noviembre 1, 2013 By Max Vite

Persistirá consumo de “comida chatarra”

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A unas horas de que el Senado aprobará la reforma fiscal, que incluye impuesto de 8 por ciento a la llamada «comida chatarra», el investigador Justin Wilson advirtió que esta medida no inhibirá en absoluto su consumo.

Aun cuando este impuesto se aprobó en un intento de combatir la obesidad de los mexicanos, el especialista sentenció que este gravamen no garantizará los buenos hábitos de las personas; «definitivamente el aumento del impuesto en las bebidas azucaradas no aumenta la salud en los mexicanos y definitivamente no disminuirá el consumo de estas bebidas».

El investigador del Centro para la Libertad del Consumidor (CCF, por sus siglas en inglés) con sede en Washington, consideró que el gobierno debe garantizar la información al consumidor sobre que comer y educar a los niños sobre una buena alimentación; pero no controlar sus opciones.

Asimismo, dejó en claro que gravar los dulces y refrescos ricos en calorías puede ser atractivo para los defensores de la salud, que lo consideran origen de la obesidad; pero no es una buena idea para los ciudadanos que en general prefiere reaccionar por incentivos y no con castigos.

Así que será mejor que no esperemos un cambio de conducta en la sociedad arropándonos en más impuestos, sentenció Wilson tras asegurar que en ningún país, incluyendo Estados Unidos, hay evidencia de que el gravamen resuelva la obesidad; porque ese no es el fondo; el problema, insistió, no es un alimento en particular, son los hábitos de comida desmedida y poco ejercicio; es decir, la pereza.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *