noviembre 27, 2013 By Redacción Huellas

Contaminación mata 20 mil 500 mexicanos

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La contaminación del ambiente ocasiona 3.2 millones de muertes prematuras al año en el mundo; en México, 20 mil 500 personas pierden la vida por la misma causa, reveló el Estudio Global de Enfermedad 2012, realizado por el Instituto Sobre Efectos en la Salud (HEI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Si bien en el país las principales causas de muerte son las enfermedades crónicas no transmisibles, son seguidas por los factores ambientales, en particular la mala calidad del aire, indicó el estudio a cargo de los investigadores Aaron J. Cohen y Dan Greenbaum, ambos miembros del HEI.

Esta evidencia tendría que ser suficiente para motivar a las autoridades y a todos los sectores involucrados a actualizar la norma oficial mexicana (NOM) 025, relativa a los valores máximox permitidos de las partículas menores a 10 micras (pm10) y de las menores a 2.5 micras (pm 2.5), señaló Leticia Hernández, investigadora de la Dirección de Salud Ambiental del Instituto Nacional de Salud Pública.

La investigación también encontró que a causa de la contaminación atmosférica en el país se pierden 461 mil 500 años de vida saludable. La carga de enfermedad es alta y está relacionada con infecciones de vías respiratorias bajas, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), afecciones cardiovasculares y cáncer principalmente de pulmón.

Cohen presentó las conclusiones a través de una teleconferencia y comentó que resultado del análisis de la situación en 187 países, se observa que los límites máximos permitidos en México son muy altos, 160 por ciento más que las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en las pm 2.5 y 140 por ciento más en las pm10.

El investigador resaltó que la evidencia es contundente en cuanto a los daños a la salud que esto ocasiona. De entrada, dijo, todas las partículas son tóxicas, por lo que no existe un indicador que pudiera considerarse aceptable.

Señaló que México ya ha dado pasos hacia un aire limpio con una batería de normas relativas a emisiones de partículas y gases. El problema es que dichos lineamientos ya han sido rebasados, complementó Hernández. En el caso de la NOM 025 está vigente desde 1993, es decir, se elaboró con base en información previa a ese año.

En la discusión actualmente en curso para la actualización del ordenamiento, los expertos de salud están proponiendo que los nuevos límites se apeguen a las recomendaciones de la OMS, pero todavía falta conocer la propuesta de la industria y de Petróleos Mexicanos. De cualquier manera, dijo, hay la intención de que la propuesta final del grupo de expertos esté concluida a principios de 2014.

Greenbaum, por su parte, opinó que se requieren medidas adicionales. Además de bajar los límites de partículas, también hay que modificar la composición de los combustibles, en específico, sobre niveles de azufre.

Reconoció que el cambio puede tomar algunos años, porque involucra el cambio de gasolinas y vehículos, pero en el largo plazo los beneficios a la salud son inobjetables.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *