utilizado nunca más para lanzar un ataque contra nuestro país”, afirmó ell presidente de los EEUU en su reciente visita sorpresa a las tropas estadounidenses en Afganistán.

 

 

Redacción. Huellas de México
Con información de agencias.

Más de 2 mil 500 muertes tras alud en Afganistán

Kabul, Afganistán, 3 de may.- Tras un trágico deslizamiento de tierra en la región de Badajshan (noreste de Afganistán), el gobernador local, Shah Waliwaulá Adib, ha confirmado que la cifra de muertos rebasará la cifra de dos mil 500.

El día de ayer un enorme deslizamiento de agua y tierra, producido por las fuertes lluvias en la región, sepultó por completo una aldea de alrededor de 300 viviendas. Mientras que las aldeas vecinas intentaban rescatar a punta de pala a sobrevivientes, llegó un nuevo alud que sepultó también a cientos de personas más.

El gobernador declaró que es imposible rescatar a todos las personas sin ayuda internacional, pues hay personas enterradas hasta 30 metros de profundidad.

Desde que se desató el segundo alud, unicamente 8 personas han logrado ser rescatadas con vida.

Cabe recordar que los aludes son uno de los desastres naturales más letales del mundo, que afecta con gran fuerza en países como Afganistán debido a la pobre y débil infraestructura de vivienda, además de ser un país devastado por décadas de guerra.

La zona del incidente se encuentra cerca de la frontera con Tayikistán y Pakistán; debido a lo agreste de la región, se ha mantenido independiente de los talibanes.

Redacción. Huellas de México