México considera imponer arancel a maíz y soja de EEUU

14 de junio 2018.- México podría gravar 4,000 millones de dólares en importaciones anuales de maíz y soja de Estados Unidos si el presidente Donald Trump intensifica una disputa comercial con nuevos aranceles, dijeron esta semana funcionarios a Reuters, y está estudiando cómo reducir el impacto de la medida.

A principios de mes, México tomó represalias contra productos estadounidenses como acero, manzanas y carne de cerdo después de que Trump impuso aranceles al acero y aluminio mexicanos.

Pero no incluyó en la lista a los productos agrícolas estadounidenses más lucrativos: los granos, especialmente el maíz y la soja, utilizados para alimentar vacas, cerdos y pollos de México.

Los aranceles afectarían al principal mercado de exportación de los productores de maíz de Estados Unidos. México podría tratar de disminuir el impacto en su propia industria y en los consumidores abriendo cuotas libres de arancel que podrían representar un aliciente para proveedores como Brasil y Argentina.

“Este (…) es un tema que está para la fase dos”, dijo Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), el principal organismo empresarial de su sector en México.

Afirmó que los aranceles se discutieron en una reunión a la que asistió el 4 de junio en la Secretaría de Agricultura, a cargo de la política comercial.

El empresario dijo que cualquier movimiento en contra de los granos apuntaría al cinturón de maíz de Estados Unidos y mencionó a estados como Misuri, Kansas, Iowa y Nebraska, que votaron por Trump en la elección presidencial de 2016.

Raúl Urteaga, director de comercio internacional de la Secretaría de Agricultura de México, dijo que México “por el momento, por ahora” no estaba apuntando a los granos de Estados Unidos, pero se negó a descartar tal medida en el futuro y dijo que México estaba buscando proveedores alternativos.

Un funcionario de la Secretaría de Economía de México declinó a decir si los funcionarios estaban estudiando o no los aranceles a los granos de Estados Unidos y se remitió a los aranceles de represalia anunciados a principios de este mes.

La decisión de no imponer aranceles al maíz y soja estadounidenses como parte de la represalia de México tenía el propósito de mantener opciones en la mesa de negociaciones mientras continúan las conversaciones comerciales y para evitar perjudicar al consumidor mexicano con precios más altos, dijo una fuente comercial familiarizada con el asunto.

Una de las principales preocupaciones de México es la decisión de Trump de iniciar una investigación de seguridad nacional bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión de Comercio de 1962 que se centraría en si las importaciones de vehículos y partes está amenazando a la salud de la industria, que podría golpear al sector automotor mexicano de 67,000 millones de dólares.

“Para esto nos estamos preparando”, dijo Bosco de la Vega.

GRANDES INTERESES

En las últimas dos décadas, los granos baratos de Estados Unidos han ayudado a transformar el creciente sector ganadero de res de México, en particular, en un importante exportador mundial.

Si se impusieran aranceles mexicanos de represalia a la soja y al maíz, la industria se esforzaría por encontrar suficientes proveedores alternativos sin costos significativamente más altos. Algunos en México no creen que se pueda hacer sin infligir un daño grave.

“No hay una posibilidad real de sustitución de estos dos productos a corto plazo. Las implicaciones son clarísimas. En el caso de carne de cerdo y de res el impacto en materia de costos sería brutal y eso se transferiría primero que nadie al consumidor mexicano”, dijo Mariano Ruiz-Funes, un exsubsecretario de agricultura.

De la Vega dijo que se está evaluando con la Secretaría de Economía la posibilidad de abrir una amplia cuota libre de aranceles para atraer importaciones de otros proveedores y contrarrestar el mayor costo de los granos estadounidenses, que fue lo que hizo la semana pasada con la carne de cerdo.

Los beneficiarios inmediatos podrían ser Brasil y Argentina, países a los que los importadores mexicanos ya están comprando más granos, tanto por razones económicas como por parte de una estrategia revitalizada para reducir la dependencia de Estados Unidos desde que Trump comenzó a amenazar con sacar a su país del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

De la Vega dijo que espera que las importaciones de maíz de los agricultores brasileños alcancen un millón de toneladas para fin de año, más otras 500,000 toneladas de Argentina.

Esos volúmenes ni siquiera se acercan a sustituir los envíos estadounidenses. El año pasado, los agricultores estadounidenses vendieron a su vecino del sur unos 14 millones de toneladas de maíz y casi 4.0 millones de toneladas de soja.

 

Reuters

México responde a Trump, impone aranceles al acero y productos agrícolas

5 de junio 2018.- México impuso el martes aranceles de entre un 15 y un 25 por ciento a productos de acero y algunos bienes agrícolas de Estados Unidos, dijo la Secretaría de Economía, tras haber anunciado que tomaría medidas en respuesta a las tarifas comerciales aplicadas por el gobierno de Donald Trump.

La Secretaría de Economía publicó en el Diario Oficial una amplia lista de productos estadounidenses sujetos a los nuevos aranceles, que incluyen un 20 por ciento a las importaciones de piernas, paletas y otros tipos de carne de cerdo, manzanas, arándanos y papas estadounidenses, así como de entre un 20 y un 25 por ciento a varios tipos de quesos y el bourbon.

México había anunciado la semana pasada que impondría medidas equivalentes a productos de Estados Unidos después de que el gobierno de Trump impuso la semana pasada aranceles al acero y aluminio mexicanos, de Canadá y la Unión Europea a partir del 1 de junio.

México también fijó el martes aranceles de 15 y 25 por ciento a productos de acero como placas, láminas, chapas, varillas, tubos y alambrón.

Además, creó una fracción arancelaria especial para embutidos de cerdo, sobre la que estableció un arancel del 15 por ciento.

A fin de compensar por la posible falta de suministros de carne de cerdo estadounidenses, México anunció también un cupo libre de arancel de 350,000 toneladas a las importaciones de patas y paleta de cerdo procedentes de otros países que no sean Estados Unidos, con vigencia al 31 de diciembre del 2018.

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo que su país “seguramente” buscará productos de carne de cerdo en Europa.

El funcionario agregó a reporteros que la lista de los productos de Estados Unidos con arancel busca el menor impacto para la inflación local.

Para justificar la medida, la Secretaría de Economía argumentó que en los últimos 10 años, las importaciones de cerdo de Estados Unidos representaron el 89.2 por ciento de las compras al exterior de carne de cerdo de México y que las importaciones representaron en promedio el 33.3 por ciento del consumo nacional.

“Ante la urgencia de evitar que se desestabilice el mercado de carne de cerdo, mejorar los niveles de oferta y proteger a los consumidores, es necesario diversificar las opciones de proveeduría externa”, dijo la dependencia en el Diario Oficial.

Tras la publicación de la lista de productos estadounidenses sujetos a nuevos aranceles, el asesor económico de la Casa Blanca dijo que el presidente Donald Trump apuntaría a sostener conversaciones separadas con Canadá y México para obtener acuerdos comerciales individuales con ambos países.

Ello implicaría un giro en la estrategia del Gobierno estadounidense en las actuales negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Guajardo dijo el martes que está a favor de mantener un TLCAN trilateral.

“Nuestros equipos siguen interactuando y están trabajando en diferentes temas que dimos instrucción para avanzar y estamos atentos para podernos convocar a nivel ministerial para seguir avanzando”, agregó.

 

Barrera y O’Boyle/ Reuters

México anuncia que llevará denuncia por aranceles a la OMC

4 de junio 2018.- México anuncia que iniciará un proceso de solución de controversias al amparo de la OMC”, anunció la institución en un boletín.

La decisión se toma “en respuesta a las medidas que Estados Unidos aplicó a las exportaciones de acero y aluminio mexicanas”, apuntó el Ministerio.

México consideró que las medidas impuestas por la primera potencia mundial al amparo de la Sección 232 de su legislación y argumentando amenazas a su seguridad nacional violan el Acuerdo sobre Salvaguardias de la OMC.

Ello “al no haberse adoptado conforme a los procedimientos ahí previstos, además de que violan el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (GATT 1994)”, se indicó en el texto.

De esta manera, el Gobierno de México refrendó que “sus acciones continuarán apegándose al estado de derecho comercial internacional y serán proporcionales al daño que México lamentablemente reciba”.

El pasado jueves, Estados Unidos inició una guerra comercial con sus socios, aliados y competidores al anunciar el Departamento de Comercio la suspensión de la exención a la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio de la Unión Europea (UE), Canadá y México.

De inmediato, el Gobierno mexicano anunció que responderá con “medidas equivalentes a diversos productos” agrícolas e industriales.

 

EFE

Responde la UE, México y Canadá a los aranceles de Trump

1 de junio 2018.- Canadá, México y la Unión Europea emprendieron represalias contra los aranceles de Estados Unidos al acero y aluminio con gravámenes de miles de millones de dólares sobre productos estadounidenses desde jugo de naranja y whiskey a vestuario y motocicletas.

La Unión Europea llevó a Estados Unidos a la Organización Mundial de Comercio (OMC) para impugnar la legalidad de las nuevas tarifas y la justificación del gobierno de Trump de que obedecen a razones de seguridad nacional.

Bruselas presentó una lista de ocho páginas ante el organismo de comercio internacional con bienes que serían alcanzados por las represalias. Las medidas se aplicarían a grandes motocicletas como las Harley-Davidson, fabricadas en la tierra de origen del presidente de la Cámara Paul Ryan, a “canoas”, “preparaciones para manicura o pedicura” e incluso “fregaderos y lavabos de acero inoxidable”.

“Estamos determinados a proteger el sistema multilateral”, dijo la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmstrom. “Esperamos que todos sigan las reglas”.

Los aranceles del presidente Donald Trump sobre los más cercanos aliados de Washington fueron condenados en casa por legisladores republicanos y grupos de representantes de los intereses empresariales, y sacudió a los mercados financieros.

El promedio industrial Dow Jones perdió 1 por ciento y el S&P 500 retrocedió 0,69 por ciento el jueves. Las acciones de pesos pesados de la industria como Boeing y Caterpillar también cayeron. Los temores a una guerra comercial presionaron las acciones chinas el viernes, con el índice Shanghai Composite cerrando con caída de 0,7 por ciento.

Las acciones europeas se vieron reforzadas por el acuerdo largamente esperado para formar un gobierno en Italia, pero aún registraban caída en la semana.

Estados Unidos comenzó a aplicar un arancel de 25 por ciento a las importaciones de acero y de un 10 por ciento a las de aluminio de la UE, México y Canadá a partir de la medianoche (0400 GMT del viernes). “Esperamos que las negociaciones continúen, tanto con Canadá y México por una parte, y con la Comisión Europea por otra, porque hay otros asuntos que también necesitamos resolver”, dijo el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross.

Pero Malmstrom de la UE dijo que no habría conversaciones más amplias mientras las medidas de Estados Unidos estuvieran vigentes.

“No estábamos en la mesa de negociaciones. Nuestra oferta fue: ‘Aleje esta arma de nosotros, nos sentamos juntos como amigos e iguales y discutimos’, y esto eventualmente nos llevaría a negociaciones”, dijo Malmstrom en una conferencia de prensa en Bruselas. “Nunca obtuvimos esto. Así es que la puerta por ahora está cerrada”.

Canadá y México, involucrados en conversaciones con Washington para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), respondieron rápidamente. Canadá, el mayor abastecedor de acero a Estados Unidos, impondrá aranceles que cubren 16.600 millones de dólares canadienses (12.800 millones de dólares) sobre importaciones desde su vecino.

Hasta ahora los miembros de la Unión Europea han brindado amplio apoyo a un plan de la Comisión Europea para establecer aranceles a exportaciones de Estados Unidos valoradas en 2.800 millones de euros (3.400 millones de dólares) si Washington elimina exenciones tarifarias.

Las exportaciones desde la UE potencialmente sujetas a los aranceles de Estados Unidos tienen un valor de 6.400 millones de euros (7.500 millones de dólares).

 

Reuters

Peso mexicano llegó a su punto más bajo desde marzo 2017

31 de mayo 2018.- El peso mexicano se depreciaba el jueves en torno a los 20 por dólar, a su nivel más débil en casi 15 meses, después de que Estados Unidos anunció que impondrá aranceles a las importaciones de aluminio y acero de Canadá y México, sus socios en el TLCAN.

La bolsa también perdía tras revertir ganancias iniciales mientras se perfilaba a registrar su mayor caída mensual desde febrero de 2009, en medio de un entorno de incertidumbre sobre el futuro del pacto comercial vigente desde 1994.

* La moneda cotizaba en 20.0085 por dólar con una baja de 1.42 por ciento, ó 27.95 centavos, frente a los 19.729 del precio de referencia de Reuters del miércoles. En operaciones más temprano llegó a depreciaste hasta las 20.05 unidades, su peor nivel desde principios de marzo de 2017.

* “Los temores a una guerra comercial vuelven a convertirse en un tema de interés y preocupación entre los inversionistas”, dijo CI Banco en un reporte.

“La decisión de Estados Unidos no abona en el proceso de renegociación del TLCAN y hasta cierto modo puede ser interpretado como un medio adicional de presión para que México y Canadá cedan a las demandas estadounidenses en el acuerdo trilateral”, agregó.

* La divisa local se encaminaba a anotar su caída mensual más pronunciada desde noviembre de 2016, de casi un 7.0 por ciento.

* En el mercado accionario, el referencial índice S&P/BMV IPC, retrocedía un 0.27 por ciento a 44,596.83 puntos a las 11.13 hora local (1613 GMT), con un volumen de 43.4 millones de títulos negociados.

* La pérdida acumulada de la plaza local durante mayo sería de alrededor de un 7.7 por ciento, la mayor desde febrero de 2009, tras un periodo de reportes trimestrales que resultaron débiles, y por la incertidumbre en torno a la renegociación del TLCAN.

* En el mercado local de bonos, el rendimiento de los papeles a 10 años subía un punto base a 7.84 por ciento, mientras que la tasa de 20 años bajaba uno a 7.98 por ciento.

 

Reuters

Se desata guerra arancelaria México-EEUU; reacciones

31 de mayo 2018 (huellas.mx).- Este jueves se ha detonado un conflicto diplomático a escala global, después de que el gobierno de Donald J. Trump firmara una serie de medidas arancelarias al acero y aluminio procedente de México, Canadá y la Unión Europea, lo que ha generado diversas consecuencias.

De acuerdo a lo señalado por el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, Washington concretaría sus planes de aplicar un arancel de 25 por ciento sobre las importaciones de acero y de un 10 por ciento para el caso del aluminio, aunque dejando abierta la posibilidad de que aún se realicen negociaciones al respecto, como detalló la agencia Reuters.

Las reacciones en México no se hicieron esperar, la cancillería encabezada por Luis Videgaray, emitió un comunicado condenando las medidas del gobierno estadounidense, y advirtiendo que México también implementará medidas equivalentes en replesalia, aunque sin ofrecer aún mayores detalles.

Medida similar se tomó también en la Unión Europea, como confirmó el jefe del brazo ejecutivo de la UE, Jean-Claude Juncker, quien señaló:

“Así que inmediatamente presentaremos una disputa ante la OMC (Organización Mundial del Comercio) y anunciaremos contramedidas de equilibrio en las próximas horas”

Ante la incertidumbre ocasionada por el conflicto, el cual también viene a complicar el proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el peso ha caído a niveles que no se veían desde hace 15 meses, superando los 20 pesos por dólar como detalla la agencia Reuters.

De igual forma en Europa, medios califican de muy graves las medidas que está por tomar el gobierno estadounidense, señalando que esto podría dar a origen a una guerra comercial sin precedentes.